¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

9 dic. 2009

Duo de dos.

Luces tenues que se apagaron con el tiempo,
ubicuo tu recuerdo, que siempre me atormenta,
cenizas de un amor que ya no prende como antes,
índices de mi vida ardua y confusa,
ahora quemada por el paso de un tiempo sin respuestas.

Lisonjero tu recuerdo, primer rechazo de una serie de mil,
eres la historia de un precioso amor sin mí.
Y mira que te quise, te regalé mi corazón... mas
reiste a carcajada intensa,
entonces, ahora, de tí me rio yo.

1 comentario: