¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

31 dic. 2009

¡Feliz 2010!

No quería despedirme sin decir adiós.
Me parecía una falta de respeto,
una falta de valores...

Tanto me ha hecho vivir, tanto he aprendido con él.
Me ha enseñado la amistad, me ha enseñado el amor.
Me ha hecho levantarme, me empujó y caí...

Me ha hecho más fuerte, más consciente de mí.
Me ha devuelto la poesía, triste, pero poesía.
Me ha devuelto la sonrisa...

Tambien se lleva, cada día que me tocó jugar.
Bajar, entrenar, subir, quedar.
Tambien se lleva gente, que yo siempre llevaré en mi corazón.

Se lleva el pasado, por fin, se lo llevan.
Me ha hecho volver a ser yo, a gritar cuando llueve,
con una lágrima en la mano, adiós, dos mil nueve.


¡Feliz 2010!

Puedo arrancarte una sonrisa si quiero.

Remausterizo tu corazón si quieres,
lo despierto, soy capaz.
Te pongo alas si quieres, te desentierro y bailamos,
lo haré, sabes que soy capaz.

Tengo esa llave que a pocos otorgastes,
para abrir tu puerta cuando quiera.
Puedo arrancarte una sonrisa si quiero,
no me preocupa lo que opine el cielo.

Quien nos vigile, que se sorprenda.
No queda otra verdad,
asentir con la cabeza y aplaudir.


Ya no quiero reprimendas,
se te acaba la veracidad,
no tienes argumentos, para no hacerte feliz...

Lo mismo la perdí.

Cuando cae la noche y no hay derroche,
se convierte el vivir en un reproche.
El tiempo agudiza su oído, para escucharme reir.
Le da envidia tanta pasión...

Rompo mi garganta, con tal de hablarte.
No lo dudes, contigo hasta la victoria.
Viviré el momento, por si acaso el tiempo se termina,
antes de lo esperado.

¿Quien no se cansó de descansar? Necesidad unánime de volar.
Siento que me quemo, la noche incandestente me confunde.
El humo que aciega mis mejillas, es el mismo que apremia a mis pies.
Unas cuentas perfectas junto a ti.

De sensatos andamos escasos, vuelva mañana a por su corazón,
que hoy no estoy para encargos, estoy a ver si el mio busco yo.
¿Dónde estará la blanca paloma? Hace tiempo que no la veo por aquí.
¿Dónde quedó la amarga rosa? Lo mismo tambien la perdí...

30 dic. 2009

Universo.

El reloj empezó a funcionar, en la hora he instante cero.
Tic-tac, y todo apareció.
Nadie me lo explica mejor,
deberé quedarme con esa explicación.

Y como mi corazón se expande
con cada latido, tambien se expande el universo.
Tic-tac, si parar, sin cesar.
Se agranda, cada vez más rápido... se hará inmenso...

El Sol la derritió.

Libertad de movimientos, no me deja respirar.
Si muevo lento quiero, por lo menos poder andar.
Si aguanto este sufrimiento, es por la esperanza de estar aquí,
para cuando llueva, mojarme...

Si cada gota que cae, supera la anterior.
Cada verso que me atraé, hacia tu triste maldición,
no es más, que el beso que robé de tu corazón.
Malechor experimentado en desamores...

Un cetro, un globo, que me acurruque en tu oído,
mas no le oígo... o paso de escuchar, no sé.
Ya me cansé de esperar, desesperar cada gen, que observa
en el Edén, no tocaré a Eva tranquilo, no es mi tipo.

Y lloré, juro que lloré. No se por que más quise llorar.
Y mirar a la Luna, quietecita en su balcón,
de azucar terrón, que el Sol derrite.
Y esparcirá sus cachos por mi habitación...

¿Por qué?

¿Por qué? ¿Quien era yo para saber?
El amor no tiene límites, solo los que le ponemos.
¿Por qué?¿Que hice yo para ver?
Acaso el amor es cosa de uno...

Tiempo que pasé maldiciendo a escondidas,
el dolor u amargura del que siente y no padece,
el que sufre y llora, se hace el incosciente,
¿en que mente cabe señores?

La están destrozando, ¿no lo ven?
¿Ya nadie creé? Gritemos pues.
Nos dío la vida, llorando, como llora una madre,
cuando su hijo se descarrila.

¿Por qué?¿Que hizo ella para sufrir?
Como podemos ser así...
¿Por qué?¿Quien fue el causante?
En su empeño constante, de todo hundir...

Secó el mar, de llantos que quiso llorar,
rompió montañas, cada mañana su alma
llora, en la soledad, no queda rincón por donde correr.
Ya no quedan parques, ni un triste ciprés.

Si hacen falta dos, para combatir,
¿por que destrozamos donde nos tocó vivir?
Que no lo ves, que no lo crees,
eres ciego pues, eres tonto pues.

¿Por qué?¿Quien hizo el qué?
Ahora no ves, como me caigo...
¿Por qué?¿Abrigo de piel?
¿Es la piel de tus hermanos?

La raza superior, pues será en altura.
Somos los únicos que tropezamos para levantarnos,
los animales ya nacen de pie.
Que no se nos llame seres, por favor.

Me repugna la sociedad existente.
Tu estás loco, si eres diferente.
Como robots nos hacercamos a la muerte,
sin más camino que el que marque la gente.

Si matas a veinticinco personas, un mártir.
Si defiendes a tu país, un facha.
Si luchas por tus sueños, eres ridículo.
Si luchas por las personas, un rojo.

¿Por qué?¿Alguien me lo explica?
Vivimos anticuados en valores del pasado.
¿Por qué?¿Nadie se da cuenta más que yo?
El pueblo requiere volver a estar unido, renovado.

29 dic. 2009

El cubo.

Desde casa del Lopez,
me inspira la lluvia,
que me atormenta al recordarme,
el día del cubo.

Nadie lo entiende,
ni yo mismo llegué a comprenderlo,
pero ese dia definio el desacuerdo,
de mi alma con el cubo.

Nunca lo habia odiado, no tenia motivos.
pero ese día cambio el racionamiento lógico.
pero el odio amargo, que ese día,
tuve al cubo.

No había uno, había mil,
variantes de color y forma,
la gente allí dentro se transaforma,
cuando toca el cubo...

Horas y horas en un cubo encerrado,
sin más razón de ser que el acompañar a un amigo,
tortura que no ruego ni para mis enemigos,
a nadie deseo que conozca al cubo...

28 dic. 2009

¿Quien sabe?

Miento si digo que,
que hablo más de lo que callo,
que este triste poeta no comprende,
el infinito del amor.

Cuando quise creer, que estarias aquí,
me dió por saber, que en realidad nunca te vi.
Que todo era sueño, siempre fue invierno,
mi cama congelada, se despierta por ti.

Sueña con besos, piensa en recuerdos,
olvida momentos reales, los cambia por ingenuidades.
Piensa que puede dormir, sin cerrar los ojos,
se creé que puede volar, desde la barca en la que se hundió.

Triste poeta, que te adora y te venera,
ciego y promiscuo, castigado con sigo mismo.
Rompo las ilusiones, que todos se crearon,
me levanto del entierro, y sin callarme corro.

26 dic. 2009

Me abriste tu alma, sin ni si quiera yo llamar.

Me abriste la puerta, me dejaste pasar.
Me enseñaste tu alma, sin yo preguntar.
Me abriste tu casa, de par en par.
Me abriste tu puerta, sin ni si quiera yo llamar.

Aclaraste mi voz, me enseñaste los versos,
que aquella escondió, robaste mis besos.
Ordenaste mi cabeza, si entera la perdí por ella.
Borraste recuerdos, que no llegué a olvidar.

Y ahora que te vas,
quedate un rato a mi lado,
el silencio no quiero escuchar.
Bastante ya he estado callado estos años para atrás...

Me robó el alma su pelo, me enseñó a ser el dueño,
de su amor capital.
Por Dios no digas que te marchas, no querrás verme llorar.
Ahora que te he encontrado, no te dejaré marchar.

Es un pétalo lindo encendido, mi consejera del amor prohibido.
Es mi niña, es mi verdad. Es todo lo que necesito,
es mi sueño, mi realidad, es una estrella en el cielo,
que con tan solo quererlo, puedo hacerla brillar.

Es todo lo que necesito, para mantenerme en pie.
Sin ni si quiera yo llamar, me abrió su puerta, su alma,
sin ni si quiera yo llamar, me abrió su dura coraza,
sin ni si quiera yo llamar, hizo mia su casa, su vida y lo demás.

Y ahora que te tengo,
si nos consumen las dudas, y no te ves capaz de navegar.
Arrivemos en buen puerto,
y un rato echemonos a descansar.

Me robó el alma su pelo, me enseñó a ser el dueño,
de su amor capital.
Por Dios no digas que te marchas, no querrás verme llorar.
Ahora que te he encontrado, no te dejaré marchar.

Te agradezco todo lo hecho, tanto que tú me quieres,
yo te quiero mucho más. Nunca vayas a dudarlo, te quiero más que a nada,
y por muy lejos que vaya, siempre conmigo estarás,
ya que me abriste tu alma, sin ni si quiera yo llamar.

Déjala vivir.

Corre que se va, es el viento quien la lleva.
Déjala volar, mientras sea ella la que quiera:
salir corriendo del convento en el que se marchita,
o sentir el viento que entre muros no corre.

Déjala vivir, si se acabó el amor,
si ya te dijo que no, ¿para que amargar más?.
Te rompió tu corazón, otros besos lo arreglaran.
Déjala vivir, déjala volar.

El constante maldecir de cada hombre que toca,
el eterno sin vivir, al que aferrarse toca,
ya llegará la niña dueña de tu boca,
déjala vivir, la estás volviendo loca.

Olvida su ventana, su cristal no es transparente,
perdió la clarided junto con la lucided de tu mente,
no te obsesiones, tan solo, es una entre mucha gente,
déjala vivir, no me seas demente.

La estas rindiendo ante la soledad, la estás volviendo loca
déjala en paz. Asume que sus besos a otro corresponden,
rectifica tu pasado, no cometas los mismos errores.
Déjala vivir, no la pongas más barrotes.

Locuras de mil momentos.

Desorbitado en lúgubres destinos,
la convivenvia con mi alma se hace cada vez más intensa,
cada gesto que me ensueña, recuerdos que me atraen,
odas a la esperaznza del soñador que emprende.

Tiempos de cólera en los que un beso vale caro,
el descaro y sufrimiento los regalan cual zapatos,
tiempos en los que no me di cuenta de la cruda realidad,
a fuego lento apagué la serenidad de mi cabeza...

Locuras que cuento, no busco reconocimiento alguno,
de ninguno de esos perros que me desecharon,
que de comer aparte me echaron, apestado,
no hay aprecio que guardar a aquellos que estubieron.

Ahora toca resalzar los momentos que contigo viviré,
ya que no te dejaré marchar tan fácil,
en mi prisión de algodón encerrada de por vida,
en mi corazón, arropada; cristalina.

23 dic. 2009

Cínica, mentirosa y vacía...

Ciego es el que no ve,
mas vi cada uno de tus pasos,
que con arte resalzaron,
el taconeo de tus pies.

Volando llegaste a mí,
me quedé con lo superficial,
de entre tantas noches elegí,
en la que me iba a coronar.

Ciego es el que no siente,
pues no ve lo diferente, que
se muestra la noche; incoherentes,
las noches que conmigo estas.

Cretina, vulgar apariencia que me engañó,
caí en las redes de tu malevolo juego,
menos mal que para ti no doy el pego,
a ver que me dice luego...

Ciego es el rechaza lo irreal,
pues no tiene lógica lo inmoral,
de una mujer tan cruda y cínica,
que vendio la hipocresía por amor.

Tanta palabrería absurda, vulgar, indiferente;
que atrona mis oídos, mas paso de ella.
Con sutiles palabras no llenará mi corazón,
palabras vacías de sentido común...

Fui imbécil.

Ya no se enciende la vela,
quedó con la risa para llorar por mí,
tembló su sonrisa al verme de pie,
cambio su rostro de orientación.

Arrastraba las penas que un día tragó,
dolor que intensamente sufrío.
Ella era la valla que nunca pude saltar,
yo el malo que nunca venció.

Consentida la dulcura que mostraba,
por aquel que la mal crío.
Sin vergüenza mi alma, que luchó por tí,
será imbécil...

Cuando estubo mal, me mantuve a su lado,
siempre fiel, más tarde desolado.
Me dejó tirado, abandonado, ahogado,
descorchado; el champán pierde fuerza.

Tuvo que ser la más dolorosa caída,
la que me enseñó a levantarme.
Tuvo que ser por quien entregue mi vida,
quien me hizo embriagarme, despertarme...

22 dic. 2009

El águila.

Se equivocó el águila en su vuelo,
falló al posar su tierna ala sobre la triste rama que rompió.
Cayó, sobre el aspero suelo, no estabas tú para cogerla,
no estabas tú, pero si había alguien.

Un rostro de mujer, que conocí al examinarlo,
detalladamente estudiado, a la perfección mimado.
Extralimitado el águila, recuperó el vuelo al curarle tú,
levantó el vuelo y se alzó.

Volvió a volar, no volvió a posarse,
no le hizo falta, pues apareciste tú.
¿Que razones tendrá para quererme?
Por que hizo que volviera a volar...

Me has dado las alas que aquella me quitó,
impresionante, enorabuena.
Así se destroza a un hombre, así se le quema por dentro,
se le hace un despojo y se le tira como un arapo.

No se volvió a posar el águila sobre las ramas de tu corazón,
pues estaban podridas de tanta sin razón.
Y ahora le dan un nuevo motivo para volar al pajaro que cayó,
esperanzas que servirán para empezar de cero.

A mi padre.

A su espalda cargó el peso de un Imperio,
con su sudor creo, lo que nadie antes pudo.
Orgulloso patriota, fiel a su creencia,
no se mueve por inercia, no, él no.

Aquel que debo la vida, que mi día a día sufre,
que me inculca, que me enseña.
Aunque no lo transparenta, ama con locura,
y como buen padre, no se deja amedrentar.

Antes muerto que rendirse, correr es de cobardes,
saca pecho y encarate a la vida, ella no tendrá piedad.
Haz del trigo un Imperio, no hay tiempo de mirar atrás,
antes morir de pie, que vivir siempre arrodillado.

Lo sé papa, pero siento que te defraudo,
y no puedo vivir con ese sentimiento de culpa.
Aunque no te lo diga, te quiero, y lo sabes.
Nadie hizo lo que tu hiciste.

Apartaste de tu boca lo que yo necesitaba,
tu corazón me abrazó nada más nacer,
y me acurrucaste a tu lado,
para verme crecer...

Aquellos tiempos...

Que tristeza, busco la inspiración
por la esquinas,
aquellas que una vez me dieron cobijo,
que tristeza...

Que pena mas grande,
lo que llegó a quererme,
y olvidarla así como si nada,
que pena más grande.

Que mala suerte, tantos
y tantos amigos como tuve,
que se fueron como el viento,
que mala suerte.

Tanto que luché por llegar, mirar atrás,
y acordarme de lo que fui.
Que duro el recordar la divinidad del pasado,
que siempre pasado se quedará.

Ahora me acuerdo de la ternura del novato,
y echo de menos aquellos momentos
en los que un beso no era más
que eso; un beso.

En los que demostrar el amor era lo normal,
recapacitar estaba de más,
llorar era de cobardes,
y luchar de valientes.

Aquelos valores que me inculcaron,
el querer ser un héroe, el querer volar.
Antes nada había primero,
tan solo había que querer y ayudar a quien estubiera mal.

Tiempos que ya se pasan, y me veo
a mí despidiendo la vida de verdad,
en la que cada segundo era intenso,
cada mirada era un mundo.

Y ahora me hago mayor, vivo con cadenas,
con remordimientos, vivo sin sueños.
Ahora que vivo restringido, echo de menos
aquellos momentos en los que fui libre sin pensar en ti.

Prefiero que me odies.

Ahora que no estás, ahora que te vas,
mírame, háblame y explícamente lo que pasó.
Ahora que te marchas, ahora que te alejas,
no quiero más excusas, no quiero quejas.

Doler dolerá, cada palmo de incertidumbre
dolió más que un rechazo,
el maltrato sin sentido a mi cabeza,
que me ata, que me engaña, que te aleja.

Sigo mentido por las verdades ciegas para mí,
no soy capaz de ver más allá de tu cuerpo,
sigo ciego en el empeño de que seas mía.
Por Dios, que venga alguien y me despierte.

Me hace daño, me adandona, la doy igual y lo sé,
y el que parezca que me gusta lo hace peor,
deja de mirarme, deja de hablar. Aléjame, hiéreme.
Asústame, haz que duela tanto que no quiera verte.

Haz me temerte. Estoy cansado de luchar contra todos,
estoy harto de callar cada una de las batallas que perdí.
Si me lleva a la muerte, será por que así lo quiso la suerte,
más prefiero que me odies, a renegarme a no tenerte.

18 dic. 2009

Blanca nieve.

Es blanca, es pura, es agua...
me relaja, me hace pensar, por ello la amo.
Me tranquiliza, hablar con ella por susurros me enmudece.
Digna del cielo su grandeza.

Es tierna, es frágil, es suave...
es cálida, mas frívola a la vez.
Encierra esa maldad que cuaquier mujer encierra,
pensamientos ocultos que no me cuenta.

Una mota de polvo la ensucia,
tersa, infinita, mía...
Sé que me quiere, ¿sino por que cae sobre mi cabeza
cada vez que la necesito?

Cuando requiero de dudas, de tiempo,
cuando necesito no pensar, concentrarme solo en ella,
en su ser, en su alma, custodiada por él,
me devuelve al mundo real cuando lo necesito,
me hace recordar quien soy.

¡Y fijaté, blanca nieve,
que llegué a pensar que te había perdido...!

Corazón.

Lo oculto porque no quiero que nadie lo vea,
porque es frágil, puede romperse con el primer mal gesto.
No lo muestro, porque tiene miedo,
porque le duelen las heridas que le hicieron.

No lo enseño, porque puede volar,
pero no le dejan, y me duele ver su impotencia,
al querer volar por inercia,
que crueles fueron contigo...

Grande pero asustadizo, tu apariencia brabucona no me engaña,
no me miente, aunque transgiversa lo que siente, para no enseñarlo.
Para mantenerlo en silencio, oculto entre una coraza,
que a base de esfuerzo y dolor, creé a su alrededor.

Este va por tí; corazón.
Ya que nadie te escribe, nadie quiere conocerte,
y rechazas a quien te quiere abierto.
No tengas miedo, abre tus alas, y haz real el derecho tuyo de volar.

15 dic. 2009

Ella.

Soy un recuerdo, soy tu pasado.
Soy aquel que te echó de menos,
soy el que no te olvidó en la lejanía.
Ese soy yo...

Aquel que luchará hasta el final,
acostumbrado a remar entre la gente
no se hace tan pesada tu búsqueda;
sé que llegará, lo sé...

He esperado años, no me matará la prisa,
aunque si quizás la brisa,
que desprende tu pelo,
cuando lo mece el aire.

Tu pelito rubio, tus brilantes ojos azules...
¡Ay esos ojos! Que me alejan de la cordura, me llevarán a la locura...
Cada mirada un regalo, cada roce se eriza la piel,
Sentarme a su lado, cogerla la mano, y decirla qué...

13 dic. 2009

You and I.

In an eternal fight with my heart,
in the mysterious river where I lost my head ,
my focus is your breath,
I'm just trying to find a rest...

Of the modern wars I've fought against you,
I only remember the ones I’ve lost,
being worse than I can be,
knowing there were wars, that I couldn’t win.

I'm so sorry, I just went for glory,
but don't worry, I will change.
Don´t be surprise, if I try to love you,
more dificult was to find you; I'm not going to lose you.

I promise, I will never leave you,
I will never hurt you, I will just live for you.
Spectrum that I find in my head, child that one day open my heart,
beautiful princess that appears in my dreams.

You diguised my soul,
trying to appear better than I am,
trying to uncover my real feelings,
trying to find a place next to me...

Grito desgarrado.

Grito desgarrado desde mi garganta la noche rompe,
no lo olvides, estaré a tu espalda para aquellos entonces,
cuando te quedes sola, desarmada, inmóvil.

Enterrada en penas madrugadoras,
que al alba te encerraran en su prisión de caramelo,
fundido por tu pecho hasta tu valle...

Fundición, de aleaciones perfectas,
en la periferia tu otro yo campa pendiente,
disfrutemos de esta noche como si fuera la última.

Juguemos al amor lo que nos queda de juventud,
apartemos el polvo que se estanca en tus caderas,
quitaremos la penas que atormentan nuestras cabezas...

10 dic. 2009

El desván de tus recuerdos.

Si te conozco como te conozco,
jamas me harias esto,
pero me doy cuenta de lo mucho que te desconozco,
cuando ya no reconozco ni tu rostro al verlo...

¿Que si me duele?, ¿Va enserio?
Acaso has visto a un hombre llorar por que si.
¿Que si te quiero?, la duda ofende,
tu recuerdo duele, tu verdad se muere.

Con el tiempo que pasé, a su lado,
besando las amapolas, que con sangre regamos.
No volverás a reirte de mí, ¿o sí?
acaso piensas, que me enemoraré otra vez de tí...

No, yo creo que no.
Ya sufrí bastante, tapaste el lleno,
cercaste el cielo; con tus dedos, esos que queman, dibujan:
quizás, el frio invierno, se aglomera el averno.

Lo siento, princesa, ¿todavía me quieres?¿Sí?
De verdad crees, que me acordaré de tí,
cuando llegue a mi casa, a mi puerta,
y encuentre, a mi alma muerta, por tus venas...

Con el tiempo que pasé, a su lado,
besando las amapolas, que con sangre regamos.
No volverás a reirte de mí, ¿o sí?
acaso piensas, que me enemoraré otra vez de ti...

Ay... pequeña princesa, a ver si tu cara se despierta algún día,
y vuelve, y resuelve el enigma, de por qué encerraste en tu cripta
el intento, de ser feliz, tenerme a mí, y a mi versos,
encerrados, en tus adentros; en el desván de tus recuerdos...

9 dic. 2009

Duo de dos.

Luces tenues que se apagaron con el tiempo,
ubicuo tu recuerdo, que siempre me atormenta,
cenizas de un amor que ya no prende como antes,
índices de mi vida ardua y confusa,
ahora quemada por el paso de un tiempo sin respuestas.

Lisonjero tu recuerdo, primer rechazo de una serie de mil,
eres la historia de un precioso amor sin mí.
Y mira que te quise, te regalé mi corazón... mas
reiste a carcajada intensa,
entonces, ahora, de tí me rio yo.

6 dic. 2009

Tiempo de cambios.

Tiempo de cambios, si antes te miraba,
y besaba con cada pestañeo que dabas,
pestañas que ahora solo acarician el viento,
que mece a otro hombre entre tus brazos...

Dolor que sentí, cuando te vi
paseando tus caderas por calles estrechas,
tan alejadas de mi casa, que tu aroma no llegaba,
ni me deleitaba como antes lo hacía.

No te olvido, no te guardo rencor,
tan solo es la impotencia, de saber
a ciencia cierta, que el olvido, cuando más quema,
es cuando la que no me olvida, eres tú.

Se vuelve dulce el firmamento,
se enfría lento, el infierno,
a contratiempo el marcapasos, que marcaba
cada paso que sobre mi espalda dabas.

Luché por ti contra el pasado,
sin tiempo para correr me he quedado,
lloré tanto que sequé el espacio tiempo,
tanto dolió el descubrir tus sentimientos...

Que hacia mí, nunca fueron dirigidos,
tus puñales nunca serán digeridos,
tiempos en que cambié tu mundo de barro,
tiempo de dolor, de cambios.

2 dic. 2009

A diferencia de ti, yo no vivo cautivo.

Falso testimonio,
en boca del demonio puesta
esta testa, es la cesta en
la que metí mi alma.

Armada hasta los dientes,
de gente que llora, penitentes...
Orgullosos de ser lo que nunca fueron,
de no tener lo que siempre quisieron.

Gente de papel, cristal bohemio que se rompe.
Absorben como esponjas lo que la sociedad imprime,
en cada gesto, cada mirada, cada palabra...

Que nunca nadie, una amistad se compre,
que nunca nadie crea, que en una selva convive,
que no en todas las esquinas, encuentras la muerte...

Estamentos varios, testamentos que tus prendas deciden,
que tus cabellos, el alba ya no tiñen,
que tus ojos, de lágrimas, ya más, no se pinten.
Que aquel que es superfluo, en ti, ya no decide.

Que las apariencias engañan, que soy libre ¿no lo ves?
¿Quién te crees?, escribo poesía, ¿y qué?
Por lo menos yo no vivo atormentado,
con los complejos que tú vives, amargado, encerrado...

Que soy raro, ¿pues no salgo igual que tú?
Que me encierro, ¿tengo motivos para estar contigo?
Acaso no ves, que a diferencia de ti, yo no vivo cautivo...

1 dic. 2009

Ya nada es como se siente.

Al parecer,
se confundió el alma al decirme que,
que no me vio, que se fue
llorando a mares...

Tres versos, que me cuentan, dicen,
que no la olvido, si son felices.
Alto, para, asiente,
recuerda que ya nada es como se siente.

Lloro, tiempo perdido que no encuentro.
¿Qué? ¿Como qué?, ahora te cuento;
como llora un hombre, derrotado,
cuando, te marchaste, de mi lado.

Desolado, devastada víctima de tu victimismo,
soñador que ama en tiempos revueltos, para.
Piensa, sueña, llora, por ella, mas no se acuerda.
Nunca te amó, tienes límites...

No corres como el viento, libre, siempre lento.
Pausada la distancia a tu confianza,
y mientras, mi rostro mojado, bajo el agua asiente.
Solo, la última vez; ya nada es como se siente.

30 nov. 2009

Promete agarrarme bien...

Antes de que la noche se haga tarde,
promete abrazarme en la intimidad,
no te vas a separar, me costó mucho encontrarte
como para dejarte marchar.

Robaré los besos, que algún otro te prometió,
dejaré la mentira a un lado, me fiaré del corazón.
Fundiremos nuestras almas, en un sincero do de pecho.
Si todo se hunde, si todo falla, quedaremos los dos.

Un eterno intercambio de miradas,
palabras que tus labios derraman...
Flor que brota de tu pecho,
triste balada que te canté al oído.

Aquí en el convento, aquí en mi soledad.
Se te echa de menos niña, todo es diferente, sin ti.
Las vueltas que da la vida,
promete agarrarme bien, no vayamos a marearnos...

Poeta perdido.

Solo, triste y solo.
Poeta perdido,
emprendido en la aventura,
que un rayo fulminó al alba.

En el apogeo del cosmos,
Tierra, Sol y Luna alineados,
hicieron desaparecer las dunas,
las dudas, que debajo dejamos.

Seres uniformes, viles movimientos del destino,
vaivén que mece la cuna,
estrella fugaz, del cielo caída.
Despacio, vas muy rápido.

Llanto en la noche,
que al carcelero despertó.
Entierra tus penas,
corre, que nos sigue.

Y corriendo llegué a tu ventana,
me asomé por las rendijas de tu balcón,
resbalé y caí sobre el espino,
rosas, de las que no olvido...

Tu recuerdo me mata.

De nuevo inspirado, maltratado por tu boca,
no puedo mirarla, mi alma se vuelve loca.
Dueños de el suave caminar sobre las dunas que te tocan,
tiernos recuerdos que tus caderas me evocan.

Alumbrado por un farol, dando vueltas por la ciudad,
se hace mi sombra más alargada, cuanto más te vas,
no porque sea yo muy grande al tú no estar,
sino porque el Sol me ilumina cada vez más lejos, cuanto más te vas.
Y solo me quedé pensé,
mas no puedo llorar, ya no, no más.
Tu dulce pasar que se fue, que se va,
no volverá, ya nunca más.
Podría esperar, mantenerme en vilo, escuchar tres vinilos,
y acordarme de ti. Sendero fácil que un día cogí,
huyendo de la sociedad que me apartó de ti,
la misma que tributo me rinde, a mí.
Tiempo indefinido, que se para cuando no te tengo,
efímeras las noches de quiero y no puedo.
Si te extraño, te recuerdo, si te olvido, me odio...
Odio el estar tan cerca, pero tan lejos.
A quién pido ayuda, si en mi cama ya no hay nadie.
Si las ganas de tocarte, se apoderan de mi alma.
Da señales de vida, despierta, levanta.
Ven y abrázame, bésame y arde en deseos de que esta noche no se acabe.

Más fácil a tu lado.

Sería injusto, no creer en el amor.
Si Romeo su corazón entregó, no fue por placer.
En tiempos de cólera, su rostro me calma.
Me emociona con decirme hola...

Tonto ilusionado, soñador del rastro de tu pelo.
Trovador de las veces que me miras,
persigo tu esencia hasta tu casa,
pero siempre encuentro la puerta cerrada.

Desahogo mis penas con el alcohol, pero ya no me sirve.
No me besa como tú lo harías, no me da
los abrazos que tú me das, ni me mira como tú me miras.
Tanta pasión encerrada en unos versos insulsos...

Dame la explicación de por qué tus besos se alejan a cada paso que doy,
¿no te das cuenta que si te pierdo sin rumbo voy?
¿No te da pena verme derrotado y de rodillas,
sobre tu estampa de diosa a la que siempre rezo?

Sé que no debo amar, los obstáculos no me lo permiten,
no me lo permitieron jamás,pero no por eso dejé de intentarlo,
aunque ya me toca dar marcha atrás.
Todo sería tan fácil si estuvieras a mi lado...

Alguien que me quiera...

Sigo perdido en la inmensidad de recuerdos,
que cada día me recuerdan la soledad en la que vivo.
Tiempos en los que el mar está en calma,
tiempos en los que el mar nunca estuvo...

La serenidad que me faltó,
para afrontar un sentimiento único, hermoso.
La paciencia que no me fue otorgada al nacer,
me llevó a la perdición cuando crecí.

Sigo estando solo en este largo camino,
nadie quiere compartir su vida conmigo,
¿tan superflua es la sociedad?
¿O es que soy yo el raro?

No lo comprendo.
Luego me dicen que me busque a alguien.
¿Pero quién está dispuesta a quererme?
Que me lo diga ahora, o calle como siempre...

Sigo escribiendo en la penumbra de mi habitación,
basándome en historias que nunca he vivido.
Invención de personas que jamás existieron,
poeta malherido, que solo, vive de sueños...

29 nov. 2009

Ya no tengo miedo del amor (Tengo miedo del amor II)

Y a veces te quise.
Ha de reconocerlo.
No tuve más remedio que
oír a mi corazón.
Tonto el que no lo
escuche, miente el que diga que
no siente.
Gotas de silencio que tu alma derrama.

Hondonadas de hordas de
mi alma en ti entraron.
Imbécil de habladurías necias.
¿Entonces tú no amas, no?

¿Dónde fue a parar mi corazón,
ondas que frecuentáis mi perdida cabeza?
Dónde iba a ser sino a quien
estuve amando locamente hace tiempo.
Líos que mi cabeza resolverá con la búsqueda del
amor...

Si me lo dieras.

Si por un momento imaginaras lo que te quiero,
si por un segundo supieras lo que te debo,
si por un instante fueras verso,
el mismísimo universo, se arrodillaría ante ti.

Si en una hoja pudiera plasmar tu belleza,
si en una historia pudiera contar tu nobleza,
si alguien más que yo supiera entender tus rarezas,
la mismísima lógica, se arrodillaría ante ti.

Si un beso apasionado me dieras,
si un te quiero sincero me dijeras,
¡ay! si me lo dijeras,
¡mi alma entera postraría para ti!

Quiero.

Quiero que me mires a la cara,
cara tristemente alumbrada por un farol,
faroles de almas que jugando al amor me echaron,
echaron de tu vida a los pocos que quedabamos...

Quedabamos en la ruta hacia el olvido,
olvidoseme el camino, errante recobre el sentido,
sentido ahora quitado al hecharnos,
hechaste a todo aquel que te queria.

Queria pasar mi vida contigo, y lo sabías,
sabias que mi alma nunca cesó en su empeño de quererte,
quererte ahora me mata, pues duele mas que cura,
curame a besos las heridas que con cuidado me abríste...

26 nov. 2009

Final alternativo.

Eterno tránsfuga de risas fingidas.
Representante del demonio en un cielo que no creé.
Los poros de mi piel excluyente que te alejan.
Paso, me cierro, no te volveré a ver.

Tira los dados, te tocará el seis.
Mil veces más que los tires, seis, seis, seis...
Demonia, diabla, sal de mi mente,
que ya no te quiero, tenlo presente.

Sufro, lloro, no sé por qué.
Mi loca cabeza, se postró a tus pies.
Pérdidas otorgadas a un ser inerte,
rocoso, árido, lento, diferente.

A nada te pareces, sirena que del mal salió a pie.
Vía rápida de escapatoria a tu inframundo,
el Edén quemaste, ¿estaba buena la manzana,
que de otro árbol probaste?

Rabia contenida, en años de silencio.
No, ya no, ya no me callo.
Torres más altas que tú cayeron,
entérate niña, no jugarás con mis sentimientos.

Y sigo en mi habitación, todo me da igual.
Ya habrá otra persona, dispuesta a mirar,
antes de cruzar y pisotear las flores, del
final alternativo, que nadie me ofreció.

Ángeles de los que ya no quedan.

Cabalgando por las dunas mojadas,
empedrado el suelo de las arenas,
alejándose de todas las penas,
acercándose a la orilla de almas muertas.

Desconocen su futuro,
la negra noche en el estrecho
de tus caderas se encrudece.
Por mucho que griten, nadie les escuchará.

Están legados a las aguas,
están sumidos por el mar...
Sin posible respuesta o reacción,
nadando intentarán llegar...

Casos de almas, que sin mirar atrás,
dejan su propia casa, abandonan su hogar.
Date la vuelta si puedes, ellos no lo harán,
pues en la orilla que tú pisas, están sus esperanzas.

Infinitas ilusiones, que en la orilla se quedan.
Miles de almas, que de noche se quedan.
Cuerpos inertes, que en el fondo se quedan.
Ángeles son ellos, de los que ya no quedan.

25 nov. 2009

El alma del poeta.

Ya nadie adjetiva mi prosa.
Palabras de amor
que se pierden en el olvido.
No tienen dueña, ya no.

Desde que te perdí...
Dos en raya, que abandoné con el tiempo.
Rayados los diamantes,
que una vez te regalé.

¡Cómo de frágil es el alma del poeta,
perdido en las sombras del tiempo!
Espacio de tiempo,
que en ti malgasté...

24 nov. 2009

Vuelve conmigo.

Ahora que te vas, dejame sincerarme contigo.
Me parece que nos faltó tiempo,
no me conformo con ser tu amigo.
Entiendelo, te quiero.

No me hables de distancias,
mayor distancia hay hasta la Luna,
y sin embargo,
todas las noches las bajé a tu balcón.

No me cuentes de otros, no los hay.
Lo que se dice al oído, es cierto.
Lo que se dice de noche, lo es más.
No me engañes, no te engañes, me quieres, y ya está.

No me dejé influir, por quien bien me aconsejó.
No, ya no, te quise demasiado.
Y te sigo queriendo, nunca lo olvides.
Si no es mucho pedir, vuelve conmigo...

23 nov. 2009

A una madre que se va.

Se va, quien más me ha querido se va.
Nadie me explica por qué,
a nadie le importa lo que yo sienta.
Se va, que alguien diga que no, que mienta...

Me quise agarrar al fino hilo de escarcha,
que el de blanco me dejo, mas resbalé
Me caí, pero no repose en tus rodillas,
ahora sé que no volvería a hacerlo...

¿Quién me quiso más que tú?
Que se jugó la vida en el empeño de mi nacer.
¿Quién me querrá más que tú?
Sé que desde el cielo me protegerá...

No aguanto más, una lágrima se derramó por mi mejilla,
recordé mi infancia, cogiendo a aquel doctor por la pechera.
Explíqueme qué pasa, doctor, no entiendo nada...
Pequeño, tu madre se marcha...

No fue más que la llamada de Dios, que irá con él de su mano hasta el cielo.
Pero por qué ahora, por qué mi madre,
qué hizo ella, santa y luchadora, para merecer esto,
que nunca te negó plegaria, que nunca dudó de tu presencia, Dios, por qué te marchas con su esencia...

22 nov. 2009

Amor de conveniencia.

¿Donde está?
Aquel por el que cambiaste mis besos,
¿donde se fue?
¿Por que se marchó?

Quien mas que el te hacia sentir bien,
yo no te valía,
por que lloras entonces,
por que te arrastras,por que vuelves.

Ahora soy yo el que no te añora,
el que no piensa en ti.
Ya no te quiero,
¿tan dificil es entenderlo?

El error es irreparable,el daño...
Los dos en mi cama,
todavía se mantiene
el aspero olor de la traicion.

Te confie mi vida,
mi sueños,mis ilusiones, todo.
Y ahora que, ¿quien recupera el tiempo que perdí contigo?
Quien me devuelve las caricias que un dia te dí...

Caricias que nunca fueron tuyas,
besos que no te pertenecian,
y ahora que te quedas sola, ¿me recuerdas?
Lo siento, pero no quiero tu amor por conveniencia.

17 nov. 2009

Me devolviste el amor.

Cuestiones planificadas sin respuesta...
pizarras de amor invisible,
que con tinta de sangre dibujó,
mi corazon endeble.

Globo desinchado, que sobre nieve camina,
perdí los estribos sobre mi triste acentuación,
reflejos de llantos que ya no estan en mi corazón,
tu amor puro, sacará mi espina...

Basado en lo clásico,
dando bandazos por mi habitación,
la tuya esencia, me devolvío la ilusión,
para vivir contigo, un sueño mágico, eterno, de amor...

15 nov. 2009

Mi pasado.

Paz, la necesitaba.
No se es solo calma, la que precede a la tempestad.
Tranquilidad. Necesitaba el silencio,
paré el tiempo, y lo invertí en hablarme...

Pensé en tí, en como estabas,
siempre te hacen sufrir, es tu caracter.
Y mira que te aviso, pero solo escuchas
a tu corazón.

Tambien pensé en ella, no se acuerda,
no me recuerda. Lo grande que fue Roma,
y con todo su explendor, cayó con la misma dureza,
que caí yo.

La necesitaba, era mi vicio, mi ser.
Quiería verla, pero no.
La quise tanto, tanto, tanto...
que ahora me duele perderla.

Le dejé correr. Me pasa por bueno.
Dicen que Dios aprieta, pero no ahoga,
pues estoy cercano a la esfixia.
Cuando parará de apretar.

Tambien pensé en mi futuro.
En como un día, dejé escapar mi capacidad,
por estar al lado de los que dicen siempre estar.
Que inútil fui...

Nos pasa a los buenos, los santos, los martires.
Todos opinan, pero nadie lo entiende.
Nadie sabe lo que pienso,
pero todos lo temen.

Se fue una lágrima, recorrio mi rostro
hasta mi pecho, donde desaparecio...
Y como una lagrima a la que seca el viento,
si no me encuentro, terminaré secandome yo...

Y ya no estabas...

Entre el ruido de la multitud,
quise buscar tu voz,
un tímido consejo,
busque tu apoyo...

No lo conseguí.
Empecé a correr, pero me di cuenta de que no me seguías.
¿Tan rápido voy?, ¿o es que te diste la vuelta?
Me quede solo.

Con quien creía contar, no estaba.
Sorprendido estube un rato,
encerrado en aquel bosque del que ya
no se salir.

Una vez mas, me confundí.
Todos mis ideales de ti por los suelos,
todas las ilusiones que un día me creaste...
todo se fue.

Ahora que me encuentro solo con mis adentros.
Recuerdo el tiempo que estuviste conmigo.
Aunque ahora el tiempo me a demostrado,
quien era, realmente, mi amigo.

Va por tí.

A quien estubo ahí siempre,
y nunca desistio en el empeño,
en intentar verme feliz.
Va por tí.

Por quien incluso muriendo de dolor,
dejó sus problemas a un lado,
y se empeñó en que yo saliera adelante.
Va por tí.

A cual Sancho que leal,
jamás se separó de mi camino,
alumbrando la noche cuando se hacía oscura.
Va por tí.

A quien sabe ayudar a quien lo necesita,
no se olvida de quien ya no está.
A quien no guarda rencor alguno.
Va por tí.

A quien supo perdonarme,
a quien sabe hablarme,
a quien intenta comprenderme.
Va por tí.

A quien mis secretos guarda,
transaparenta su ser con tal,
de un mejor entendimiento de la vida.
Va por tí.

Y va, finalmente,
para aquel amigo que en las sombras,
me ayudó a levantar un imperio.
Una vez mas, y aunque a lo mejor no lo entiendas,
va por tí.

No es real...

Apagué la luz,
dejé, que mi triste sombra me alumbrara.
Otra vez no...
No podía ser cierto.

Acababa de conocerla,
pero su mirar atravesó mi alma,
se dilataron mis pupilas hasta desaparecer.
No puedes ser verdad.

Angel que del cielo fue caído,
destino de almas que charlan en silencio,
me giré asustado a contemplar mi habitación.
Tranquilo, no es real.

Se fue, de esperar se marchó,
como siempre, me deja, me susurra,
me llora, se aleja...
menos mal, que no apareciste tu.

13 nov. 2009

Tengo miedo del amor.

Todo cambio.
El mundo que creía conocer, se fue.
No queda nada mas que el
gracioso parloteo del resquemor.

Odio que nace en mis adentros.
Mujer burda de sentimientos fingidos.
Inutil el espacio que ocupas en mis adentros.
Espacio que resto de mí...

Donde iré ahora que arrancaron mis ideas.
Ocultadas en falsos testimonios.
Donde me refugio ahora que no me enuentro.
Esperare sentado a los demonios.

Liantes de bajo coste, que
a veces creen entenderme.
Mas no pueden, no saben...
Oirte hablar de otros me duele,
razón de mas para no quererte.

Tu.

Verso, tras verso.
Palabra, por palabra.
Amor, sin sentido.
Amor, que desgarra.

Tiempo, al tiempo.
Batalla, tras batalla.
Besos, que un día fueron míos.
Besos que ya, no me saben a nada.

8 nov. 2009

Te quiero, aunque no este a tu lado.

Gris, pálido, entornado el cielo.
Temprana, triste, la sonrisa del amor.
Tarde, lento, su ojo me guiñó.
Una vez mas…

Tierno, tenue, la llama que en tu alma crece.
Busca, la duda, que en tu mente asiente.
Cálida, amarga, la frustrada marcha.
Buceo, en tu pena, en la sombra de la noche.

En la cena que me espera, cuando llegue a tu balcón.
En las sórdidas palomas, que vuelan a mi alrededor.
Entornando los ojos, vislumbro una ilusión.
Su palidez reconozco, el cadáver era yo.

Frágil, prematuro, el despido del infierno.
Suave, frío, el tacto de mi mano.
Brusco, dentro, los besos que no te dí.
Quiero, y no puedo, volverte a oír.

Fin, del comienzo, de una relación.
Muerto, por dentro, esta mi corazón.
Sufro, lo siento, ni muerto callo, amor.
Sabias que te quiero, y ahora el malo no soy yo.

Perdidas, vacías, las miradas que nos unieron.
Tristes, tempranas, las campanas que alcé al vuelo.
Rozan, los dedos, de mis pies contra el suelo.
Me muero, lo siento, si se me olvidó decir te quiero.

En el tintero, se quedaron, las palabras que nunca te dediqué.
En mi mente, los recuerdos, que ni muerto olvidaré.
Bueno, te dejo, pues pronto marcharé.
No te olvides, que te quiero, y que aunque ya no este, siempre a tu lado estaré.

Ingenuo

Me costó entenderlo…
En mi espalda sentada, mi confidente.
Mi amiga… supuesto hurto de esperanza.
Caudales de tinta corrieron…

Me río por… por que si.
Impotencia, vergüenza… ecuación perfecta.
Incógnita de una vida.
Ahora, tarde, resuelta.

Cuanta falsedad encerrada.
En un mundo tan poblado, y a la vez tan solo.
Recuerdos que se esfuman como el viento.
Ahora, ya, no queda nada.

Te confíe mi tiempo, mis mas ocultos secretos.
Mis sueños, encerrados tal vez en tristes mensajes sin respuesta coherente.
No salían de ti, tu amistad no existía…
Y yo, confiado, me apoyaba en tu hombro.

Llegue a comerme las entrañas,
no me habla, estará molesta, no,
ya no la importaba.
Y yo con mis historias en la cabeza.

Me pasa por ingenuo, siempre me pasa.
Cicatriz sobre cicatriz se cierra.
Y encierran a su vez batallas,
que ahora no quiero ganar.

El tiempo ya me sanó una vez,
¿por que no dos mas?.
Una por que te olvidaré,
y otra, por que no volverás.

Que mi versos no solo hablan de amor,
hablan de quien cree en la amistad,
y en quien se abre al resto con temor;
por algo lo hará.

Cada cual aprende su lección.
Y todavía me preguntas por que me cierro.
Todavía espero la salvación,
tonto de mi, ingenuo.

Palos y piedras romperán mi espalda,
la traición continuada, lo hará con mi corazón.
No te entiendo, ¿ya no me llamas?
¿Acaso eras mi amiga por compasión?

Amor.

Amor, pura ilusión
Que mis recuerdos alimenta.
Un vago sentimiento,
que mi alma hiere.

Un desconocido que
Llama a mi puerta.
Diciendo que el me dará,
La ilusión que la gente necesita.

Para reír, si se es correspondido,
Para llorar, si rechazado eres.
Para volar, por una persona.
Para llenar tu cabeza con idioteces.

Que el sentimiento no tiene culpa,
Del mal amor que elijas.
Que el amor que no te quiere,
Daño hará si se lo propone.

Que el que no lo haya tenido,
No espere a la primera,
Ser correspondido,
Por el amor que uno quiera.

Que el amor es
Una ruleta, que,
Quien no la juega,
Jamás gana nada.

El amor correspondido,
Como un premio a de cuidarse.
Y el rechazado,
Como anécdota a de quedarse.

Que no es bueno ni sano,
Ni conveniente siquiera,
Que, por ser rechazado
Una vez, el alma muera.

Que de eso trata la vida.
De caer, y levantarse.
De chocarte cuando vuelas.
De llorar, de enamorarse.

Se acabó el amor.

Se acabó el amor.
Hace tiempo, que lo hubieras cambiado por libertad.
Hace tiempo que él lo vendió.
Hace tiempo que te hace llorar.

Se terminó el respeto.
Mis valores dicen, que respete al humano.
Pero no puedo respetarlo,
cuando encima, te pone la mano.

No es familia, ya no, hace tiempo que no.
Podías haber gritado, podías haber avisado.
Lo tragaste sola, siempre sola…
Te mantuviste firme.

Mil veces, pensaste en quitarte la vida,
pero querías, cerrar primero tus heridas.
Pensaste en como devolverle las palizas.
Pero, una vez más, no serviría la justicia.

Lloraste lagrimas de sangre,
sufriste hasta la extenuación.
Por que no nos avisaste,
antes de que él perdiera el control.

Tu, si tu. Ese que dice ser un hombre,
pero, como toda bestia,
a solas en tu cueva,
te transformas.

Dentro de poco volverás a ver a la luz,
no a cambiado tanto la vida en seis meses.
El juez así lo dictamino,
seguramente, se puso en tu situación el muy cabrón.

Te comprendió, el mono es difícil aguantarlo,
pero sabes que, ella no volverá a ver la luz del sol.
Si en mi mano estuviera, tu pasabas por lo que ella pasó.
Y sufrirías, lo que ella sufrió.

La muerte te espera, es solo cuestión de tiempo,
si no te mato yo, lo hará tu otro amor.
¿Donde esta Dios cuando se le necesita?
¿Por que murió sola, en su cama, de dolor?

Miradas en tiempo perdido

Miradas en tiempo perdido,
son el consuelo de el alma que espera impaciente,
a que su cabeza se asiente,
y vuelva de nuevo a por ti.

Tiempo atrás, la rosa decía,
que yo por ti moría.
Antes no era verdad,
pero ahora no se que decir.

Yo me mantendré sentado,
la ultima flecha esta muy reciente,
no quiero otra cicatriz,
ni nadar contracorriente.

Cierto que hay obstáculos,
pero no me preocupan la verdad.
Como me miras, te lo he notado.
No te voy a dejar escapar.

No quiero ser impaciente,
¿y si no la quiero de verdad?
Tengo miedo a equivocarme,
aunque eso, es normal.

La verdad, que desde el tren se ven las cosas mas bonitas,
será el aire que me da en la cara, que me hace delirar.
Aunque creo, que lo voy a dejar.
No sirvo para esto del amar.

7 nov. 2009

El comienzo.

Por que te tengo, y no.
Por que te veo y no te quiero.
Sin embargo si no te miro,
cada vez más me enredo.

En un árbol sin ramas.
En tu charca sin agua.
En tu amor soso y bobo,
en tu amor lleno de nada.

Por que creo, que nada siento.
Por que ya no entiendo esta farsa.
Con los sentimientos no se juega,
pero ya, no existe nada.

Mi corazón, esta vacío.
Mi alma, esta manchada.
De tus tontas indicaciones,
de tus mentiras que me matan.

Por que lloro al ver lo nuestro.
Por que siento, odio y miedo.
Al creerme tus mentiras,
al soñar, siempre despierto

Y ahora, ya soy libre.
Por que tu no estas con migo.
Vivir la vida quiero,
y nunca sentir miedo.

Gritar a los cuatro vientos.
Las palabras salen del alma.
Amor esta es mi vida,
amor esto es lo que siento.

¿Que es la vida?

¿Que es la vida? Palabra tras palabra,
remamos contracorriente ante el importunio de la noche,
para intentar aguantar lo mejor posible los envistes del destino.

¿Pero y si fuera mentira?, y si todo sueño ingrato, en vez de quedar en el olvido,
debieran ser guardados pues son los resquicios de la vida de verdad. Y si ahora
estamos soñando, y si un día por que si me despierto, y veo el mundo en su cruda realidad.

Nunca me pare a pensarlo, pero quizás, solo quizás, nuestro camino no es que este marcado, sino que somos lo contrario a la vida de verdad. Por que no ser nosotros el polo opuesto, de un yo que habita en el mundo de los sueños.

¿No es cierto que hay noches en las que sobresaltado te levantas, buscando un resquicio de vida a tu alrededor? Y no esta… ¿por que tememos a la soledad?, ¿acaso tememos que lo peor de nosotros, florezca? ¿O que nuestro otro yo se imponga, y se acabe suicidando al ver la sociedad que hemos creado?

¿Por que la vida es tan compleja, si te dejan tiempo para pararte un segundo, e impregnarte de ella?

1 nov. 2009

Mis hermanos.

Veo como se agrieta el suelo por donde pasa el tiempo,
y no para de venírseme a la cabeza,
tantos y tantos momentos, que pase aquí.

Jure mantenerme firme, me jure no llorar,
me prometí no cesar en mi empeño de pensar que éramos inseparables,
de creer que éramos imbatibles…

Dando un paseo por las desiertas calles,
veo que ya nadie me sonríe, ya nadie quiere escucharme.
Ya nadie escucha a nadie.

Se perdieron los valores, lo supe cuando paseaba por mi antigua calle,
y los encontré en una esquina, temblorosos y cobardes.
Y me pregunté el por que.

Hice una autocrítica de mi y de mis hermanos,
tanto poder acumulado, nos impulsó hacia el declive,
del cual ya no salimos.

Nadie se imagina lo que yo sentí, cuando vi mi familia separada por un color,
cuando unos luchaban por su cuenta, y otros con temor,
cerraban las cuentas que un día el banco les abrió.

Nadie se ha parado a pensar, que será de nuestros hijos,
cuando no aguantemos mas, y no encontremos cobijo,
ni si quiera, en la hermandad.

Algunos, harán dinero de las penas de los demás,
amos de corbata y chaqueta, que lo que les entra en la maleta,
se lo llevan sin mas.

Yo me canso de oír a mi padre llorar, y de decir que ya no queda dinero para nada.
Tan malo no será esto, cuando hay gente que se apoya,
en decir que estamos igual, que le resto, que los demás.

No nos dejemos engañar, que esto no a tocado fondo, ni lo tocará,
mientras nuestra voz y nuestros votos, sean dinero,
para unos pocos nada mas.

Y cada día me duele mas, ver las paredes de mi nación agrietadas.
Nuestras ideas no son como el apellido, que no se puede cambiar.
Cada uno es libre, te lo digo de verdad.

Yo no soy ni rojo ni azul, tan solo, soy coherente, como mi valores.
Analicemos los hechos, no nos dejemos engañar,
no escuches lo que dicen los medios, todo depende como lo quieran enfocar.

Miremos nuestra patria, y el orgullo de ser español,
por que pelearnos, no veis que nos están separando,
tan solo por la intención...

Ver a mis hermanos pelearse me duele.
Más que un color, eso es lo que me duele.
Que las ideas nos separen...

Asi soy yo.

Soy alarido de nostalgia en la noche,
como el vaso que al caerse rompe
como amigo que se pierde en las sombras,
como alma que no encuentra cobijo.

Soy como el niño desconsolado,
soy como el vagabundo muerto,
soy como arma que carga el diablo,
que tan solo, escucha al viento.

Soy como ola que contra la roca rompe,
como roble que en el desierto crece,
como agua de mayo en enero,
como fuego que llevo por dentro.

¿Sabes como me siento?
Como el que vive solo y vive,
como el que no muestra rencor ni miedo.
Como culpable de la lógica.

Como tierra batida, abatida,
como llanto de espanto; esperpento,
como suelo del techo en mi mente,
como seguidor de penas, de gentes.

Como fin, de un comienzo intermedio.
Como arena en un mar de dudas,
como cobijo dentro del destierro,
como payaso de este entierro.

Como sordo del mundo de las luces,
como testigo en nuestro juicio,
como esperanza del fantasma en los cruces,
como mártir que ríe un suplicio

¿Sabes, que es lo que pienso?
Que mi vida sin ti carece de sentido,
que lo único que me queda es el olvido,
y que ojala encuentres tu sitio, en mi diario, el del perdido.

Alguien que me haga sentirme vivo...

Aquí sentado en la cama, en la que una vez me acompañaste tu,
busco entre las sabanas, algún resquicio de mi alma,
que me confirme que sigo vivo.

Mirando por la ventana, observo a los astros moverse,
y pienso, que de que hablaré cuando la gente se canse
de oír nuestra historia.

Dame el secreto del olvido,
puesto que no consigo pensar en nada que no sea tu pelo,
que no sean tus ojos, que no sean tus besos…

Como me ganare el cielo, sin estar a tu lado
si los ángeles ya no me saludan cuando paso por la calle,
si mi rostro demacrado por el llanto les asusta.

¿En serio conseguiste olvidarme tan fácil?
Yo sigo buscando esa alma, que me recuerde que no estoy muerto,
que me haga sentirme mío.

¿Por qué sigo esperando tu llamada?
Si la cobertura es muy mala,
en la montaña en la que deje mi corazón.

¿Alguien viene a buscarlo conmigo?
Alguien que me devuelva la sonrisa,
alguien que me haga sentirme vivo…

25 oct. 2009

Ahora podeis publicar vuestras obras!

Hola a todos! ¿Como va eso?. Bueno, primero agradeceros el apoyo que estoy reciviendo con el blog. ¿Sabiais que el cantante Guillermo Marin a entrado en el blog? Y hasta me ha enviado un mensaje de apoyo. A ver, queria proponeros una cosa. Se que mas de uno escribe poesia, canciones o novelas... y por verguenza o falta de apoyo no quereismostrarla al mundo. Bueno, pues yo os ofrezco la posibilidad de publicarlo en el blog. Tan solo teneis que enviarme vuestra obra, junto con vuestro nombre completo y un titulo, a este correo; RMCanete93@hotmail.com. Yo lo publicare, siempre y cuando la obra no sea insultante ni nada por el estilo. Bueno, pues un placer hablar con vosotros, a no, espera que se me olvida algo. Nuestro amigo Javier Lopez, a subido dos videos al youtube. Uno de ellos, es una entrevista que me ha realizado para conocerme mas ha fondo, y otro es una critica hacia mi y mi blog. Os recomiendo que lo veais. Sale si buscais el diario del perdido. Tambien pedir perdon si encontrais lguna falta de ortografia, os juro que se escibir jaja, pero el teclado me falla a veces y se hace duro no cometerlas. Bueno, ahora si, muchas gracias por visitarme, un abrazo ;)

24 oct. 2009

La flor mas hermosa.

Tu, triste flor que mis mañanas sonrojas,
¿acaso son rojas las rosas,
que aquel desconocido dejo en tu balcon?

Tu, sangre que mi corazon palpita,
que mis venas de ilusion corrompe,
¿acaso eres tu la flor de mi jardin?

Yo, señor de clerecias, que de
abstenerme sobrevivo, si de
la flor mas hermosa soy cautivo,
¿Podre negarme a ti?

Ay, tonto poeta enamorado,
que arrancaria tus petalos dorados,
para guardar su fragancia hermosa,
en el frasco de mi corazon, junto a mi prosa.

Ay, tenue luz de primavera,
que traes a mi cabeza,
el calido y hermoso sueño
de sentirte mia.

Ay, pobre chiquillo enamorado,
que hasta su alma hubiera dado,
por la rosa mas hermosa,
que nunca habia encontrado.

Volvi a soñar contigo.

Vomite las vocales de tu nombre,
tantas veces como no quererte quise.
Si he dejado de dormir, es por
que me invadia tu rostro en mis sueños.

Una vez mas, escale la montaña,
que pense dejar atras,
al fondo del desvan en
el que guarde tu esencia.

Volvi a soñar contigo,
tu destello aprecio en mi noche,
alumbrando mi futuro y
oscureciendo mi pasado.

¿Por que ahora?
Si, supongamos que el amor es eterno,
¿tambien lo es el daño?.
Y cada año que persegui el rastro de tu velo,
rostro tan solo a mi vetado.

¿Quien me devuelve el corazon,
que abandone en aquella cima?

Me robaste la alegria que tanto
esfuerzo me costo enraigar a mi.
Volvi a ser filosofo, me volvi a preguntar el por que de tu ser.
Volvi a ser poeta, lo senti, y lo escribi.

Volvi a soñar contigo, pero estaba
tan cansado, que me di la vuelta en la cama
y le di la espalda a tu recuerdo.

Volvi a llorar por ti. Recupere mi antiguo ser,
pero estaba tan harto,
que tan solo, me rei de el.

11 oct. 2009

¿Estaras?

¿Qué me das, si te arranco una sonrisa
de esas que solías tener en la boca,
sin preocuparte a quien se la dabas­­?

¿Qué me das, si consigo devolver,
el resplandor a tu mirada
y conseguir que tu corazón sea tan grande
que alumbre las calles, por las que solíamos pasear.

¿Qué me das, si te digo que lo siento,
y que cambiaria hasta mi alma,
por pasar un solo segundo contigo?

¿Qué me respondes, si te digo
que los momentos que vivimos juntos,
son los mas bonitos que he vivido nunca?

¿Que me das, si te devuelvo aquella niña
que un día me encontró, dispuesta a quererme?
¿Estarías dispuesta una vez mas, a darme un abrazo
y salir corriendo a donde nos lleve la corriente?

¿Estarías dispuesta, a darlo todo por una amistad?
¿Estarás cuando el destino nos pida cuentas?
¿Y cuando la noche se haga día?
¿Y cuando el mundo se termine?

¿Estarás cuando no quede mas remedio que estar?
¿Y cuando me caiga, estarás?
¿Y cuando te levante, estarás?
¿Y cuando me llames, estarás?

¿Estarás cuando luchemos por algo?
¿Y si resbalamos, estarás?
¿Y si te aseguro que te quiero, me creerás?
¿Y si lo siento si te fallo, me querrás?

Que duro es esto del querer, y
preguntarme el por que te falle.
Yo estoy dispuesto a volver atrás.
Y tú, ¿estarás?

8 oct. 2009

Me equivoque al amar.

Cuanto hecho de menos,
el dulce cantar tronado de un gorrion,
que me despierte cada mañana,
cantandome al oido una alegre cancion.

Como añoro el verde de los campos
de mi vida,en los que hace mucho
que no brota un corazon.
Que la ultima riada se llevo,
los resquicios de lo quequedaba de mi.

Como la dulce princesa, que lloro fuego
y trago cenizas,puede enamorarse de
alguien que no la quiere.Y ademas,
llegar a sufrir por ese tal, que no tiene ni nombre
ni hombro, ni es la mitad del hombre que dice ser.

Por que el ser humano, se empeña
en hacerse daño entre hermanos,
horando a un Dios que nadie a podido probar.

Como la tierna rama, que de arbol centenario
se desprende, cayendo sobre el duro asfalto,
de un accidente de trafico, en noche de borrachera.

Como puedes dudar de mi, si ya pedi perdon
hasta la saciedad, estrope una amistad,
y perdi mi vida pensando en ti,
en vez de darme cuenta de quien me amaba de verdad.

Y ahora es cuando a ese vuestro Dios,
pido explicaciones, de por que fui tan tonto de perder,
la mayor amistad, que jamas pude tener.

2 oct. 2009

¿Seguiremos en silencio?

¿Cuanto vale la mirada que
es capaz de atravesar cada orilla
de mi alma, y azotar mi espalda
como la ola a la que canta un ruiseñor?

La mirada, que a cruzado el tiempo
y el espacio, para que el destino de nuevo
la cruce con la mia, en un fugaz destello de
la falta de sinceridad que sufren mis pupilas,
cansadas de remar contracorriente,
ante la insaciable sed de tu voz
que desprenden mis oidos.

Como un simple candelabro en la noche,
alumbro toda mi vida,
que incluso dejandome en las tinieblas de nuestro silencio,
me recordo que estaba ahi.

Esa mirada, que me dice cuando y donde
estar en el momento justo.
O el fantasma al que di las cartas,
que me dijo que envidara a lo grande por ti.

¿Cuanto vale mi mirada para ti,
que incluso en la inmensa duda supo
reaccionar, y luchar por lo que siempre quiso,
y nunca se perdono perder?

Yo por tu mirada doy un mundo,
un Sol, varias Lunas. ¿Un beso?,
o ¿un abrazo mejor?. Doy mi ser, mi casa,
mi perro, bueno, mi perro no.

Yo ya he dado el paso,
podemos seguir en silencio
por el que diran.
Pero a mi hace ya tiempo que eso me da igual.
Ahora tu decides, el sin sentido de mi vida me
ha dado otra oportunidad, ahora te toca a ti envidar.

29 sept. 2009

Ahora, que no puedo volar.

Una mirada, un beso,
el suave recorrido de mis dedos, por tu calido susurro.
Un abrazo, la fusión de dos almas.
La luna mas oscura, la noche mas redonda.
Una brisa que acaricia tu pelo,
como los puñales, que mecen el arpa.
Un sueño que recorre mi espalda,
Un escalofrió que atraviesa mi mente.
La mas pura música, que a mis oídos llegar pudiera,
que a través de tu silencio, tu corazón me transmitió.
El mas remoto sueño, de los que creí haber vivido,
el mas hermoso verso, que tu alma recitó.
Un estado de trance en mi mente,
un lleno, a medias vacío, en mi corazón.
Un pensamiento que me enmudece, que me ensoñece,
Que me despierta y que me cuenta, que me hizo creer, que te había encontrado.
Y, que supe después, que tan solo era el viento, que mis cenizas arrastraba, cenizas que son producto, de un alma, quemada.
Quemada por la verdad, que jamás toco tus labios.
Que rocé la liberad, dejando lo importante a un lado.
Y que ahora, que no puedo volar.
Me arrepiento de haberte amado.

La historia interminable

Nuestra historia no acaba.
Tu me amas, yo me alejo,
tu te alejas, yo te extraño.
Y me empieza a hacerme daño tu reflejo,
que se esparce por el azul de mis ojos,
o en los recuerdos que me invaden,
que me dicen que te ame, pero que no comprenden nada.
Nuestro amor es impreciso, como un violín desafinado.
Tu me quieres, yo te odio,
tu me odias, ¿y yo que hago?.
Si solo vivo con tus besos, si lejos de ti solo siento soledad.
O lo que siente la gente, al ver que se les escapa de las manos,
Todo lo que han amado.
Si en esta penumbra en la que me has encerrado,
estoy muriendo lentamente,
puesto que no te tengo cerca.
Y eso me hace sentir extrañas sensaciones.
Sufro, y río. Una mezcla de sentimientos
que me llevan mas allá de tu cuerpo.
Que me transmiten una tranquilidad, pasmosa,
como pasmoso es tu rechazo hacia mi ser.
Y como persona que soy,
Sufro por dentro,
y lloro tu perdida, y me alegro si te encuentro.
y recuerdo tu sonrisa, y recuerdo que te quiero.

27 sept. 2009

Vamos mas alla.

Hol@ a todos. Esto no ha hecho mas que empezar, y cada vez va mejor. Para empezar, dar las gracias a todas las personas que me estan de mostrando su apoYo desde Tuenti y Facebook. Tambien a todos los que visitais el blog. Mencion especial para es@s tres que llevan apoyandome desde el principio y que estan haciendo que esto vaya a mas, gracias. Os cuento. Mas o menos, a mediados de junio, me presente al concurso Palabras al Viento del centro poetico con el poema No llores por que se acabo, sonrie por que ocurrio. Bueno, pues me a llegado una carta del Centro Poetico diciendo que han leido el poema y que lo van a publicar en la Antologia de mismo nombre que el concurso. No se si sera verdad, pero que conste que me hace mucha ilusion, y que ademas, mantengo mis posibilidades de acabar ganando el citado concurso. Ojala que a si sea, y que este simple blog, el dia de mañana se convierta en un brillante futuro en el mundo de la literatura. Un abrazo, y espero que volvamos a vernos pronto.
El Perdido.

25 sept. 2009

Tu ruido

De nuevo frente al cuaderno,
escucho las ultimas gotas
que tu amor derrama.

Que esta noche dormire solo.
Que esta noche, no estas comigo.

Pensar que no volveras,
que no regresaras.
Lloro amor.
Hoy por ti, lloro.

Esta noche tocaba llorar,
la lluvia aumenta,
su infernal ruido contra mi ventana.

No cesan los ruidos,
nuevas ilusiones, que lo que
hacen es hundirme, ahogarme y desesperarme.

Ya que despues de derramar tanta tinta.
De empeñar tantas lagrimas.
De nada me a servido,
pues no cesa, tu ruido.

Sigo llorando, es lo que toca.
Sabiendo esto, ¿quien quiere amor?

Algun loco, que le guste llorar,
volar, soñar.
Algun loco como yo.

Que te ame,llore, soñe...
Y, sin embargo; tu ruido no ceso.

No llores por que se acabo, sonrie por que ocurrio.

No llores porque se acabo,
algun dia supimos,
que en el fondo de nuestras almas
algo chocaria.
Que la dulce flor, grisacea,
se marchita si no se cuida.
Y si toca despedirse,
dame dos besos,y deseame suerte,
por que el mundo postrare a mis pies.
Ya que yo he sabido aceptar,
que me consumira la tentacion del olvido,
y, que aunque me sentire vacio, estare feliz.
Pues asumi mi destino,
truncado por la fatalidad de tus asperos besos,
de tus lunas llenas, a otro rosario abrazada.
Que ante la fugacidad de una estrella,
mi alieno se estremecio, y pedi perdon,
pero no hay remedio cuando aglomeras el infierno.
Fue culpa mia, tu infidelidad quedara sin castigar.
A si que no quiero verte llorar,
sonrie, porque sucedio.

24 sept. 2009

Un segundo.

En un segundo, mi universo se fracciono,

y volvio a su ser, en un instante...

Y apago mi luz, dejo a oscuras mi alma,

me iluminaron tus sonrisas.

Me engatuso su cuerpo, quede

suspendido en el espacio, durante un segundo...

Y en el Eden se poso nuestra mirada,

mientras el fuego corrompia mis pupilas.

En un segundo, se trunca tu universo.

Un error que podria suponer la muerte...

La Luna, en su auge y apogeo acogio,

un alma mas.

Y dolio, y sufri, y llore al recordarte,

pero duro poco mi lamento.

Una navaja dejaron entrever mis labios

para acabar con el sufrimento.

Docenas de veces te quise.

Miles de ellas te odie.

Otras tantas logre olvidarte.

Y en un segundo...

Diario del Perdido.

Perderse, no encontrarse.
Sentirse despierto.
Vivir; mi destino.
No llorar ante la la soledad.
No temer, no, jamas.
Me niego a pensar
que todo puede pasar.
Sentirse dormido, llorar.
Diario del perdido
que necesita regresar.
Vida que no tengo.
Maldita soledad.
En estos versos escribo
mis ultimas palabras de amor.
Sentirse derrotado, gritar.
En un barco, mi destino.
Tu ola, mi maldicion.
La noche poderosa
me tiende una trampa.
En sus fauces me atrapo.
Pedir socorro, llorar.
Salir corriendo,
en su mente me enjaulo.
Te recuerdo mucho mi amor.
Amanecer bello.
Tambien llamado salvacion.
Aquel, mi barco hundido,
sus restos me dejo.
No se que siento.
Soledad y maldicion.
Temor al miedo.
Odio al amor.
No creo que pueda
volver a verte amor;
pues no entiendo
lo que alli ocurrio.
Fiesta muda,
la mar te llevo,
tiñiendo de dolor,
sus olas al Sol.
De nuevo, noche.
En la oscuridad reino.
Agrupo mis ideas.
Si, lo que siento
es cierto.
Siento la perdicion.
No verte me desespera.
Me desespera hasta el amor.
La muerte es mi destino.
Las fuerzas se van, amor.
Lloro, ahora cedo.
De repente, todo se durmio.
Y yo, medio muerto
de frio, sueños y dolor.
Por entonces recuerdo
como me llama tu dulce voz.
Te oigo, te siento...
¿Donde estas amor?
Vuelvo al barco.
Todos felices a bordo.
Ya entiendo lo que paso.
Ya soy solo un recuerdo
de lo que fui por ti, amor.



Bienvenidos.

Hola a todos! Empezare diciendo que es la primera vez que muestro mi poesia al mundo. Al igual que es la primera vez que hago un blog de estos. Aqui encontrareis la mejor poesia que mi corta edad me ha permitido escribir. Aunque no quiero que veais este blog como un simple blog de poesia, sino como una ayuda a todo aquel que necesite alguien que le escuche, alguien que le comprenda. El camino hasta decidir llegar aqui ha sido largo. A tocado sufrir, a tocado reir, pensar, llorar. Una mezcla de sensaciones que nos inicia en el resbaladizo sendero de la vida, y que nos enseña que lo importante de caerse, es aprender a levantarse. Y que por muy fuerte que golpee la vida, siempre seguiremos ahi para recibir los golpes.Muchas gracias a todos por dedicar un solo segundo de vosotros a mi poesia, y espero que disfruteis de ella y os ayude tanto como me ayuda a mi. Un abrazo.