¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

29 sept. 2009

La historia interminable

Nuestra historia no acaba.
Tu me amas, yo me alejo,
tu te alejas, yo te extraño.
Y me empieza a hacerme daño tu reflejo,
que se esparce por el azul de mis ojos,
o en los recuerdos que me invaden,
que me dicen que te ame, pero que no comprenden nada.
Nuestro amor es impreciso, como un violín desafinado.
Tu me quieres, yo te odio,
tu me odias, ¿y yo que hago?.
Si solo vivo con tus besos, si lejos de ti solo siento soledad.
O lo que siente la gente, al ver que se les escapa de las manos,
Todo lo que han amado.
Si en esta penumbra en la que me has encerrado,
estoy muriendo lentamente,
puesto que no te tengo cerca.
Y eso me hace sentir extrañas sensaciones.
Sufro, y río. Una mezcla de sentimientos
que me llevan mas allá de tu cuerpo.
Que me transmiten una tranquilidad, pasmosa,
como pasmoso es tu rechazo hacia mi ser.
Y como persona que soy,
Sufro por dentro,
y lloro tu perdida, y me alegro si te encuentro.
y recuerdo tu sonrisa, y recuerdo que te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario