¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

8 may. 2012

Vámonos.

Vámonos, que el hielo se acerca a por nosotros.
Que nos pisa los talones.
Que nuestras peleas son resistentes.

Vámonos, vámonos, vámonos de aquí.
Que entre este silencio no podremos reír.
Aunque las cenizas del pasado evaporen la ilusión...

Vámonos tan lejos que ni la sombra nos siga.
Vámonos, vámonos... hoy toca esperar.
Un último golpe y nos vamos a dormir, promételo.

Prométeme que me mirarás como ayer.
Vámonos lejos de las promesas que no dicen nada.
Y míranos. Hemos perdido ya. No nos dará tiempo a correr...

No hay comentarios:

Publicar un comentario