¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

30 nov. 2009

Alguien que me quiera...

Sigo perdido en la inmensidad de recuerdos,
que cada día me recuerdan la soledad en la que vivo.
Tiempos en los que el mar está en calma,
tiempos en los que el mar nunca estuvo...

La serenidad que me faltó,
para afrontar un sentimiento único, hermoso.
La paciencia que no me fue otorgada al nacer,
me llevó a la perdición cuando crecí.

Sigo estando solo en este largo camino,
nadie quiere compartir su vida conmigo,
¿tan superflua es la sociedad?
¿O es que soy yo el raro?

No lo comprendo.
Luego me dicen que me busque a alguien.
¿Pero quién está dispuesta a quererme?
Que me lo diga ahora, o calle como siempre...

Sigo escribiendo en la penumbra de mi habitación,
basándome en historias que nunca he vivido.
Invención de personas que jamás existieron,
poeta malherido, que solo, vive de sueños...

No hay comentarios:

Publicar un comentario