¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

15 nov. 2009

No es real...

Apagué la luz,
dejé, que mi triste sombra me alumbrara.
Otra vez no...
No podía ser cierto.

Acababa de conocerla,
pero su mirar atravesó mi alma,
se dilataron mis pupilas hasta desaparecer.
No puedes ser verdad.

Angel que del cielo fue caído,
destino de almas que charlan en silencio,
me giré asustado a contemplar mi habitación.
Tranquilo, no es real.

Se fue, de esperar se marchó,
como siempre, me deja, me susurra,
me llora, se aleja...
menos mal, que no apareciste tu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario