¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

10 dic. 2014

Aún guardo tu voz en un orfeo.

Aún guardo en un orfeo tu voz,
el acento argentino que pones a cada uno de tus instantes.
Lo agridulce de lanzarte al mar a ciegas,
aventura y miedo, así te resumo;
así te guardo.

Y te envidio;

- por haberte vuelto infinita,
como una idea de Nolan,
o cualquier disco de Pucho.

- por lo poco que necesitastes para hacerme finito,
como un papel mojado por la lluvia,
(que mece mis mareas de cemento y pladur).
Como el humo, como un rayo de sol en Islandia,
como un domingo sin ti.
Como el café, y un domingo sin café.
Calor que emana de mí, aire.
Ausencia.

Nada vale lo que tu viaje necesita.

Y sé que rindes cuentas a Dios al volver,
y preguntas a cada rincón si debiste o no.
Sé de tus miedos a sentir valor,
y tus valores de amar lo que temes, de las dudas infinitas,
sé de tus consignas en batalla,
y de la cara cuando reculas,
sé que besas con ojos cerrados, y que gritas sin sentido
cuando lo inhumano se hace presa de lo injusto,
de tu fe en que la nada no será eterna,
tu fe un mundo que nunca existió.

Aún... aún guardo tu voz en un orfeo.
Y... beso a tientas cada uno de tus insomnios,
agradezco al día otra mañana sin sol que te nuble la vista,
porque de noche te desnudas,
porque desnuda no te rozan las heridas.

Sueña amor, sueña.
Yo vigilo en las almenas.
Traeré ofrendas en forma de nuevas gestas.
Ilusión que mengua en su bucle de tristeza...
esperanza que nace de sonrisas ajenas.

Música, arte.
Fe.
Tú.

12 nov. 2014

Porque toda ayuda es poca!



"Si todo tu mundo se viese amenazado, si estuvieses entre la espada y la pared, si tuvieses que elegir entre la luz y la oscuridad, entre el día y la noche, entre el bien y el mal. Dime, ¿cuál sería tu elección? ¿Qué decisiones tomarías? ¿En qué lado de la balanza estarías?"

Entre rts y favoritos... la promo ha llegado ya a más de 20.000 cuentas de Twitter... gracias a todos, de verdad, seguimos creciendo, quiero veros a todos el 28 en la Sala Anubis Pinto, con la entrada ayudáis en la lucha contra la pobreza infantil, hacerlo por ellos chicos, vamos a reventar la sala eh! A las 20:30, en la Sala Anubis de Pinto, vamos a hacer historia eh!! Vamos!!!

https://www.youtube.com/watch?v=9zj-6wWjpZg

Fernando Cañete, #LaBalanza

21 oct. 2014

21 de Noviembre...

La Balanza (o la crónica de la pérdida y recuperación de Babel)

Preludio; Caos, desequilibrio verbal y un grito.
Acto 1; El rescate de Pandora.
Acto 2; La huida, o la noche que Babel ardió.
Acto 3; El ciego y el Síndrome de Stendhal.
Interludio; Postal vacía, 4€.
Acto 4; La celda de aislamiento.
Acto 5; Noches de incendio y un 12 de Abril.
Acto 6; Desobediencia.
Acto 7; La reconquista del Imperio.
Escena final; El día que se equilibró el ocaso.

Fernando Cañete Lozano.

21 de Noviembre.

9 oct. 2014

Teoría de la Soledad, primera parte.

No había terminado de hacerse con el control de mi voluntad la noche, y ya estaba riendo a carcajadas.
Me giré, conecté con sus pupilas, como un viaje hecho mil veces; automático.

"Mucho habías tardado" - una sonrisa emergió de sus labios.

Nos miramos, durante no más de un minuto creo, aunque parecía no querer terminarse nunca. Solté una carcajada.

"Desde luego... no has cambiado. Podías haber mandado una carta, un Whatsapp, no sé, algo."
"No lo entendí importante" - volví a soltar una sonora carcajada.
"Joder, pues no se es madre todos los días, princesa."

Ella también rió. Y yo con ella. De esas risas tontas que se contagian como ondas en el agua.

"¿Qué tal va todo, Daniella?" Pregunté, más calmado, con una mirada entrañable si no recuerdo mal, al menos intenté que lo fuera.

"No me quejo. Sigo con Blabla, tengo una hija preciosa, el gobierno me ha puesto una casa... no, definitivamente no me quejo."

"Nunca fuiste muy de trabajar, desde luego... me alegro de que vaya todo bien la verdad. ¿Blabla bien?"

"Mira quién fue a hablar... " - sacó la lengua. "Aún tiene que acostumbrarse a ser papá, cada día va mejor, pero le cuesta, cosas de ser primerizo. ¿Y tú?".

"Por encima del hecho de ser primerizo, pondría el hecho de ser postizo, ya sabes.  Yo bien, supongo, como siempre."

"Venga, al grano." - cambió su tono, ahora afilado, ahora serio.

"Tu bipolaridad juro que a veces me asusta, y me pone."

"¿Por qué?"

Respiré profundo, aunque sin hacer mucho ruido. Miré al suelo, sigo sin saber por qué me cuesta tanto hablar de mí a la cara.

"Me cansé de echar de menos."

"Es algo inevitable, luego no te entiendo."

"Supongo que es difícil vivir con quien no compartes nada. Era... era injusto para todos."

"¿Para todos, o para ambos?"

"Para todos."

"¿De verdad crees que hubiese cambiado algo si no te hubieras ido?"

"Desde luego, las cosas eran mejores antes."

"Mentira Fer, sólo enmascarabas una realidad evidente. Tan evidente, como que sigues igual de solo, y recurres a una imagen de tu pasado para no acabar meando en la pecera."

"Espera un momento, tú... ¿tú desde cuándo me llamas así?"

"¿Te sientes mejor ahora, más libre?"

"Sí, claro."

"Mentira, mientes, siempre lo haces. No comprendes qué hiciste mal, aunque tu instinto diga que no fue culpa mía."

"Bueno, igual mi instinto se equivoca, ¿lo sabías?"

"¿De verdad crees tener todo tan atado?¿ crees que eres tú el que está decidiendo algo de todo ésto?"

"Sí, llevo mucho tiempo pensándolo, no necesito que tú vengas a darme lecciones de moral precisamente."

"No te equivoques ni un pelo. No estoy aquí para darte ningún lección, después de todo, no creo que nadie tenga derecho a hacerlo. Estoy aquí, para decirte que con todo cuanto dices saber, o crees que sabes, sigues cometiendo los mismos errores una y otra vez."

"Entiendo, ¿dedicarme a quien le importo es fallar?"

"No entender a quién le importas es fallar."

"Vete a la mierda hombre " - me levanté del asiento. "Me he tirado muchos meses perdido, me fui deseando volver por lo que dejaba y al volver sólo encontré mierda, al volver todos habían cambiado, esto no fue lo que dejé, estoy volviendo a ser lo que me negué a ser para intentar ser feliz, me cago en la puta, esto ya lo hemos vivido y sigo sin entender por qué. Y en vez de ayudarme alguno, os sentáis ahí con vuestra puta pose de "Qué equivocado estás Cañete" porque insistís en que no se puede hablar conmigo, y no joder, lo que no se puede es intentar venderme vuestra mierda como si fuera real. ¿Qué más tengo que hacer para que se me quiera?, joder, ¡¿qué más?! " - me eché a llorar. Igual es lo que tenía que haber hecho hace mucho, cagarme en todo y llorar.

"Sigues sin entender nada."

"Seguís sin explicármelo."

"Sigues sin abrirte a nadie."

"Me abrí y encontré rechazo. Encontré que era más feliz sin mí pero con ella. Y con ellos."

"No necesitas estar solo."

"Habéis logrado que lo desee. La única forma de que nadie esté mal conmigo es... es que yo no esté."

"Pues vete, rehaz tu vida. Vente a Irlanda conmigo."

"Lo intento... pero no puedo. Demasiado en la espalda, demasiado..."

Y se fue, como siempre hace. Sin decir adiós, sin aclarar una mierda. Pensé que te había encontrado, hubiese estado dispuesto a jurarlo. Necesito que alguien me saque de aquí...




16 jun. 2014

Miau.

"Un café con leche, por favor"
Sin apartar la mirada del móvil, realmente hablando de nada con nadie. Lo bloqueó, se miró. "Igual... igual has tocado fondo".
La misma vocecilla de nadie, diciendo las mismas sandeces de siempre. "Igual si cierro los ojos muy fuerte se va, pensaba. Igual si consigo correr más rápido, si no dejo a la noche acariciarme otra vez, ¿hasta cuándo podré sobrevivir al caos que se presenta de usted, y me vuelve un perdedor más? Loco soñador, irreal... caliente. Caliente, joder, muy caliente."

Apartó la banqueta en la que estaba sentado, miró al frente mientras exclamaba aquel "Joder", que retumbó pared por pared, hasta despertar la vida en cada telaraña. Clavó sus ojos en el camarero, observando como al ralentí, pedía perdón por su error. Cómo su pierna gritaba por despejar aquel dolor en forma de café a temperatura ambiente en el Sol. Y así, tragaba cada insulto impropio de alguien tan alejado del ser como él, y tras morderse la lengua, el tiempo retomó su forma. El café quemó algo menos, y el camarero salió de la barra con papel. Vaya, qué ingenioso, papel. Sin duda, había necesitado de aquel heroico acto para salvar su integridad, y a la vez que heroico, inteligente y meditado, vaya si lo era. Jamás se le hubiese ocurrido secarse.

"Perdóneme de verdad, a estas horas uno no sabe ni dónde está." "Claro, y tu falta de sueño, la pagan mis pantalones"; pensó, mientras con una sonrisa lo menos forzada que pudo mostrar, decía algo parecido a "no se preocupe, cosas que pasan". Aprendió a valorar el auto-control, o al menos, recordó el cómo valorarlo. "Ahora mismo le pongo otro, y por supuesto está invitado al siguiente" "No tiene por qué, además se me ha hecho tarde" Dejó un euro veinte en la barra, y se marchó de allí. Sin duda, relacionar una mala noche, con un mal día, no era del todo alocado.

El tráfico era fluido a aquellas horas, ¿quién iba a pasear con el coche en aquella mañana de Mayo? Bendita primavera, bendito Sol. Recordó haberse dejado el libro a medio leer, que tenía intención de acabar el día que no tuviera en general más intenciones, metido en el maletero del coche. Tocó los cascos. Se olvidó del libro, claro.

"Lo siento, de veras".
"Qué puto susto, voz misteriosa, agria, lejana y a la vez inoportuna" Cuanto sentido oculto tras un simple giro a la velocidad de un destello y un "¿perdón?" con cara de circunstancias.
"Lo de su café. Una gran pérdida, supongo."
"Bueno... - mientras a la cara de circunstancia le acompañaba un gesto de duda con las manos - tampoco tanto... era un café."
"Con leche."
"Sí, con leche, ¿qué más da?."
Rió aquel misterioso hombre a carcajada limpia durante al menos tres segundos, que tras contemplar las miradas atónitas de los viandantes, le resultó un par de minutos.
"Supongo que cuando eres un gato, esos detalles son importantes. ¿Te importa si charlamos?"

Hagamos un inciso. ¿Nunca habéis puesto una cara que mezcla perfectamente, la expresión WTF!? (¿¡Pero Qué Cojones?!, para los que no están familiarizados con el término), con el miedo, la risa, la duda y la intriga a la vez? Algo así os lo podéis imaginar. Deshagamos el inciso.

Tras un prolongado silencio, y seguramente algún extraño colapso neuronal, sólo pudo pronunciar un entrecortado "Claro". ¿Por qué hizo eso? Bueno... sólo él lo sabe, lo cual, no implica que lo entienda.

Se sentaron en un banco sin intercambiar una sola palabra entre ambos hasta llegar a él. "Verás, siento lo brusco de mi entrada. Mi nombre es Tom, Tom Peete." Tendió la mano en forma de saludo. "Encantado; John Segal." dijo él.
"Y, ¿a qué te dedicas, John?"

...

"Me va a violar". Igual era un pensamiento prematuro, infundado en nada y cobarde, pero de todas las opciones que se le pasaban por la cabeza, era la que más le cuadraba. Ahora bien, ¿cómo afrontar la situación?
"Soy actor de películas de acción. Bueno, actúo en ellas, las dirijo y monto también. Son producciones muy caseras aún, pero espero que terminen gustando al gran público alguna vez."
Tom le miraba fijamente a los ojos, con una sonrisa de oreja a oreja, y aquel maldito sombrero hortera negro que le estaba cabreando cada vez más; ¿se habría dado cuenta de que pensaba que le iban a violar?¿Querría violarle en serio? "... y bueno Tom, usted ha dicho que era un..."

"Un gato, ¡claro! ¿Acaso no se ve a la legua?" Mantuvo aquella sonrisa de psicópata tras terminar la pregunta "Igual... igual no entendemos el término gato de igual manera" Insinuó, mientras  Tom borraba la sonrisa en ese mismo instante, tensando el gesto de manera que daba hasta miedo. "No seas imbécil, claro que lo entendemos igual, ¿qué más gatos conoces? ¡¿Tengo cara de ser el utensilio de algún mecánico?!" Recuperó la sonrisa... ¿eso era bueno?

"No, claro que no, pero entienda que de gato tampoco."
"Hagamos un pequeño experimento, John Segal, actor, director y  productor de películas de acción independientes. Fíjese en las personas de su alrededor."
"¿Y aguanto así hasta la eternidad, viejo chalado? - si alguien pudiera entrar en su cabeza en aquel instante...- Bien, ya me he fijado en las personas, ahora, ¿qué?"
"La respuesta es obvia, joder John. ¡Diferencieles entre perros y pájaros! - dijo, tras una teatral pausa, con tono, cara y gestos de que aquello que decía era más que obvio.
"Y, ¿cómo hago eso exactamente, Sr. Peete?" La perplejidad seguía subiendo hasta límites insospechados.
"Haciéndolo, obviamente. Deja que entren en ti, y valora lo que te hacen sentir, es simple; perros o pájaros."

John se quedó mirando al infinito durante un instante. "Cojonudo. Perros y pájaros. Y me lo dice un señor que dice ser un gato con sombrero. Genial, he tocado fondo." Tras el breve monólogo interior con su vocecilla, se puso a mirar fíjamente a cada uno de los peatones que circulaban por aquel lugar. De vez en cuando, alguno lo miraba extrañado, entendemos que a nadie le gusta ser mirado por un extraño con cara de loco. "Perros, o pájaros... perros o pájaros... o yo en un psiquiátrico a este ritmo."
"Relájese John; ¿Perros o pájaros?" Notó como aquella idea empezó a entrar en él. "Igual... igual tenía sentido. ¡Claro, joder! Aquella mujer es pájaro. Aquel niño es perro, y aquél pájaro. Ese hombre es perro, y su mujer también. Pero aquella anciana también es pájaro, su nieta es perro." Notó cómo una sonrisa emanaba en su cara; había logrado entender lo que aquel hombre le decía. "¡Puedo verlo, Tom! ¡Puedo verlos; perros y pájaros!"
"Puede que usted también sea un gato, señor Segal." Dijo sonriendo.
Él también sonreía, "Igual sí Tom. Eso sí, ¿qué significa esto? Me refiero... ¿porqué unos son pájaros, y los otros son perros?"
"Es muy simple, Jonhy. Has conseguido diferenciar entre la gente que odias, y la gente que te quieres comer. Miau"
Dijo, mientras seguía sonriendo.

14 may. 2014

Volver (Dentro)

Vuelvo.

Sin saber a dónde, ni por qué;
regreso.
Más frío, igual más viejo.
Más dañado, más usado, más manipulado,
tirado y después quebrado, ahorcado, sentido.
Vuelvo...

El aire no sabe igual allí, las praderas son rápidas,
el ritmo cambia constantemente, y no hay pausas para pensar.
El ajetreo del tráfico, las multas, el ruido...
la paz se quedó allí esperando, y sólo tengo que alzar la mano para rozarla.

Volver,
al lugar donde me apalearon, donde me juzgaron,
donde me colgaron por no ser como ellos,
donde el mundo se hizo risa y mi sed eterna,
donde ansiedad y poder conjugan,
donde ser, donde no pensar, donde creer,
donde existir y morir a la vez; donde volver.

Sin saber a dónde, ni por qué;
regreso.
Igual de frío, igual de viejo,
con los mismos lastres, con cada vez menos sueños por minuto,
y más minutos por sueño.
Donde el aire se bebe de un sorbo en vaso chico,
donde el agua mece tranquila mi calma,
dentro... dentro de mí está...

8 may. 2014

Para todos vosotros, de todo corazón, aquí está mi disco Ánima

Buenas noches a tod@s! Tras muchos meses de trabajo, por fin sacamos "Ánima", mi primer trabajo en el mundo del rap. Lo hemos hecho con toda la ilusión que solemos poner en nuestros proyectos, con presupuesto absolutamente cero, como siempre, y con todo nuestro alma. Ánima, es un disco de 16 canciones finalmente (más alguna sorpresilla final...) que cuenta con la colaboración, la ayuda, y el inestimable trabajo de Alberto Sánchez, sin él no habría sido posible. Además, cuenta, igual que en Septubre, con el maravilloso piano de Jorge Martín, y esta vez, además, su voz. Por supuesto, el otro pilar importante del disco ha sido mi hermano, Ivan Cañete, Bruma, quien sin él no habría comenzado a escribir rap. Espero que disfrutéis el disco mucho, porque lo hemos hecho con el corazón; aunque no os guste el rap, estoy seguro que algo os gustará. En este enlace que os pongo abajo, podréis descargarlo íntegro de manera gratuita, además con un librillo con las letras y algunas fotos, está muy chulo (contando que lo he hecho en Paint jeje). Además, os pongo los vídeos en YouTube. ¡Ojalá que lo disfrutéis oyéndolo, tanto o más como yo trabajándolo!

https://www.dropbox.com/sh/3r8a4ex90d0bz2w/AAAQXZ3JAtx_Ae6-_GMA0wbya

Tracklist;

1 Ánima; https://www.youtube.com/watch?v=lGp9ahrPYWs
2 ¡Comenzamos!; https://www.youtube.com/watch?v=aFkyZAOjnIc
3 Viajes infinitos (con Bruma); https://www.youtube.com/watch?v=SB0SyNgP7Pc
4 Me llaman Septubre; https://www.youtube.com/watch?v=NjRHNRf3l-U
5 Art-listos! (con Alberto Sánchez); https://www.youtube.com/watch?v=I-3lniR5yy4
6 Tic Tac; https://www.youtube.com/watch?v=swWZSwATt2w
7 History X; https://www.youtube.com/watch?v=l7zHXyX9G5I
8 Palabrea; https://www.youtube.com/watch?v=lBScPlmbrlc
9 Las ciudades rotas; https://www.youtube.com/watch?v=BgPoCg8Zbtg
10 Desde mi ventana; https://www.youtube.com/watch?v=OyQ22bwsn5A
11 Los estigmas invisibles (con Jorge Martín); https://www.youtube.com/watch?v=sUQb7TOZtmk
12 Marcha Poética (con Alberto Sánchez, y Jorge Martín al piano); https://www.youtube.com/watch?v=fj1wzAIkcbU
13 Apocalipsis (con Alberto Sánchez); https://www.youtube.com/watch?v=cNcU1LNHyCk
14 Ni fui, ni soy, ni seré; https://www.youtube.com/watch?v=nPbdOWBLWtI
15 Halloween (con Alberto Sánchez); https://www.youtube.com/watch?v=QN0Jmd9yONc
16 Carta al Otoño; https://www.youtube.com/watch?v=4zarf2_jvoE

Aquí, el disco entero del tirón; https://www.youtube.com/watch?v=rl6lZC4nX0o

Quiero dar las gracias primero a Alberto. Sin ti no hubiéramos hecho naaaada, así que como ya te dije, medio disco es tuyo, por los madrugones, los kilómetros, las horas y horas grabando... gracias! ;) A mi hermano, Ivan, quien no sólo colabora con una letraza, si no que ha estado trabajando como el que más con las bases, quien ha compartido los buenos y malos momentos que llevamos hasta ahora, y que sobre todo, me dio ánimos para lanzar Ánima; un enorme gracias a ti hermano. Por supuesto, a Jorge, que de nuevo ha colaborado con todo su arte, que es mucho; ¡espero seguir trabajando contigo muchos años!  De seguido, y no menos importante, a todos y cada uno de los productores que han participado en el disco, consciente o inconscientemente. Se os valora mucho menos de lo que merecéis, sin vosotros el RAP se quedaría mudo, no lo olvidéis, gracias.
A mi familia, a mis amigos, a los que me apoyan, a los que me critican, a los que me insultan y a los que me aman artísticamente hablando; gracias.
Sois parte de mi ánima, y de esta forma, aunque sea por un ratito que escuchéis mi voz, espero ser parte de la vuestra,  !GRACIAS!

Y ahora... ¡Comenzamos!

Fernando Cañete

19 abr. 2014

Los estigmas invisibles

Vuelvo a casa como un soldado exiliado, cada palmada dada me sabe a fracaso.
Se que me aplauden por sentirse reflejados, pero dime qué hago, si ya no me veo a mí,
en este espejo, quebrado, que deja un rostro; helado. Mirada que congela al tacto mientras trates de seguir,
buscar el camino malo para poder torcerme y salir al fin, siento que me perdí.

Como un actor anclado en la misma toma, repito el guión aunque cambien el croma.
Obsesionado con ser a mis principios y a mi enfoque, ahora guardo entre cuadernos esta terapia de choque;
darse de golpes contra que gente que no está, que no volverá, o que descubre que nunca existió.
Se perdió la razón entre el alcohol, mis noches, y conversaciones con Dios.

Diciendo adiós a todo cuanto me hizo feliz, me despedí de ti por miedo a equivocarme.
Dejé más deudas que perdón, ahora busco los resquicios que me dejen ver el Sol,
en esta mente en colapso, que no refleja la emoción, ni la ilusión, busco respuestas para aquel dolor,
que me devuelven los estigmas del silencio, ¿dónde estará mi camino, cuándo empieza mi momento?

Y yo sigo aquí, sentado donde siempre, interrogado por un folio en blanco que no miente;
mi dice que destruya mi pasado para así ver el presente; y no lo hago.
Porque no puedo, aunque quieras que lo intente; y lo siento. Todo el mal que hace vuelve a resurgir un día,
y querrás darle sentido, y hasta al mal su melodía, y lo siento vida mía,
pero ya soy otro,

la vida de mí hizo un despojo, no pidas ahora que cambie y que haga del infierno oro,
vivo en una prisión de plomo que pesa sobre mí, que me hace agachar los hombros; imploro,
que por Dios alguien salve al cobarde en el que me he convertido;
pues prefiero llorar dentro antes que perder el frío, y morir entre las sombras antes que perder mi hastío.

No podrás ver más allá de la niebla.
No podrás ser salvación, si no hay guerra.

Ánima, Los Estigmas Invisibles.

Reflexión trasnochada.

¿Por qué ahora? Pues... y porqué no. Supongo, que en la caída libre desde un avión de estos que vuelan más alto de lo que nosotros soñamos, si quieres evitar una hostia terrible con voz de Antonio Recio, en algún momento debes abrir el paracaídas. Vale, lo hace todo más aburrido... vale, no me he planteado abrirlo. ¿A quién vamos a engañar, pequeño yo?

"¿A que no sabes dónde he vuelto hoy...?

Donde solíamos gritar."

Supongo que son ciclos, o recorridos. Caminos... no tengo muy claro que son, ¿historias? ¿Son libros, millones de ellos? Igual todo esto es música, igual somos poesía. Un poema muerto, maldito; muerto por dentro pues lo que daba vida se fue, el maná, y así ya no soy gurú, sin poder, ni capa, ni castillo.

Ya no hay polvos mágicos que salven de la caída, ¿sabes? Ya no. Porque todo tiende a perderse si no se guarda, a romperse si se usa mal, a deteriorarse si se usa en exceso... esas putas leyes de la física, que como filósofo entiendo inútiles e incomprensibles en cuanto al vivir, al hecho de ser, de sentir. Somos listas.

Listas de cosas que queremos ser, de lugares que queremos conquistar, de bocas que pesar, de labios que partir, de sitios de los que huir, somos cosas que aprender, y que olvidar. Somos, somos listas. Listas que se complementan con las cosas que les faltan. Cosas que se faltan, cosas que se añoran, enumeraciones infinitas de pensamientos inútiles y certeros. Inútil, y certero.

Como la verdad en fuera de juego que dejan las lágrimas de impotencia, ¿no? La calma de cualquier brisa que te mece el pelo mientras corres a coger ese tren, inútil y certera, inútil y certero, yo; ser. Qué idea más curiosa.

Pensar que no somos más que aire, que no somos menos que aire.
Quién fuese aire, eh, quién lo fuera.

Huir por mera diversión si algo te aburre, correr delante de los coches sin miedo a que sean más rápidos, rozar y mirar sin sentir y siendo placer a la vez. Morir cuando no te apetece soplar, arremeter injusto sin que nadie te juzgue. Sólo por ser. Sólo, por ser aire.

Dañino, y necesario, inútil y certero. ¿Y si todos fuéramos un poco así? Ser inútil pero ser necesario, que sea dañino y necesario que estés. Certero... porque si se quiere lo que duele siempre lo será.

Al final, la vida es un ciclo, un recorrido. O un camino. La vida es... eso, la búsqueda de alguien que nos complemente nuestra lista de defectos, y de efectos. De lugares que visitar, y lugares de los que huir, de monstruos y dragones. Que sea dañino si falta, y si está certero, necesario para respirar, e inútil por sí solo. Al final, nacemos vacíos, y buscamos un todo.

Nos consideramos vacíos, y por ello necesitamos un todo.

"No serás capaz de odiarme... si lo he empeorado más, que bajen tus labios y me callen, si no, empezaremos a silbar...

por si alguien aún duerme, incendios de nieve y calor."

Buenas noches, descansad

Cañete.

10 feb. 2014

Nada...

Una de esas noches en las que no sé qué hacer.
¿Entiendes? Te quedas parado, sentado, miras a la nada.
Pones la tele y al fin y al cabo no es más que ruido sobre ti, nada.
Andas de aquí para allá,
y tu cuarto al final es tan corto como tu ánimo,
aunque no estás triste.
Nervioso, apagado, cambiado.
No tú.
Tardes de domingo que son recuerdos de viernes, y de sábado.
Y de ella, y de ayer, y no eres tú,
y es la calma, la que falta, la que es volátil.
Y eres aire, y el aire cala, y el frío pesa, y el tiempo calla...

Ay señor... como pesan estas cadenas que portamos los dos sin buscarlas ninguno.
Supongo que el lugar se predefine y sólo decidimos el tiempo que gastamos en él,
y al final la rutina se convierte en comparsa y nos encontramos,
y te sorprendes, y me sorprendo claro, pero es fingido.
Siempre lo es, siempre lo ha sido.
Y en el fondo duele, más que duele jode, que seas tú y no yo la que acaba anclando el alma, y yo hincando rodilla, y tú sintiéndote libre y yo,
yo siempre sigo aquí, donde siempre me dejaste, apartado,
en el estante de tus clásicos; recuerdos que nuca relees porque el pasado es historia,
y la historia la cuentan los vencedores y tú no perdiste nada,
y yo aún caído sigo defendiendo los mismos colores...

Pero si relees cada uno de aquellos códices,
aquellas láminas que nunca entendiste como tuyas;
si entras al ruedo de lo que entendemos y abrimos el telón,
y tu cara de asombro termina reflejando esta relación que por fatídica que fue, es muda.
Igual tú no vuelves a ser la misma, y yo vuelvo a dormir tranquilo,
y acabamos derrocando a los estigmas que sólo yo parezco haber sufrido.
Por cobarde, por ingenuo, por niño.

Porque sigo siendo valiente para salir a un escenario,
pero no para recordarte que sigo vivo.

17 ene. 2014

Las Ciudades Rotas, otra letra de Ánima.

Me apetece dejaros una de las letras de Ánima... la canción dura a penas 2:11 minutos, pero me gusta ponérmela en los cascos, cerrar los ojos y disfrutarla, o andar con ella por la ciudad, retratar así en mi mente lo que me transmite el tema, y fusionarlo con lo que veo en el día a día, en mi Madrid. Esta es mi ciudad, mi ciudad rota:

"Antes de que salga el Sol el mundo habrá estado nublado, la mirada ilusionada al cielo ya habrá caducado. El viento sopla discriminando contra el débil siempre, en esta sopa boba de caras sonrientes, y pósters de cuerpazos diez; tú y tu sencillez de mirar la ropa antes que los ojos. Quien se viste con rastrojos siempre tendrá menos frío que el que viste con chaqueta para fingir lo que nunca ha sido. Esclavizada andas, como siempre cantas baladas que te transportan a tu cama y manta; mil noches encerrada en casa gozando lo externo y ahora que lo has perdido vives rozando el extremo, del precio, pena que ahoga en llanto unos ojos que son de zafiro. Un viandante perdido, luchando contra sus dudas, pasa rápido para no ver la calle a oscuras; y la suerte, no cura...
Que aunque el viento sople al este seguiré andando torcido, y aunque otro vientre encuentre supondrá que ya te has ido. Nada es más peligroso que vivir en el pasado, dar por sabido el presente y quedarte apartado; el mundo cambia y en su cambio arrasa con la historia, todo lo que fuiste sólo queda en tu memoria, y en la mía, sólo queda polvo gris cenizo; es manto, la última mortal marea que dejó varado el barco. El vodka calma las heridas un instante, mientras que su infante viene con la nariz rota; en la escuela alguien se hizo el importante, y pagó su miedo con violencia, y sin clemencia, la paciencia hará de cada nueva herida un resalto hacia la meta. Con plomo en las pestañas duerme tan plácidamente, cuatro polvos reconfortan lo que ahora busco con veinte, vente, ven que vuelvo a casa, a encerrarme en con los cascos puestos y un pijama a rayas. Vente, ven que vuelvo a casa, al lugar del infinito donde no haya más distancias; antes de que ataque la ignorancia, la envidia, o las sapiencias de los seres que se crean dueños de la ciencia. Caerá el Sol hasta mañana, duerme la Luna, shh... no vayas a despertarla.

La ciudad cierra persianas antes de que el mal ataque... pregúntale a una niña si ella ve desde su cárcel..."

Fernando Cañete Lozano

Las Ciudades Rotas, Ánima.