¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

8 nov. 2009

Miradas en tiempo perdido

Miradas en tiempo perdido,
son el consuelo de el alma que espera impaciente,
a que su cabeza se asiente,
y vuelva de nuevo a por ti.

Tiempo atrás, la rosa decía,
que yo por ti moría.
Antes no era verdad,
pero ahora no se que decir.

Yo me mantendré sentado,
la ultima flecha esta muy reciente,
no quiero otra cicatriz,
ni nadar contracorriente.

Cierto que hay obstáculos,
pero no me preocupan la verdad.
Como me miras, te lo he notado.
No te voy a dejar escapar.

No quiero ser impaciente,
¿y si no la quiero de verdad?
Tengo miedo a equivocarme,
aunque eso, es normal.

La verdad, que desde el tren se ven las cosas mas bonitas,
será el aire que me da en la cara, que me hace delirar.
Aunque creo, que lo voy a dejar.
No sirvo para esto del amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario