¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

29 may. 2012

¿No ves que nos estamos jodiendo?

Suenan las guitarras que indican el comienzo del baile.
Hoy llorarás de pena al verme resurgir.
El dolor será el aliado perfecto de esta condena,
si la soledad se lleva lo que quedó tras fingir…

Miradas al vacío que no esconden el suplicio,
dicen que el castigo será, tragar aire al besar.
Puñales como versos que se clavan hasta el tórax,
un tiempo que aniquila cada grito de verdad.

Ahora que todo va a comenzar,
mis comandantes empiezan a dimitir.
Ahora que tocaba luchar contra tu ser,
todo cuando tengo ha empezado a correr.
Y gritos por aquí, y gritos por allá.
¿No ves que nos estamos jodiendo?
Vamos a dejar de calentar esta batalla…

Puede que el sueño nos meza hasta un nuevo amanecer.
Que no sepa como anoche, que no sepa a ayer.
Siempre puedes cambiar de aires, si están crispados éstos.
Siempre puedo morirme y dejar que hable el resto.

No será posible… hoy no.
No entra en mis planes mi abdicación.
Verás relámpagos por la emoción.
Comienza un nuevo asalto con una nueva razón.

Ahora que tocaba asestar el golpe final,
las espaldas se doblan hasta tocar el barniz.
Ahora que venía la muerte final,
deslizan tras mi puerta un papel que dijo “estar feliz”.
Todo cuanto soy lo mata tu orgullo…
¿No ves que nos estamos muriendo?
Que ya no hay remedio para nuestra realidad…

Y cada emoción sabrá a suspiro.
Sí, cada emoción sabrá a tiempo perdido.
Una estampida para el recuerdo que me mantiene vivo,
deja entrar a la calma que conlleva un nuevo momento impío.

¿No ves que nos estamos jodiendo?
Basta ya de pelear…

No hay comentarios:

Publicar un comentario