¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

28 feb. 2012

Llorar al recordar(te)

Con la primavera llegó el final de aquel sin fin de roce.
El tiempo que pasamos atónitos, terminó allí.
Las noches se vendieron al mejor postor, terminó el absurdo derroche.
Y cada reproche, hoy por hoy nos sabe a traición.

Pasó aquel invierno eterno, y su recuerdo nieva sobre mí como plomo.
Aún hay senderos de hielo que persiguen nuestras huellas,
aún hay resquicios de algo que nos hirió hasta matarnos.
Mira hacia atrás… todo ha cambiado ya… regresa a tu realidad.

Presas del bruxismo, y tenues luciérnagas que de miedo temblaban.
Así éramos nosotros, dos grillos en la noche, dos almas consagradas
en la reciprocidad aparente de aquellos actos; fríos y vacíos.
Y hoy ni tu piel me quema, ni mis ojos se ahogan al recordarte.

El campo de batalla nunca fue el adecuado, ni mis armas para pelearte.
Ya no hay ganas de seguir luchando, y aún así no me atrevo a mirarte.
No vuelvas más… siento como el vacío me llena, como mi alma se condensa.
Déjame en paz… quiero saber qué se siente más allá de nuestra lucha eterna.

Déjame en paz, que esto acabará tan mal que no tenga remedio,
que el fuego que nos quema se hará eterno, que la realidad nos matará.
Aunque siga existiendo tu olor en cada paso, tu huella en cada sombra,
tu mirada en cada ventana, tu sabor en otras bocas…

Muérete, por todo lo que dejaste escapar, por encallar ante esta soledad.
Déjalo ya, deja de engañarte, ella nunca volverá…
Muérete, olvídame y vete, y si te pierdes, busca otro hidalgo para cabalgar.
Presas del bruxismo y de un sabor eterno… sólo nos queda llorar al recordar.

20 feb. 2012

A los leones.


Me he quedado sin canciones para expresarme, no hay ninguna que describa fielmente como me siento. Es una mezcla entre estar perdido, y sentirse inútil. Me siento mal, en serio, estoy sumergido en algo, así de repente, sin haber pedido paso a nadie, que me sobrepasa en lo moral y en lo ético, en lo personal, y en lo físico.
También podría cantar mil canciones distintas sabéis¿? Pero seguro que dejaría algún espacio en blanco de mi ser hoy por hoy. Siento que no soy útil para los que me quieren, que mis cambios de humor les dañan más que a mí incluso. Últimamente, la realidad me deja sin palabras, me supera, es más hija de puta que yo… y mira que yo debo serlo, pues todo el mundo siempre tiene un porqué para odiarme, un motivo lo suficientemente grande, para hablar mal de mí. Para decir que yo hablo, digo y hago cosas que no son correctas, que les daño a conciencia…
Javi hace un tiempo, me echó la bronca por esto. Me dijo que había cambiado, que ya no luchaba por lo mío, que andaba como en stand by, como su fuese un fantasma, que me encerraba en mi cono de mierda, ese lugar al que llamáis subconsciente, y yo ya lo llamo inercia. Pero, en realidad, ahí sumergido, no pienso en nada… es una fusión de pensamientos, pruebo a encajar este puzle que se me presenta, pero no tengo respuestas dignas. Y así me pasa, me siento mal por no poder dar más de mí, por no poder ayudar, por no poder ser quien queréis que sea… ayer eché la bronca a Álvaro por pedirme perdón por algo parecido, y ahora, os pido perdón a vosotros, en serio.
Pero últimamente, desde hace muchos meses ya, en breve un año, no soy el mismo. Entenderme joder, estuve en la cumbre, me comía el mundo, era un semi-dios andando entre mortales, mirarme joder, soy los restos de alguien que un día llegó a ser alguien, o creyó que era alguien, o sintió que era alguien… mirarme joder, soy polvo dentro de mis cenizas, un matojo de nervios en un río de mentiras…
Necesito cerrar los ojos, y que todo haya acabado. Lo he pensado, y… quiero mejorar el presente, no quiero volver al pasado, ni pensar que cualquier tristón otoño fue mejor que este verano. Estoy triste, y quiero remediarlo, pero ni los magos existen ni yo soy boticario, entonces…  demasiados puntos suspensivos, demasiado silencios conmigo mismo, demasiado tiempo a solas, y demasiada mala conciencia en general.
Supongo que seré yo, que soy cruel, que hago daño… siento que he perdido una preciosa parte de mi vida, dando importancia a quien no la tenía. No, siento que he perdido la mayoría de mi vida, dando importancia a cosas que no la merecían, mientras esperaba algo que la mereciese. Algo encontré, lo prometo, hay gente que la merece… pero quizás añoro algo más.
Hoy no es un día para hablar de amor, lo siento, ni para escribir poemas. Es más bien… para pedir perdón, y aceptar las consecuencias de mis actos. Siempre fui un luchador, pero he caído en la arena equivocada, o me robaron la espada, o directamente, César no me quiere vivo. A los leones con mi alma, yo me jubilo.

19 feb. 2012

Plagiadores y plagiados.

Llevo todo el día dándole vueltas al asunto... nadie entiende por qué, pero no sé como explicar que esas... "mierdas" que escribo, esos poemas, lo son todo para mí. Y bueno, siempre he dicho qué no plagio porque no lo necesito. Cuidado, no es un ataque ególatra, nunca me han gustado mis poemas, pero, nunca escribí para gustar. Es así, es la verdad, será lo que me hace distinto o del montón, pero una vez alguien me dijo; tú no tienes las palabras en la tinta, si no en el alma. Y es cierto, yo no escribo para que os guste, lo siento jajaja. Yo escribo porque a mí me gusta, y si alguien se siente reflejado en mis poemas, y de verdad le son de alguna ayuda, pues muchísimo mejor. Por eso mismo, acusarme tan a la ligera de plagio, así, como si 3 años que llevo con el blog no fueran nada... es triste sabéis¿? Que tan fácil alguien pueda desprestigiar tantas y tantas cosas que he vivido, y que están ahí encerradas, al alcance de todos, para que quien quiera y quien lo necesite, se apoye en un completo desconocido un tanto esquizofrénico... no necesito plagiar, por el mero hecho de que plagia quien no se ve capaz de ganar por sus propios medios; yo directamente, estoy fuera de toda competición, no escribo para demostrar nada a nadie.


Por cierto, mención especial a todos aquellos que basan mi capacidad poética en mi número de premios; a cuanta gente habéis ilusionado vosotros con vuestras palabras, con vuestro día a día? En fin... así va el arte en España, sabéis¿? Ya hice una queja hace un tiempo a cerca de las mierdas que hoy por hoy (mierdas respetando siempre la poesía como religión y dogma), pero lo que hoy por hoy se publica y gana premios, en su gran mayoría, es bazofia. No digo que lo mío sea bueno, cada cual que juzgue, pero es muy triste que se mire antes el caché de los participantes, o se elijan a dedo, que premiar la originalidad de un artista.

Y por cierto, para terminar con el tema, y dejarlo zanjado, os dejo una reflexión; Todo poeta que se precie, deberá luchar contra los cuatro elementos; la familia, la sociedad, la injusticia y la envidia.

Y sí, este texto lo he sacado del "libro imaginario y ficticio" de Don Fernando Aláiz, plagiador mayorista, no plagia teatro.

12 feb. 2012

Sin despedida.



Hoy el verso delinea un mismo sentimiento, un mismo mensaje.
Una mezcla de amor y odio, de pérdida, de tristeza infinita que no puedo contener.
Viviendo tan deprisa que me da vértigo mirar al frente y recorrer este peaje,
que la vida entre compases me impone; andar más allá de donde tú estés.

Nadie me dio a elegir jamás el volverte a ver, el sentir tu caminar o el volverte a oler.
Nadie más volverá a juzgar aquella manera de vestir, aquella manera de ser o de amar.
Pues el destino decidió ponerme en su contra y… no me dio armas para poderte defender.
Nadie volverá jamás a interrumpir tu realidad, pues aquel freno hizo de este dolor algo tan real…

¿Dónde quedarán tus silencios? O aquellos mensajes en noches perdidas entre compases y desconsuelos.
Tu infinita dulzura de niña, tu entereza de mujer y tu brevedad ahora más afianzada.
¿Quién devuelve tantas lágrimas por un ser querido, tantos corazones que se rompen entre frágiles latidos?
Te vas sin haber vivido, dejas tantas cosas con tu marcha que resulta hasta egoísta ver como te has ido.

Hay curvas que no sabemos afrontar con firmeza, y los grados de más nos derriten en tinieblas.
Las banas promesas de una vida eterna, hoy tan sólo son puñetazos en una mesa desgastada.
Nadie te dio a elegir el irte o el vivir, el permitir un último fallo, el poder huir de aquí.
Como lo ves no es fácil vivir sin ti, tu pérdida me ata a este sin fin de desdichas en cadena.

La necesito cerca, quiero tenerla cerca, quiero que por mi puerta algún día aparezca..
Sentir que tu hombro me ayuda y que limpia mis lágrimas, quiero que esta pesadilla sea una más de tantas.
Volver a ver tu sonrisa, volver a sentir tu mirada, y que tus carcajadas vuelvan a llenar mi espacio.
Quiero volver a escucharte, quiero volver a tocarte…quiero que todo vuelva a ser como antes.

Vuelve de donde te fuiste, vuelve de donde marchaste, o llévame a mí para que tu calor me abrace.
Quiero mirarte a los ojos, quiero ver tu sonrisa, quiero no ser el despojo que muere contigo y ni avisa.
En un solo momento, en un volantazo partió de mi vida, y su vida ahora responde, a la de otra alma perdida.
Sin una despedida, sin ningún tipo de consuelo… la noche acabó con tu vida, y con el olor de tu pelo.

Amarilla.


Presas del bruxismo y de esta honra a lo absurdo.
Somos paradojas en esencia, creencias infundadas para el resto.
Presas del silencio mientras grita la conciencia.
Muere mi inocencia cuando exijo que te marches.

Se que voy perdiendo en un encuentro algo arbitrario,
hay veces que es el dolor quien marca, a veces el recuerdo es mi calvario.
Dejas una herida abierta, dejas una guerra abierta, dejas una casa sola.
Tanto tiempo a solas que hoy pasa factura, no sé superar esta ruptura.

Es dura esta tortura, y a veces mi cordura se rebela.
Tu foto hoy es un lienzo en blanco, no recuerdo tu cara pero tu nombre me hace daño.
Y mi alimenta mi tormento, a veces sopla al viento, y a veces soy veleta.
Otras, tan sólo una cometa que se mueve donde su atadura quiera.

Amarilla, aunque tus entadas sean de expulsión.
Aunque mi colchón te extrañe y mi adicción a ti me aclame,
aunque tu acidez me sea placentera y el volver a tenerte me amarre.
Tan sólo te pido un respiro... aunque tu palabra pueda rescatarme.

8 feb. 2012

El chico ilusión.


Redoblan las campanas del sueño,
de la verdadera calma, de la noche eterna.
Vienen los gemidos desde el cielo,
desde el agua de lluvia con su esencia.

Ya se ven, a lo lejos, las pisadas de un nómada asentado al desprecio.
Porta una fe infinita para cambiar el mundo,
sus pies rebosan sabiduría de tanto como anduvo.
Por él redoblan las campanas, se perdió al zarpar y naufragó…

Invernadero del tiempo, criadero de tormentas;
esperpento en si mismo, y tintero en su libreta.
Suenan las campanas del mundo por quien fue tan niño como atleta.
Ya no le dejan caminar, su cinturón, dicen que ya no aprieta.

Quizás está cansado de luchar; déjenle respirar.
Quizá su malestar se pase y olvide su penuria.
Redoblan las campanas en el camino que le lleva a la locura;
su fiel amigo el tiempo le encierra en una habitación oscura…

Una mirada y un crucifijo le mecen sobre el campo,
hijo del olvido y del dolor destinatario.
Redoblan las campanas, llega a mi ventana la procesión.
Entro en escena, soy el difunto… me llaman ilusión.

6 feb. 2012

Un beso que no llega.


Estará llegando, estará al caer.
Estará tan cerca que la puedas ver, decían.
Estará viniendo, quizá vino ayer.
El tiempo se para y me ve correr…

Sin mentiras me tiras de la lengua en tu ausencia,
miro desde aquí aquello que se me escapa;
y tu esencia me mima, tu violencia me mata.
Mi paciencia es escasa, y mi ciencia tu falda.

Hermanados por el mismo compás tan triste,
viendo pasar amantes de chiste, y otra vez caer.
Y otra vez soñar, otra vez llorar,
sintiendo al pasado molestar al vernos juntos.

Volver a correr, y verme suplicando en el mismo altar que ayer.
Esta mañana, un recuerdo que me supo a miel,
la hiel  que trasmite tu piel al tocarme.
Un beso que no llega, y nos congelamos de esperarte…