¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

15 may. 2012

Gilipollas(llas)


Ella respondió; qué bien.
A mi triste y fiel “te quiero”
Ella recordó el ayer,
y dejó morir aquél momento.

No puede ser, estás volviendo a ser él.
Ya veo sus ojos y esa otra piel.
No puede ser, no más, no, ya hablas como él.
Ni un te quiero ni un te querré chaval…

Y ahora pongo en tu camino un adiós.
Ahora pones en tu boca un lo siento,
en forma de mirada indiscreta que entiendo.
¿Estás jugando conmigo o ambos lo hacemos?

Si todo fuera de color azul cristal;
el cielo sería asfalto.
Si volviéramos a la casa azul, a aquel lugar alejado.
¡Espera un momento! Un nuevo verso entonado.
Y mis ganas de morir contigo y vivir a tu lado…
gilipollas enamorado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario