¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

27 jun. 2011

Rendirse es morir.

Rendirse es reírse del esfuerzo.
El esfuerzo es el que nos permite seguir viviendo.
La vida, por tanto, es esfuerzo.
Reírse del esfuerzo es reírse de la vida.
Rendirse es reírse de la vida.
Reírse de la vida es morir.
Rendirse, es morir.

Problemas.

Cuando menos te lo esperas aparecen sin más,
duelen, se marchan, tu subestiman y fallan.
Si faltan los extrañas, si están los rehuyes,
si los ves marchar sonríes, después de haber llorado con ellos.
Los amas y los odias, los miras, los tocas, los matas,
te enojan, pero siempre...

Son problemas, dan sentido a este mundo cojo.
Luchas contra ellos, pero siempre los añoras.
Hay algo en ti que te lleva a desearlos,
y aún muertos, los recuerdas con cariño.

Son los problemas de una vida plena,
la búsqueda de la felicidad através de un camino de piedras.
Te machan cada día, siempre dejan una puerta,
si consigues abrirla, marcharás por ella.

Los problemas vienen, se van.
Cuando vienen te dan miedo, te alegra cuando no están.
Te hacen más fuerte, te enseñan a luchar,
y si les miras de frente les verás temblar.

Son problemas cada día, amor y odio,
tristeza y alegría, siempre traen problemas,
es el precio de vivir, si los tienes están vivos,
el gran problema es morir.

No existe vida plena sin combate.
No existen vidas que no tengan baches,
no existe por tanto una vida equidistante,
a una vida sin problemas, esa vida no nos hace
duros, ni combatientes.
Nos muestra prepotentes, nos hacen como somos,
si consigues entablar amistad con ellos,
habrás aprendido a vivir sin arrastrarte por el suelo.
Ellos son problemas, ellos lo son todo.

23 jun. 2011

Que no se acabe esta noche.

Déjame esa careta que tanto te pones,
quiero ver como se ve este mundo desde allí.
Déjame esas palabras tuyas que usas siempre,
que me vuelven demente y no me dejan respirar.

Yo a cambio te doy, miles de horas locas en mi cuarto,
el espanto de sentirse derrotado cuando te vas.
Y también te regalo, trozos de sueños que han muerto esperando,
miles de deseos tiritando, y algún cuento de nunca jamás.

Que no se acabe esta noche, lloraba mi alma perdida.
Que el tiempo no se derroche, que alguien cure mi herida.
Aquellos buenos reproches encerrados en tristes despedidas,
que marchen se quemen por siempre, que salgan ya de mi vida.

Deja que el manto de estrellas nos cubra, que la Luna hoy brille más fuerte.
Que el viento se entretenga al verte, y la lluvia se sienta inerte.
Deja de volver si te vas, quédate plena si estás aquí.
Yo buscaré entre tanto, un rincón apartado donde sobrevivir...

It was my decision.

It was my decision, now I'm paying for that.
Hoy el olvido improcedente no me deja respirar.
I wonna be your breath, I wonna be your mad.
Y ahora sólo soy recuerdos, que tiendes a olvidar.

No comprendo lo que fue, I feel like I'm falling now,
then you toke me up, brought me up again.
You were my escape for this evil live, but now...
Fuiste tanto, fui tan poco, desolado quedo por tu olvido.
Different roads, other ways, now I understand why she call me lazy.
Ella quería correr, mientras yo quería entender, como andar sin pisar sus pies.

I miss you, te olvido.
I want you back, pero este frío me conserva vivo.
Entiende que no entiendo, I'm becoming madnees.
Comprendeme tú a mí, que yo no te comprendo.
Understand that when I live, I tried not to be a Nintendo.

Sé que sólo tengo una vida, trains only passes ones.
I know how hard it's been alive, but I miss you,
and that it's killing me, no me deja caminar.
En el poco tiempo del que dispongo trataré de escapar,
been a boat en tu mar, que trata de no naufragar.
Diario del perdido que necesita tu regresar,
cause tonight my love, I think that I miss you so much.

10 jun. 2011

Adiós.

Todas mis grandes historias empiezan con una despedida.
Aquí va la nuestra, otra más de las tantas,
pues desde Noviembre a llovido mucho.

Lo último que necesitaba era otra puñalada más,
rastrera o no, ¿qué más da ya?
Si el caso es, que cuando tú no estés, otra luz vendrá.
Pondrá fin al presidio de la soledad.

Me gustaría ser más simple, menos denso.
Más maleable, menos tenso.

Ahora te veo, y te recuerdo sí.
Pero te veo, ¿y si te quiero? sí.
Pero entendí que una vida sin tí,
mi querubí, vale más que todo aquel sin vivir por ti.

Sentí en aquel latir de nuevo.
Mi sonreir emergió, al fin.
Me di cuenta que la soledad es placentera,
que el tiempo nunca parará a por mí.

Lo tengo asumido, lo único que pido es:
un poco de sinceridad, y dolor de pies.
Que demuestren, dejen presente, que mi camino a sido duro.
La sinceridad es un capricho que creo merecer.

Por fin quedé segundo en esta carrera.
Justo un segundo después de decirte adiós.
Vale, en serio, no te he olvidado.
Pero tengo derecho a sentir dolor, ¿no?

Estoy cansado de errar continuamente, por este miedo que...
Hice bien en irme, hice bien en dejarte.
Tú te hacías daño, y yo no te quería.
En fin... ¿por qué sigo escribiendo estos versos, si te bloqueé,
para hacerte ver que no te quería?

Ya lo dijo Nach; "quiero estar solo, si sólo todo estará bien".
Mi felicidad una vez más, iéndome de victimista un rato, a pasado a ser secundaria.
Que el mundo sonría, que me dejen en paz en mi vía, y que si alguna vez alguien quiere sacarme de ella... le recomiendo que no lo intente, yo no soy quien conduce (si no ella...)

Sólo sois sombras.

Sólo sois sombras.
La suerte se oculta entre la injusticia siempre,
el mal en la bondad, y la luz en tu alma.

Sólo son sombras.
Todo el daño que te hicieron se desvanece, cae, decrece.
Perece pensando que ha ganado esta batalla.

Sólo es sombra.
Esa soledad que te atormenta cada noche, que te estorba.
Que te duele, que te daña, que vive de tus sueños frustrados.

Gírate y grita, sólo sois sombras.
Y verás como todos desaparecen.

7 jun. 2011

Felicidad sinclusión.

Aprendí que la vida era una sala de espejos,
y que cuando enciendes la luz, esta te devuelve una serie de reflejos.
Me enseñó el tiempo que nadie sacarás tus castañas del fuego,
que de quemarse sacándolas trata el juego.

Aprendí con la edad que realidad y casualidad nunca se confunden,
que los temores y rumores sirven sólo para quienes los infunden.
Que ni hoy, ni ayer, ni nunca salvará nadie al soldado Ryan.
Que si no sabe andar estos senderos, lo mejor será que se vaya.

Sé el arca que todo abarca, y se embarca en cruzadas
contra el mismo tiempo que le marca parar.
Sé el arma de doble filo, escondida en la manga siempre,
que sólo se usa antes de naufragar.

Aprendí con el paso de los años, que sólo te hacen daño, cuando lo permites.
Y que no todos dañan, si no sólo quien te quiere.
Y por tanto esperé un abrazo, antaño, que no fuera de daño.
Comprendí entonces, que el que espera, esperando muere.

Que la soledad no es buena consejera, que te abandona en cuanto pueda.
Que la sonrisa se murió junto a la espera.
Y sin embargo, el orgullo siempre queda, no permitas que eso muera,
que ya nada te duela.

Que el esfuerzo se recompensa, siempre que es real.
Que el pirata de boquita siempre tiende a naufragar.
Que el que rima contra el tiempo se acostumbra a triunfar.
Aprendí que con el tiempo, sólo queda lo que es de verdad.
Esfuerzo, coraje, vida, realidad… felicidad.


Cuando se demuestra el esfuerzo, querido Wittgenstein, lo mejor es callar =)