¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

9 may. 2012

En fin...

Vale. Venga, que no pasa nada. Sólo es una más... de las que quedan.
¿Sabéis qué? Me encantaría saber vivir sin esos remordimientos. La gente me lo dice, las chicas me lo dicen, que debería ser más malo. Los chicos sólo me dicen que debería follarme a la que se pusiera a tiro. Sinceramente... ¿qué queréis que os diga? ¿Sois felices? En serio, ir de flor en flor... ¿sois algo en la vida? Sabéis las consecuencias de vuestros actos, supongo que no os importa. Como serle infiel a tu pareja... repetidas veces, y luego ir poniendo cosas como; te amo. Hijos de puta jajaja, es grandioso ver esas falsedades, qué asco en serio, qué asco. "Somos jóvenes" "Eres un amargado Cañete, no estás disfrutando de tu juventud", bueno, opiniones como colores. Mientras que vosotros la metéis hasta en los hormigueros, yo sé lo que es amar. "Maricón" bueno, no creo, tampoco creo que pruebe por si acaso. Hay cosas que prefiero no descubrir. Pero, ni mi primer beso fue por amor, ni mi primera vez tampoco. Ni mi primera pareja lo fue. Y yo, que siempre pensé que esas cosas eran importantes... me doy asco. Por haberme sido infiel de esa manera, por vuestros principios. Y que soy lo que queráis, insisto. No me voy a casar con nadie para hacer nada, obviamente. Pero eso de jugar con los sentimientos de la gente, así, sólo porque podéis hacerlo. No me va ese juego, se me nota demasiado cuando finjo. Haced lo que os venga en gana, obviamente. Pero yo seguiré aquí, viéndoos e inspirándome. Por desgracia, tengo muy claras las cosas que no quiero ser, pero no las que quiero ser. Tampoco tengo claro a quién quiero... y lo siento, no puedo prometer nada, encima eso. Jamás he prometido un para siempre, ni he dicho un te quiero, porque no lo he sentido. Porque yo temo, y tiemblo sabes, y no puedo prometer. Porque tengo muchas dudas de todo... y a quién le duela que haya días que recuerde otras caras, otras conversaciones, otras personas que me llenaron como persona... no puedo remar sólo siempre, lo siento. Yo perdono otras cosas que nadie sabe reconocer al parecer. Pero bueno, he aceptado con el tiempo, que es tontería luchar contra estos "seres únicos" como dicen los lesbianos. Ellos sabrán, ya vendrá alguien como yo, supongo, y si no, pues nada, morir en soledad. Hay gente que le pasa, no es tan raro.
Pero tengo muy claro, que no estoy dispuesto a seguir dando bandazos a ver a quien engaño. Soy lo que soy.
Aquí estoy porque he venido, porque he venido aquí estoy, y si no les gusta mi canto, como he venido me voy. Pero volveré...

No hay comentarios:

Publicar un comentario