¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

1 nov. 2009

Mis hermanos.

Veo como se agrieta el suelo por donde pasa el tiempo,
y no para de venírseme a la cabeza,
tantos y tantos momentos, que pase aquí.

Jure mantenerme firme, me jure no llorar,
me prometí no cesar en mi empeño de pensar que éramos inseparables,
de creer que éramos imbatibles…

Dando un paseo por las desiertas calles,
veo que ya nadie me sonríe, ya nadie quiere escucharme.
Ya nadie escucha a nadie.

Se perdieron los valores, lo supe cuando paseaba por mi antigua calle,
y los encontré en una esquina, temblorosos y cobardes.
Y me pregunté el por que.

Hice una autocrítica de mi y de mis hermanos,
tanto poder acumulado, nos impulsó hacia el declive,
del cual ya no salimos.

Nadie se imagina lo que yo sentí, cuando vi mi familia separada por un color,
cuando unos luchaban por su cuenta, y otros con temor,
cerraban las cuentas que un día el banco les abrió.

Nadie se ha parado a pensar, que será de nuestros hijos,
cuando no aguantemos mas, y no encontremos cobijo,
ni si quiera, en la hermandad.

Algunos, harán dinero de las penas de los demás,
amos de corbata y chaqueta, que lo que les entra en la maleta,
se lo llevan sin mas.

Yo me canso de oír a mi padre llorar, y de decir que ya no queda dinero para nada.
Tan malo no será esto, cuando hay gente que se apoya,
en decir que estamos igual, que le resto, que los demás.

No nos dejemos engañar, que esto no a tocado fondo, ni lo tocará,
mientras nuestra voz y nuestros votos, sean dinero,
para unos pocos nada mas.

Y cada día me duele mas, ver las paredes de mi nación agrietadas.
Nuestras ideas no son como el apellido, que no se puede cambiar.
Cada uno es libre, te lo digo de verdad.

Yo no soy ni rojo ni azul, tan solo, soy coherente, como mi valores.
Analicemos los hechos, no nos dejemos engañar,
no escuches lo que dicen los medios, todo depende como lo quieran enfocar.

Miremos nuestra patria, y el orgullo de ser español,
por que pelearnos, no veis que nos están separando,
tan solo por la intención...

Ver a mis hermanos pelearse me duele.
Más que un color, eso es lo que me duele.
Que las ideas nos separen...

No hay comentarios:

Publicar un comentario