¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

24 sept. 2009

Diario del Perdido.

Perderse, no encontrarse.
Sentirse despierto.
Vivir; mi destino.
No llorar ante la la soledad.
No temer, no, jamas.
Me niego a pensar
que todo puede pasar.
Sentirse dormido, llorar.
Diario del perdido
que necesita regresar.
Vida que no tengo.
Maldita soledad.
En estos versos escribo
mis ultimas palabras de amor.
Sentirse derrotado, gritar.
En un barco, mi destino.
Tu ola, mi maldicion.
La noche poderosa
me tiende una trampa.
En sus fauces me atrapo.
Pedir socorro, llorar.
Salir corriendo,
en su mente me enjaulo.
Te recuerdo mucho mi amor.
Amanecer bello.
Tambien llamado salvacion.
Aquel, mi barco hundido,
sus restos me dejo.
No se que siento.
Soledad y maldicion.
Temor al miedo.
Odio al amor.
No creo que pueda
volver a verte amor;
pues no entiendo
lo que alli ocurrio.
Fiesta muda,
la mar te llevo,
tiñiendo de dolor,
sus olas al Sol.
De nuevo, noche.
En la oscuridad reino.
Agrupo mis ideas.
Si, lo que siento
es cierto.
Siento la perdicion.
No verte me desespera.
Me desespera hasta el amor.
La muerte es mi destino.
Las fuerzas se van, amor.
Lloro, ahora cedo.
De repente, todo se durmio.
Y yo, medio muerto
de frio, sueños y dolor.
Por entonces recuerdo
como me llama tu dulce voz.
Te oigo, te siento...
¿Donde estas amor?
Vuelvo al barco.
Todos felices a bordo.
Ya entiendo lo que paso.
Ya soy solo un recuerdo
de lo que fui por ti, amor.



1 comentario:

  1. celia rodriguezseptiembre 24, 2009

    Q bueno cañete se te echa de menos q sepas q te queiro un monton y q me tienes para lo q sea te queiro(L)(L)(L)

    celia

    ResponderEliminar