¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

15 nov. 2009

Va por tí.

A quien estubo ahí siempre,
y nunca desistio en el empeño,
en intentar verme feliz.
Va por tí.

Por quien incluso muriendo de dolor,
dejó sus problemas a un lado,
y se empeñó en que yo saliera adelante.
Va por tí.

A cual Sancho que leal,
jamás se separó de mi camino,
alumbrando la noche cuando se hacía oscura.
Va por tí.

A quien sabe ayudar a quien lo necesita,
no se olvida de quien ya no está.
A quien no guarda rencor alguno.
Va por tí.

A quien supo perdonarme,
a quien sabe hablarme,
a quien intenta comprenderme.
Va por tí.

A quien mis secretos guarda,
transaparenta su ser con tal,
de un mejor entendimiento de la vida.
Va por tí.

Y va, finalmente,
para aquel amigo que en las sombras,
me ayudó a levantar un imperio.
Una vez mas, y aunque a lo mejor no lo entiendas,
va por tí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario