¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

6 jun. 2010

Entre mentiras.

Ante la imposibilidad, de escribir
a oscuras me encuentro.
Mi pluma se mestiza con las sombras,
y muda e ignorante, muere.

Tu retrato, negro azabache,
desde el otro lado ríe,
pues tu espejo ya no refleja luz,
en negras tardes se oscurece.

Y descalza tus pies quemas,
a los que vemos luz nos pisas.
Y entre sabanas, dormida,
de noche, en tu alcoba, reprimida.

Eres mi Luna puesto que oscuridad me ciernes,
mas la osmbra existe, porque la luz también,
y siempre provechosa; la noche, oscuridad concive,
pues entre sombras, ésta luz se muere también.

Y cómo lo que escribo siento, y siento que te amo,
ante la imposibilidad de escribir me encuentro,
mientras todo este amor, o sufrimiento,
nuestra dupla, en sombras sea basado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario