¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

13 dic. 2009

Grito desgarrado.

Grito desgarrado desde mi garganta la noche rompe,
no lo olvides, estaré a tu espalda para aquellos entonces,
cuando te quedes sola, desarmada, inmóvil.

Enterrada en penas madrugadoras,
que al alba te encerraran en su prisión de caramelo,
fundido por tu pecho hasta tu valle...

Fundición, de aleaciones perfectas,
en la periferia tu otro yo campa pendiente,
disfrutemos de esta noche como si fuera la última.

Juguemos al amor lo que nos queda de juventud,
apartemos el polvo que se estanca en tus caderas,
quitaremos la penas que atormentan nuestras cabezas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario