¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

26 dic. 2009

Déjala vivir.

Corre que se va, es el viento quien la lleva.
Déjala volar, mientras sea ella la que quiera:
salir corriendo del convento en el que se marchita,
o sentir el viento que entre muros no corre.

Déjala vivir, si se acabó el amor,
si ya te dijo que no, ¿para que amargar más?.
Te rompió tu corazón, otros besos lo arreglaran.
Déjala vivir, déjala volar.

El constante maldecir de cada hombre que toca,
el eterno sin vivir, al que aferrarse toca,
ya llegará la niña dueña de tu boca,
déjala vivir, la estás volviendo loca.

Olvida su ventana, su cristal no es transparente,
perdió la clarided junto con la lucided de tu mente,
no te obsesiones, tan solo, es una entre mucha gente,
déjala vivir, no me seas demente.

La estas rindiendo ante la soledad, la estás volviendo loca
déjala en paz. Asume que sus besos a otro corresponden,
rectifica tu pasado, no cometas los mismos errores.
Déjala vivir, no la pongas más barrotes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario