¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

6 feb. 2012

Un beso que no llega.


Estará llegando, estará al caer.
Estará tan cerca que la puedas ver, decían.
Estará viniendo, quizá vino ayer.
El tiempo se para y me ve correr…

Sin mentiras me tiras de la lengua en tu ausencia,
miro desde aquí aquello que se me escapa;
y tu esencia me mima, tu violencia me mata.
Mi paciencia es escasa, y mi ciencia tu falda.

Hermanados por el mismo compás tan triste,
viendo pasar amantes de chiste, y otra vez caer.
Y otra vez soñar, otra vez llorar,
sintiendo al pasado molestar al vernos juntos.

Volver a correr, y verme suplicando en el mismo altar que ayer.
Esta mañana, un recuerdo que me supo a miel,
la hiel  que trasmite tu piel al tocarme.
Un beso que no llega, y nos congelamos de esperarte… 

No hay comentarios:

Publicar un comentario