¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

24 sept. 2009

Un segundo.

En un segundo, mi universo se fracciono,

y volvio a su ser, en un instante...

Y apago mi luz, dejo a oscuras mi alma,

me iluminaron tus sonrisas.

Me engatuso su cuerpo, quede

suspendido en el espacio, durante un segundo...

Y en el Eden se poso nuestra mirada,

mientras el fuego corrompia mis pupilas.

En un segundo, se trunca tu universo.

Un error que podria suponer la muerte...

La Luna, en su auge y apogeo acogio,

un alma mas.

Y dolio, y sufri, y llore al recordarte,

pero duro poco mi lamento.

Una navaja dejaron entrever mis labios

para acabar con el sufrimento.

Docenas de veces te quise.

Miles de ellas te odie.

Otras tantas logre olvidarte.

Y en un segundo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario