¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

19 feb. 2012

Plagiadores y plagiados.

Llevo todo el día dándole vueltas al asunto... nadie entiende por qué, pero no sé como explicar que esas... "mierdas" que escribo, esos poemas, lo son todo para mí. Y bueno, siempre he dicho qué no plagio porque no lo necesito. Cuidado, no es un ataque ególatra, nunca me han gustado mis poemas, pero, nunca escribí para gustar. Es así, es la verdad, será lo que me hace distinto o del montón, pero una vez alguien me dijo; tú no tienes las palabras en la tinta, si no en el alma. Y es cierto, yo no escribo para que os guste, lo siento jajaja. Yo escribo porque a mí me gusta, y si alguien se siente reflejado en mis poemas, y de verdad le son de alguna ayuda, pues muchísimo mejor. Por eso mismo, acusarme tan a la ligera de plagio, así, como si 3 años que llevo con el blog no fueran nada... es triste sabéis¿? Que tan fácil alguien pueda desprestigiar tantas y tantas cosas que he vivido, y que están ahí encerradas, al alcance de todos, para que quien quiera y quien lo necesite, se apoye en un completo desconocido un tanto esquizofrénico... no necesito plagiar, por el mero hecho de que plagia quien no se ve capaz de ganar por sus propios medios; yo directamente, estoy fuera de toda competición, no escribo para demostrar nada a nadie.


Por cierto, mención especial a todos aquellos que basan mi capacidad poética en mi número de premios; a cuanta gente habéis ilusionado vosotros con vuestras palabras, con vuestro día a día? En fin... así va el arte en España, sabéis¿? Ya hice una queja hace un tiempo a cerca de las mierdas que hoy por hoy (mierdas respetando siempre la poesía como religión y dogma), pero lo que hoy por hoy se publica y gana premios, en su gran mayoría, es bazofia. No digo que lo mío sea bueno, cada cual que juzgue, pero es muy triste que se mire antes el caché de los participantes, o se elijan a dedo, que premiar la originalidad de un artista.

Y por cierto, para terminar con el tema, y dejarlo zanjado, os dejo una reflexión; Todo poeta que se precie, deberá luchar contra los cuatro elementos; la familia, la sociedad, la injusticia y la envidia.

Y sí, este texto lo he sacado del "libro imaginario y ficticio" de Don Fernando Aláiz, plagiador mayorista, no plagia teatro.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar