¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

14 may. 2014

Volver (Dentro)

Vuelvo.

Sin saber a dónde, ni por qué;
regreso.
Más frío, igual más viejo.
Más dañado, más usado, más manipulado,
tirado y después quebrado, ahorcado, sentido.
Vuelvo...

El aire no sabe igual allí, las praderas son rápidas,
el ritmo cambia constantemente, y no hay pausas para pensar.
El ajetreo del tráfico, las multas, el ruido...
la paz se quedó allí esperando, y sólo tengo que alzar la mano para rozarla.

Volver,
al lugar donde me apalearon, donde me juzgaron,
donde me colgaron por no ser como ellos,
donde el mundo se hizo risa y mi sed eterna,
donde ansiedad y poder conjugan,
donde ser, donde no pensar, donde creer,
donde existir y morir a la vez; donde volver.

Sin saber a dónde, ni por qué;
regreso.
Igual de frío, igual de viejo,
con los mismos lastres, con cada vez menos sueños por minuto,
y más minutos por sueño.
Donde el aire se bebe de un sorbo en vaso chico,
donde el agua mece tranquila mi calma,
dentro... dentro de mí está...

No hay comentarios:

Publicar un comentario