¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

12 feb. 2012

Sin despedida.



Hoy el verso delinea un mismo sentimiento, un mismo mensaje.
Una mezcla de amor y odio, de pérdida, de tristeza infinita que no puedo contener.
Viviendo tan deprisa que me da vértigo mirar al frente y recorrer este peaje,
que la vida entre compases me impone; andar más allá de donde tú estés.

Nadie me dio a elegir jamás el volverte a ver, el sentir tu caminar o el volverte a oler.
Nadie más volverá a juzgar aquella manera de vestir, aquella manera de ser o de amar.
Pues el destino decidió ponerme en su contra y… no me dio armas para poderte defender.
Nadie volverá jamás a interrumpir tu realidad, pues aquel freno hizo de este dolor algo tan real…

¿Dónde quedarán tus silencios? O aquellos mensajes en noches perdidas entre compases y desconsuelos.
Tu infinita dulzura de niña, tu entereza de mujer y tu brevedad ahora más afianzada.
¿Quién devuelve tantas lágrimas por un ser querido, tantos corazones que se rompen entre frágiles latidos?
Te vas sin haber vivido, dejas tantas cosas con tu marcha que resulta hasta egoísta ver como te has ido.

Hay curvas que no sabemos afrontar con firmeza, y los grados de más nos derriten en tinieblas.
Las banas promesas de una vida eterna, hoy tan sólo son puñetazos en una mesa desgastada.
Nadie te dio a elegir el irte o el vivir, el permitir un último fallo, el poder huir de aquí.
Como lo ves no es fácil vivir sin ti, tu pérdida me ata a este sin fin de desdichas en cadena.

La necesito cerca, quiero tenerla cerca, quiero que por mi puerta algún día aparezca..
Sentir que tu hombro me ayuda y que limpia mis lágrimas, quiero que esta pesadilla sea una más de tantas.
Volver a ver tu sonrisa, volver a sentir tu mirada, y que tus carcajadas vuelvan a llenar mi espacio.
Quiero volver a escucharte, quiero volver a tocarte…quiero que todo vuelva a ser como antes.

Vuelve de donde te fuiste, vuelve de donde marchaste, o llévame a mí para que tu calor me abrace.
Quiero mirarte a los ojos, quiero ver tu sonrisa, quiero no ser el despojo que muere contigo y ni avisa.
En un solo momento, en un volantazo partió de mi vida, y su vida ahora responde, a la de otra alma perdida.
Sin una despedida, sin ningún tipo de consuelo… la noche acabó con tu vida, y con el olor de tu pelo.

10 comentarios:

  1. Muy triste. Muy sentido. Muy poético. Muy bonito.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante Fernando, impresionante de triste e impresionante la forma bella de tu escrito.
    Un gusto leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonitos tus poemas... Besos

    ResponderEliminar
  4. Fernando Aláizfebrero 17, 2012

    ¿Por que copias poemas de internet y les pones tu nombre? ¿Sabes que eso es ilegal, o, si no llega a serlo, de mal gusto?

    ResponderEliminar
  5. Perdón¿? jaja Mi obra está registrada, míralo cuando quieras en los enlaces. Sabías que ir de listo es cuanto menos de mal gusto? Saludos majo!

    ResponderEliminar
  6. Fernando Aláizfebrero 18, 2012

    Queda usted disculpado. Si digo que es un plagio no es por mera casualidad. Estos poemas los he escrito yo. Es más, están recogidos en un libro.

    ResponderEliminar
  7. Demuéstralo. Y de ser así, ten por hecho que te enfrentaras al consiguiente delito penal, y a sus consecuencias. Suerte.

    ResponderEliminar
  8. Disculpe pero a lo mejor el que se está plagiando es usted y no mi amigo...Es más, le puedo asegurar que el talento que el tiene no creo que lo haya copiado de nadie, y muchisimo menos de usted.

    ResponderEliminar
  9. Este blog no es para que la gente toque las narices,si te aburres y no sabes qué hacer deberías dedicarte a escribir más de esos poemitas tuyos y dejar que los buenos escritores se expresen libremente.
    Por lo demás,el poema está genial :)

    ResponderEliminar
  10. Aun cayendome mal el propietario del blog, no es para acusarle de plagio, y más tan descaradamente. Da pruebas, si tienes narices, pero no puedes ir acusando porque sí. Un abrazo

    ResponderEliminar