¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

30 may. 2012

Garabato en el papel.

Hoy debo admitir que me siento ausente.
Entre la gente, reconozco mis fugaces destellos de atención.
Pero ni aun así me divierten…
vuelo sobre mi órbita, inerte.

Soy un ave de cartón, que sobre vuela aquel rincón, siempre.
Un garabato en el papel que indica ira…
quizá si vuelvo a caer…

Hoy todo será como yo lo quiera decir.
Nada cambiará si ambos nos dejamos morir.
Puede que si lo gritamos más alto, o más en nuestro idioma…
si llegaran a entendernos evitaríamos el fin.

Esta noche me prohíbo ser más yo.
Pienso perderme entre tu ilusión,
y en cada respiración seré tu contracción.
No las ganas de expandirte o de volar, no esta ocasión.

Somos restos en la piel de un pasado que quemó.
Seres incapaces de caer si ellos llevan el timón.
Volveremos al ayer si al futuro no lo colma la razón.
Volveré a caer, volverán a caer…

porque cayendo soy yo.
Porque cayendo somos dos.
Esboza una sonrisa más…
mírame sin decir nada más…

No hay comentarios:

Publicar un comentario