¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

23 dic. 2009

Cínica, mentirosa y vacía...

Ciego es el que no ve,
mas vi cada uno de tus pasos,
que con arte resalzaron,
el taconeo de tus pies.

Volando llegaste a mí,
me quedé con lo superficial,
de entre tantas noches elegí,
en la que me iba a coronar.

Ciego es el que no siente,
pues no ve lo diferente, que
se muestra la noche; incoherentes,
las noches que conmigo estas.

Cretina, vulgar apariencia que me engañó,
caí en las redes de tu malevolo juego,
menos mal que para ti no doy el pego,
a ver que me dice luego...

Ciego es el rechaza lo irreal,
pues no tiene lógica lo inmoral,
de una mujer tan cruda y cínica,
que vendio la hipocresía por amor.

Tanta palabrería absurda, vulgar, indiferente;
que atrona mis oídos, mas paso de ella.
Con sutiles palabras no llenará mi corazón,
palabras vacías de sentido común...

No hay comentarios:

Publicar un comentario