¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

27 jun. 2010

El triste mirar de los abedules.

Cansado del triste mirar de los abedules,
harto de ésta hipócrita crítica a lo obsceno,
de los que dicen ser románticos,
de amor repletos, en falsedad sumergidos, idiotas...

De cariño sobrantes he interesados,
callado el que late con fuerza y ama,
esperando a la paloma blanca que le lleve,
y con Caronte encuentre, una pizca de amor de los suyos.

Y como faro expectante, en la noche quedo,
como el roble que no derribó el tiempo,
ni el viento, ni los lamentos,
ni su mano, ni sus intentos.

Rayo amargo, que de mi pecho brota,
es el grito de guerra, de quien lucha en silencio,
trueno que en la lejanía estremece, y nunca llega a tocarme,
ese trueno de amor verdadero, que siempre llega tarde...

20 jun. 2010

Dejan que en ascuas muera.

Dejan que en ascuas muera,
quien ascuas fuese.
De amor sufriendo el fuego,
de amor caliente.

En la oscuridad de la noche se apaga,
enegrecida quien en su día árbol fue,
quemada de tanto espanto que respira,
ardiendo su alma, en la hoguera encendida.

Y su carbón redactará el futuro,
de un amor, que nadie leerá,
un secreto tan oculto,
y que las llamas tragarán.

Que nadie quiso escuchar su llanto,
cuando la lengua de fuego, el espanto,
en su cara reflejado, al ser consumido,
por las llamas de este infierno...
fúnebre, pero nuestro.

6 jun. 2010

Entre mentiras.

Ante la imposibilidad, de escribir
a oscuras me encuentro.
Mi pluma se mestiza con las sombras,
y muda e ignorante, muere.

Tu retrato, negro azabache,
desde el otro lado ríe,
pues tu espejo ya no refleja luz,
en negras tardes se oscurece.

Y descalza tus pies quemas,
a los que vemos luz nos pisas.
Y entre sabanas, dormida,
de noche, en tu alcoba, reprimida.

Eres mi Luna puesto que oscuridad me ciernes,
mas la osmbra existe, porque la luz también,
y siempre provechosa; la noche, oscuridad concive,
pues entre sombras, ésta luz se muere también.

Y cómo lo que escribo siento, y siento que te amo,
ante la imposibilidad de escribir me encuentro,
mientras todo este amor, o sufrimiento,
nuestra dupla, en sombras sea basado.