¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

30 nov. 2009

Promete agarrarme bien...

Antes de que la noche se haga tarde,
promete abrazarme en la intimidad,
no te vas a separar, me costó mucho encontrarte
como para dejarte marchar.

Robaré los besos, que algún otro te prometió,
dejaré la mentira a un lado, me fiaré del corazón.
Fundiremos nuestras almas, en un sincero do de pecho.
Si todo se hunde, si todo falla, quedaremos los dos.

Un eterno intercambio de miradas,
palabras que tus labios derraman...
Flor que brota de tu pecho,
triste balada que te canté al oído.

Aquí en el convento, aquí en mi soledad.
Se te echa de menos niña, todo es diferente, sin ti.
Las vueltas que da la vida,
promete agarrarme bien, no vayamos a marearnos...

Poeta perdido.

Solo, triste y solo.
Poeta perdido,
emprendido en la aventura,
que un rayo fulminó al alba.

En el apogeo del cosmos,
Tierra, Sol y Luna alineados,
hicieron desaparecer las dunas,
las dudas, que debajo dejamos.

Seres uniformes, viles movimientos del destino,
vaivén que mece la cuna,
estrella fugaz, del cielo caída.
Despacio, vas muy rápido.

Llanto en la noche,
que al carcelero despertó.
Entierra tus penas,
corre, que nos sigue.

Y corriendo llegué a tu ventana,
me asomé por las rendijas de tu balcón,
resbalé y caí sobre el espino,
rosas, de las que no olvido...

Tu recuerdo me mata.

De nuevo inspirado, maltratado por tu boca,
no puedo mirarla, mi alma se vuelve loca.
Dueños de el suave caminar sobre las dunas que te tocan,
tiernos recuerdos que tus caderas me evocan.

Alumbrado por un farol, dando vueltas por la ciudad,
se hace mi sombra más alargada, cuanto más te vas,
no porque sea yo muy grande al tú no estar,
sino porque el Sol me ilumina cada vez más lejos, cuanto más te vas.
Y solo me quedé pensé,
mas no puedo llorar, ya no, no más.
Tu dulce pasar que se fue, que se va,
no volverá, ya nunca más.
Podría esperar, mantenerme en vilo, escuchar tres vinilos,
y acordarme de ti. Sendero fácil que un día cogí,
huyendo de la sociedad que me apartó de ti,
la misma que tributo me rinde, a mí.
Tiempo indefinido, que se para cuando no te tengo,
efímeras las noches de quiero y no puedo.
Si te extraño, te recuerdo, si te olvido, me odio...
Odio el estar tan cerca, pero tan lejos.
A quién pido ayuda, si en mi cama ya no hay nadie.
Si las ganas de tocarte, se apoderan de mi alma.
Da señales de vida, despierta, levanta.
Ven y abrázame, bésame y arde en deseos de que esta noche no se acabe.

Más fácil a tu lado.

Sería injusto, no creer en el amor.
Si Romeo su corazón entregó, no fue por placer.
En tiempos de cólera, su rostro me calma.
Me emociona con decirme hola...

Tonto ilusionado, soñador del rastro de tu pelo.
Trovador de las veces que me miras,
persigo tu esencia hasta tu casa,
pero siempre encuentro la puerta cerrada.

Desahogo mis penas con el alcohol, pero ya no me sirve.
No me besa como tú lo harías, no me da
los abrazos que tú me das, ni me mira como tú me miras.
Tanta pasión encerrada en unos versos insulsos...

Dame la explicación de por qué tus besos se alejan a cada paso que doy,
¿no te das cuenta que si te pierdo sin rumbo voy?
¿No te da pena verme derrotado y de rodillas,
sobre tu estampa de diosa a la que siempre rezo?

Sé que no debo amar, los obstáculos no me lo permiten,
no me lo permitieron jamás,pero no por eso dejé de intentarlo,
aunque ya me toca dar marcha atrás.
Todo sería tan fácil si estuvieras a mi lado...

Alguien que me quiera...

Sigo perdido en la inmensidad de recuerdos,
que cada día me recuerdan la soledad en la que vivo.
Tiempos en los que el mar está en calma,
tiempos en los que el mar nunca estuvo...

La serenidad que me faltó,
para afrontar un sentimiento único, hermoso.
La paciencia que no me fue otorgada al nacer,
me llevó a la perdición cuando crecí.

Sigo estando solo en este largo camino,
nadie quiere compartir su vida conmigo,
¿tan superflua es la sociedad?
¿O es que soy yo el raro?

No lo comprendo.
Luego me dicen que me busque a alguien.
¿Pero quién está dispuesta a quererme?
Que me lo diga ahora, o calle como siempre...

Sigo escribiendo en la penumbra de mi habitación,
basándome en historias que nunca he vivido.
Invención de personas que jamás existieron,
poeta malherido, que solo, vive de sueños...

29 nov. 2009

Ya no tengo miedo del amor (Tengo miedo del amor II)

Y a veces te quise.
Ha de reconocerlo.
No tuve más remedio que
oír a mi corazón.
Tonto el que no lo
escuche, miente el que diga que
no siente.
Gotas de silencio que tu alma derrama.

Hondonadas de hordas de
mi alma en ti entraron.
Imbécil de habladurías necias.
¿Entonces tú no amas, no?

¿Dónde fue a parar mi corazón,
ondas que frecuentáis mi perdida cabeza?
Dónde iba a ser sino a quien
estuve amando locamente hace tiempo.
Líos que mi cabeza resolverá con la búsqueda del
amor...

Si me lo dieras.

Si por un momento imaginaras lo que te quiero,
si por un segundo supieras lo que te debo,
si por un instante fueras verso,
el mismísimo universo, se arrodillaría ante ti.

Si en una hoja pudiera plasmar tu belleza,
si en una historia pudiera contar tu nobleza,
si alguien más que yo supiera entender tus rarezas,
la mismísima lógica, se arrodillaría ante ti.

Si un beso apasionado me dieras,
si un te quiero sincero me dijeras,
¡ay! si me lo dijeras,
¡mi alma entera postraría para ti!

Quiero.

Quiero que me mires a la cara,
cara tristemente alumbrada por un farol,
faroles de almas que jugando al amor me echaron,
echaron de tu vida a los pocos que quedabamos...

Quedabamos en la ruta hacia el olvido,
olvidoseme el camino, errante recobre el sentido,
sentido ahora quitado al hecharnos,
hechaste a todo aquel que te queria.

Queria pasar mi vida contigo, y lo sabías,
sabias que mi alma nunca cesó en su empeño de quererte,
quererte ahora me mata, pues duele mas que cura,
curame a besos las heridas que con cuidado me abríste...

26 nov. 2009

Final alternativo.

Eterno tránsfuga de risas fingidas.
Representante del demonio en un cielo que no creé.
Los poros de mi piel excluyente que te alejan.
Paso, me cierro, no te volveré a ver.

Tira los dados, te tocará el seis.
Mil veces más que los tires, seis, seis, seis...
Demonia, diabla, sal de mi mente,
que ya no te quiero, tenlo presente.

Sufro, lloro, no sé por qué.
Mi loca cabeza, se postró a tus pies.
Pérdidas otorgadas a un ser inerte,
rocoso, árido, lento, diferente.

A nada te pareces, sirena que del mal salió a pie.
Vía rápida de escapatoria a tu inframundo,
el Edén quemaste, ¿estaba buena la manzana,
que de otro árbol probaste?

Rabia contenida, en años de silencio.
No, ya no, ya no me callo.
Torres más altas que tú cayeron,
entérate niña, no jugarás con mis sentimientos.

Y sigo en mi habitación, todo me da igual.
Ya habrá otra persona, dispuesta a mirar,
antes de cruzar y pisotear las flores, del
final alternativo, que nadie me ofreció.

Ángeles de los que ya no quedan.

Cabalgando por las dunas mojadas,
empedrado el suelo de las arenas,
alejándose de todas las penas,
acercándose a la orilla de almas muertas.

Desconocen su futuro,
la negra noche en el estrecho
de tus caderas se encrudece.
Por mucho que griten, nadie les escuchará.

Están legados a las aguas,
están sumidos por el mar...
Sin posible respuesta o reacción,
nadando intentarán llegar...

Casos de almas, que sin mirar atrás,
dejan su propia casa, abandonan su hogar.
Date la vuelta si puedes, ellos no lo harán,
pues en la orilla que tú pisas, están sus esperanzas.

Infinitas ilusiones, que en la orilla se quedan.
Miles de almas, que de noche se quedan.
Cuerpos inertes, que en el fondo se quedan.
Ángeles son ellos, de los que ya no quedan.

25 nov. 2009

El alma del poeta.

Ya nadie adjetiva mi prosa.
Palabras de amor
que se pierden en el olvido.
No tienen dueña, ya no.

Desde que te perdí...
Dos en raya, que abandoné con el tiempo.
Rayados los diamantes,
que una vez te regalé.

¡Cómo de frágil es el alma del poeta,
perdido en las sombras del tiempo!
Espacio de tiempo,
que en ti malgasté...

24 nov. 2009

Vuelve conmigo.

Ahora que te vas, dejame sincerarme contigo.
Me parece que nos faltó tiempo,
no me conformo con ser tu amigo.
Entiendelo, te quiero.

No me hables de distancias,
mayor distancia hay hasta la Luna,
y sin embargo,
todas las noches las bajé a tu balcón.

No me cuentes de otros, no los hay.
Lo que se dice al oído, es cierto.
Lo que se dice de noche, lo es más.
No me engañes, no te engañes, me quieres, y ya está.

No me dejé influir, por quien bien me aconsejó.
No, ya no, te quise demasiado.
Y te sigo queriendo, nunca lo olvides.
Si no es mucho pedir, vuelve conmigo...

23 nov. 2009

A una madre que se va.

Se va, quien más me ha querido se va.
Nadie me explica por qué,
a nadie le importa lo que yo sienta.
Se va, que alguien diga que no, que mienta...

Me quise agarrar al fino hilo de escarcha,
que el de blanco me dejo, mas resbalé
Me caí, pero no repose en tus rodillas,
ahora sé que no volvería a hacerlo...

¿Quién me quiso más que tú?
Que se jugó la vida en el empeño de mi nacer.
¿Quién me querrá más que tú?
Sé que desde el cielo me protegerá...

No aguanto más, una lágrima se derramó por mi mejilla,
recordé mi infancia, cogiendo a aquel doctor por la pechera.
Explíqueme qué pasa, doctor, no entiendo nada...
Pequeño, tu madre se marcha...

No fue más que la llamada de Dios, que irá con él de su mano hasta el cielo.
Pero por qué ahora, por qué mi madre,
qué hizo ella, santa y luchadora, para merecer esto,
que nunca te negó plegaria, que nunca dudó de tu presencia, Dios, por qué te marchas con su esencia...

22 nov. 2009

Amor de conveniencia.

¿Donde está?
Aquel por el que cambiaste mis besos,
¿donde se fue?
¿Por que se marchó?

Quien mas que el te hacia sentir bien,
yo no te valía,
por que lloras entonces,
por que te arrastras,por que vuelves.

Ahora soy yo el que no te añora,
el que no piensa en ti.
Ya no te quiero,
¿tan dificil es entenderlo?

El error es irreparable,el daño...
Los dos en mi cama,
todavía se mantiene
el aspero olor de la traicion.

Te confie mi vida,
mi sueños,mis ilusiones, todo.
Y ahora que, ¿quien recupera el tiempo que perdí contigo?
Quien me devuelve las caricias que un dia te dí...

Caricias que nunca fueron tuyas,
besos que no te pertenecian,
y ahora que te quedas sola, ¿me recuerdas?
Lo siento, pero no quiero tu amor por conveniencia.

17 nov. 2009

Me devolviste el amor.

Cuestiones planificadas sin respuesta...
pizarras de amor invisible,
que con tinta de sangre dibujó,
mi corazon endeble.

Globo desinchado, que sobre nieve camina,
perdí los estribos sobre mi triste acentuación,
reflejos de llantos que ya no estan en mi corazón,
tu amor puro, sacará mi espina...

Basado en lo clásico,
dando bandazos por mi habitación,
la tuya esencia, me devolvío la ilusión,
para vivir contigo, un sueño mágico, eterno, de amor...

15 nov. 2009

Mi pasado.

Paz, la necesitaba.
No se es solo calma, la que precede a la tempestad.
Tranquilidad. Necesitaba el silencio,
paré el tiempo, y lo invertí en hablarme...

Pensé en tí, en como estabas,
siempre te hacen sufrir, es tu caracter.
Y mira que te aviso, pero solo escuchas
a tu corazón.

Tambien pensé en ella, no se acuerda,
no me recuerda. Lo grande que fue Roma,
y con todo su explendor, cayó con la misma dureza,
que caí yo.

La necesitaba, era mi vicio, mi ser.
Quiería verla, pero no.
La quise tanto, tanto, tanto...
que ahora me duele perderla.

Le dejé correr. Me pasa por bueno.
Dicen que Dios aprieta, pero no ahoga,
pues estoy cercano a la esfixia.
Cuando parará de apretar.

Tambien pensé en mi futuro.
En como un día, dejé escapar mi capacidad,
por estar al lado de los que dicen siempre estar.
Que inútil fui...

Nos pasa a los buenos, los santos, los martires.
Todos opinan, pero nadie lo entiende.
Nadie sabe lo que pienso,
pero todos lo temen.

Se fue una lágrima, recorrio mi rostro
hasta mi pecho, donde desaparecio...
Y como una lagrima a la que seca el viento,
si no me encuentro, terminaré secandome yo...

Y ya no estabas...

Entre el ruido de la multitud,
quise buscar tu voz,
un tímido consejo,
busque tu apoyo...

No lo conseguí.
Empecé a correr, pero me di cuenta de que no me seguías.
¿Tan rápido voy?, ¿o es que te diste la vuelta?
Me quede solo.

Con quien creía contar, no estaba.
Sorprendido estube un rato,
encerrado en aquel bosque del que ya
no se salir.

Una vez mas, me confundí.
Todos mis ideales de ti por los suelos,
todas las ilusiones que un día me creaste...
todo se fue.

Ahora que me encuentro solo con mis adentros.
Recuerdo el tiempo que estuviste conmigo.
Aunque ahora el tiempo me a demostrado,
quien era, realmente, mi amigo.

Va por tí.

A quien estubo ahí siempre,
y nunca desistio en el empeño,
en intentar verme feliz.
Va por tí.

Por quien incluso muriendo de dolor,
dejó sus problemas a un lado,
y se empeñó en que yo saliera adelante.
Va por tí.

A cual Sancho que leal,
jamás se separó de mi camino,
alumbrando la noche cuando se hacía oscura.
Va por tí.

A quien sabe ayudar a quien lo necesita,
no se olvida de quien ya no está.
A quien no guarda rencor alguno.
Va por tí.

A quien supo perdonarme,
a quien sabe hablarme,
a quien intenta comprenderme.
Va por tí.

A quien mis secretos guarda,
transaparenta su ser con tal,
de un mejor entendimiento de la vida.
Va por tí.

Y va, finalmente,
para aquel amigo que en las sombras,
me ayudó a levantar un imperio.
Una vez mas, y aunque a lo mejor no lo entiendas,
va por tí.

No es real...

Apagué la luz,
dejé, que mi triste sombra me alumbrara.
Otra vez no...
No podía ser cierto.

Acababa de conocerla,
pero su mirar atravesó mi alma,
se dilataron mis pupilas hasta desaparecer.
No puedes ser verdad.

Angel que del cielo fue caído,
destino de almas que charlan en silencio,
me giré asustado a contemplar mi habitación.
Tranquilo, no es real.

Se fue, de esperar se marchó,
como siempre, me deja, me susurra,
me llora, se aleja...
menos mal, que no apareciste tu.

13 nov. 2009

Tengo miedo del amor.

Todo cambio.
El mundo que creía conocer, se fue.
No queda nada mas que el
gracioso parloteo del resquemor.

Odio que nace en mis adentros.
Mujer burda de sentimientos fingidos.
Inutil el espacio que ocupas en mis adentros.
Espacio que resto de mí...

Donde iré ahora que arrancaron mis ideas.
Ocultadas en falsos testimonios.
Donde me refugio ahora que no me enuentro.
Esperare sentado a los demonios.

Liantes de bajo coste, que
a veces creen entenderme.
Mas no pueden, no saben...
Oirte hablar de otros me duele,
razón de mas para no quererte.

Tu.

Verso, tras verso.
Palabra, por palabra.
Amor, sin sentido.
Amor, que desgarra.

Tiempo, al tiempo.
Batalla, tras batalla.
Besos, que un día fueron míos.
Besos que ya, no me saben a nada.

8 nov. 2009

Te quiero, aunque no este a tu lado.

Gris, pálido, entornado el cielo.
Temprana, triste, la sonrisa del amor.
Tarde, lento, su ojo me guiñó.
Una vez mas…

Tierno, tenue, la llama que en tu alma crece.
Busca, la duda, que en tu mente asiente.
Cálida, amarga, la frustrada marcha.
Buceo, en tu pena, en la sombra de la noche.

En la cena que me espera, cuando llegue a tu balcón.
En las sórdidas palomas, que vuelan a mi alrededor.
Entornando los ojos, vislumbro una ilusión.
Su palidez reconozco, el cadáver era yo.

Frágil, prematuro, el despido del infierno.
Suave, frío, el tacto de mi mano.
Brusco, dentro, los besos que no te dí.
Quiero, y no puedo, volverte a oír.

Fin, del comienzo, de una relación.
Muerto, por dentro, esta mi corazón.
Sufro, lo siento, ni muerto callo, amor.
Sabias que te quiero, y ahora el malo no soy yo.

Perdidas, vacías, las miradas que nos unieron.
Tristes, tempranas, las campanas que alcé al vuelo.
Rozan, los dedos, de mis pies contra el suelo.
Me muero, lo siento, si se me olvidó decir te quiero.

En el tintero, se quedaron, las palabras que nunca te dediqué.
En mi mente, los recuerdos, que ni muerto olvidaré.
Bueno, te dejo, pues pronto marcharé.
No te olvides, que te quiero, y que aunque ya no este, siempre a tu lado estaré.

Ingenuo

Me costó entenderlo…
En mi espalda sentada, mi confidente.
Mi amiga… supuesto hurto de esperanza.
Caudales de tinta corrieron…

Me río por… por que si.
Impotencia, vergüenza… ecuación perfecta.
Incógnita de una vida.
Ahora, tarde, resuelta.

Cuanta falsedad encerrada.
En un mundo tan poblado, y a la vez tan solo.
Recuerdos que se esfuman como el viento.
Ahora, ya, no queda nada.

Te confíe mi tiempo, mis mas ocultos secretos.
Mis sueños, encerrados tal vez en tristes mensajes sin respuesta coherente.
No salían de ti, tu amistad no existía…
Y yo, confiado, me apoyaba en tu hombro.

Llegue a comerme las entrañas,
no me habla, estará molesta, no,
ya no la importaba.
Y yo con mis historias en la cabeza.

Me pasa por ingenuo, siempre me pasa.
Cicatriz sobre cicatriz se cierra.
Y encierran a su vez batallas,
que ahora no quiero ganar.

El tiempo ya me sanó una vez,
¿por que no dos mas?.
Una por que te olvidaré,
y otra, por que no volverás.

Que mi versos no solo hablan de amor,
hablan de quien cree en la amistad,
y en quien se abre al resto con temor;
por algo lo hará.

Cada cual aprende su lección.
Y todavía me preguntas por que me cierro.
Todavía espero la salvación,
tonto de mi, ingenuo.

Palos y piedras romperán mi espalda,
la traición continuada, lo hará con mi corazón.
No te entiendo, ¿ya no me llamas?
¿Acaso eras mi amiga por compasión?

Amor.

Amor, pura ilusión
Que mis recuerdos alimenta.
Un vago sentimiento,
que mi alma hiere.

Un desconocido que
Llama a mi puerta.
Diciendo que el me dará,
La ilusión que la gente necesita.

Para reír, si se es correspondido,
Para llorar, si rechazado eres.
Para volar, por una persona.
Para llenar tu cabeza con idioteces.

Que el sentimiento no tiene culpa,
Del mal amor que elijas.
Que el amor que no te quiere,
Daño hará si se lo propone.

Que el que no lo haya tenido,
No espere a la primera,
Ser correspondido,
Por el amor que uno quiera.

Que el amor es
Una ruleta, que,
Quien no la juega,
Jamás gana nada.

El amor correspondido,
Como un premio a de cuidarse.
Y el rechazado,
Como anécdota a de quedarse.

Que no es bueno ni sano,
Ni conveniente siquiera,
Que, por ser rechazado
Una vez, el alma muera.

Que de eso trata la vida.
De caer, y levantarse.
De chocarte cuando vuelas.
De llorar, de enamorarse.

Se acabó el amor.

Se acabó el amor.
Hace tiempo, que lo hubieras cambiado por libertad.
Hace tiempo que él lo vendió.
Hace tiempo que te hace llorar.

Se terminó el respeto.
Mis valores dicen, que respete al humano.
Pero no puedo respetarlo,
cuando encima, te pone la mano.

No es familia, ya no, hace tiempo que no.
Podías haber gritado, podías haber avisado.
Lo tragaste sola, siempre sola…
Te mantuviste firme.

Mil veces, pensaste en quitarte la vida,
pero querías, cerrar primero tus heridas.
Pensaste en como devolverle las palizas.
Pero, una vez más, no serviría la justicia.

Lloraste lagrimas de sangre,
sufriste hasta la extenuación.
Por que no nos avisaste,
antes de que él perdiera el control.

Tu, si tu. Ese que dice ser un hombre,
pero, como toda bestia,
a solas en tu cueva,
te transformas.

Dentro de poco volverás a ver a la luz,
no a cambiado tanto la vida en seis meses.
El juez así lo dictamino,
seguramente, se puso en tu situación el muy cabrón.

Te comprendió, el mono es difícil aguantarlo,
pero sabes que, ella no volverá a ver la luz del sol.
Si en mi mano estuviera, tu pasabas por lo que ella pasó.
Y sufrirías, lo que ella sufrió.

La muerte te espera, es solo cuestión de tiempo,
si no te mato yo, lo hará tu otro amor.
¿Donde esta Dios cuando se le necesita?
¿Por que murió sola, en su cama, de dolor?

Miradas en tiempo perdido

Miradas en tiempo perdido,
son el consuelo de el alma que espera impaciente,
a que su cabeza se asiente,
y vuelva de nuevo a por ti.

Tiempo atrás, la rosa decía,
que yo por ti moría.
Antes no era verdad,
pero ahora no se que decir.

Yo me mantendré sentado,
la ultima flecha esta muy reciente,
no quiero otra cicatriz,
ni nadar contracorriente.

Cierto que hay obstáculos,
pero no me preocupan la verdad.
Como me miras, te lo he notado.
No te voy a dejar escapar.

No quiero ser impaciente,
¿y si no la quiero de verdad?
Tengo miedo a equivocarme,
aunque eso, es normal.

La verdad, que desde el tren se ven las cosas mas bonitas,
será el aire que me da en la cara, que me hace delirar.
Aunque creo, que lo voy a dejar.
No sirvo para esto del amar.

7 nov. 2009

El comienzo.

Por que te tengo, y no.
Por que te veo y no te quiero.
Sin embargo si no te miro,
cada vez más me enredo.

En un árbol sin ramas.
En tu charca sin agua.
En tu amor soso y bobo,
en tu amor lleno de nada.

Por que creo, que nada siento.
Por que ya no entiendo esta farsa.
Con los sentimientos no se juega,
pero ya, no existe nada.

Mi corazón, esta vacío.
Mi alma, esta manchada.
De tus tontas indicaciones,
de tus mentiras que me matan.

Por que lloro al ver lo nuestro.
Por que siento, odio y miedo.
Al creerme tus mentiras,
al soñar, siempre despierto

Y ahora, ya soy libre.
Por que tu no estas con migo.
Vivir la vida quiero,
y nunca sentir miedo.

Gritar a los cuatro vientos.
Las palabras salen del alma.
Amor esta es mi vida,
amor esto es lo que siento.

¿Que es la vida?

¿Que es la vida? Palabra tras palabra,
remamos contracorriente ante el importunio de la noche,
para intentar aguantar lo mejor posible los envistes del destino.

¿Pero y si fuera mentira?, y si todo sueño ingrato, en vez de quedar en el olvido,
debieran ser guardados pues son los resquicios de la vida de verdad. Y si ahora
estamos soñando, y si un día por que si me despierto, y veo el mundo en su cruda realidad.

Nunca me pare a pensarlo, pero quizás, solo quizás, nuestro camino no es que este marcado, sino que somos lo contrario a la vida de verdad. Por que no ser nosotros el polo opuesto, de un yo que habita en el mundo de los sueños.

¿No es cierto que hay noches en las que sobresaltado te levantas, buscando un resquicio de vida a tu alrededor? Y no esta… ¿por que tememos a la soledad?, ¿acaso tememos que lo peor de nosotros, florezca? ¿O que nuestro otro yo se imponga, y se acabe suicidando al ver la sociedad que hemos creado?

¿Por que la vida es tan compleja, si te dejan tiempo para pararte un segundo, e impregnarte de ella?

1 nov. 2009

Mis hermanos.

Veo como se agrieta el suelo por donde pasa el tiempo,
y no para de venírseme a la cabeza,
tantos y tantos momentos, que pase aquí.

Jure mantenerme firme, me jure no llorar,
me prometí no cesar en mi empeño de pensar que éramos inseparables,
de creer que éramos imbatibles…

Dando un paseo por las desiertas calles,
veo que ya nadie me sonríe, ya nadie quiere escucharme.
Ya nadie escucha a nadie.

Se perdieron los valores, lo supe cuando paseaba por mi antigua calle,
y los encontré en una esquina, temblorosos y cobardes.
Y me pregunté el por que.

Hice una autocrítica de mi y de mis hermanos,
tanto poder acumulado, nos impulsó hacia el declive,
del cual ya no salimos.

Nadie se imagina lo que yo sentí, cuando vi mi familia separada por un color,
cuando unos luchaban por su cuenta, y otros con temor,
cerraban las cuentas que un día el banco les abrió.

Nadie se ha parado a pensar, que será de nuestros hijos,
cuando no aguantemos mas, y no encontremos cobijo,
ni si quiera, en la hermandad.

Algunos, harán dinero de las penas de los demás,
amos de corbata y chaqueta, que lo que les entra en la maleta,
se lo llevan sin mas.

Yo me canso de oír a mi padre llorar, y de decir que ya no queda dinero para nada.
Tan malo no será esto, cuando hay gente que se apoya,
en decir que estamos igual, que le resto, que los demás.

No nos dejemos engañar, que esto no a tocado fondo, ni lo tocará,
mientras nuestra voz y nuestros votos, sean dinero,
para unos pocos nada mas.

Y cada día me duele mas, ver las paredes de mi nación agrietadas.
Nuestras ideas no son como el apellido, que no se puede cambiar.
Cada uno es libre, te lo digo de verdad.

Yo no soy ni rojo ni azul, tan solo, soy coherente, como mi valores.
Analicemos los hechos, no nos dejemos engañar,
no escuches lo que dicen los medios, todo depende como lo quieran enfocar.

Miremos nuestra patria, y el orgullo de ser español,
por que pelearnos, no veis que nos están separando,
tan solo por la intención...

Ver a mis hermanos pelearse me duele.
Más que un color, eso es lo que me duele.
Que las ideas nos separen...

Asi soy yo.

Soy alarido de nostalgia en la noche,
como el vaso que al caerse rompe
como amigo que se pierde en las sombras,
como alma que no encuentra cobijo.

Soy como el niño desconsolado,
soy como el vagabundo muerto,
soy como arma que carga el diablo,
que tan solo, escucha al viento.

Soy como ola que contra la roca rompe,
como roble que en el desierto crece,
como agua de mayo en enero,
como fuego que llevo por dentro.

¿Sabes como me siento?
Como el que vive solo y vive,
como el que no muestra rencor ni miedo.
Como culpable de la lógica.

Como tierra batida, abatida,
como llanto de espanto; esperpento,
como suelo del techo en mi mente,
como seguidor de penas, de gentes.

Como fin, de un comienzo intermedio.
Como arena en un mar de dudas,
como cobijo dentro del destierro,
como payaso de este entierro.

Como sordo del mundo de las luces,
como testigo en nuestro juicio,
como esperanza del fantasma en los cruces,
como mártir que ríe un suplicio

¿Sabes, que es lo que pienso?
Que mi vida sin ti carece de sentido,
que lo único que me queda es el olvido,
y que ojala encuentres tu sitio, en mi diario, el del perdido.

Alguien que me haga sentirme vivo...

Aquí sentado en la cama, en la que una vez me acompañaste tu,
busco entre las sabanas, algún resquicio de mi alma,
que me confirme que sigo vivo.

Mirando por la ventana, observo a los astros moverse,
y pienso, que de que hablaré cuando la gente se canse
de oír nuestra historia.

Dame el secreto del olvido,
puesto que no consigo pensar en nada que no sea tu pelo,
que no sean tus ojos, que no sean tus besos…

Como me ganare el cielo, sin estar a tu lado
si los ángeles ya no me saludan cuando paso por la calle,
si mi rostro demacrado por el llanto les asusta.

¿En serio conseguiste olvidarme tan fácil?
Yo sigo buscando esa alma, que me recuerde que no estoy muerto,
que me haga sentirme mío.

¿Por qué sigo esperando tu llamada?
Si la cobertura es muy mala,
en la montaña en la que deje mi corazón.

¿Alguien viene a buscarlo conmigo?
Alguien que me devuelva la sonrisa,
alguien que me haga sentirme vivo…