¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

29 may. 2012

Sigo bebiendo a tu lado.

Caerán las once y seguiremos bebiendo,
al son de este desalojo emocional.
Seguiremos vertiendo al papel, emociones sabor mar.
Añoro esos domingos de extraña sencillez.

Todo se vuelve tan infinito a tu lado...
pero no lo entiendo, no entiendo nada.
Tienes el pelo alborotado, y la mirada perdida.
Algunos dicen que ando perdidamente enamorado...

Da tanto miedo verme así, arrinconado.
Negando una realidad que debería haber aceptado.
Podrías ser infinita, y mía...

Si dejamos morir la pasión, caerá en tinieblas.
Si consiguen pasar forzando la puerta,
no volverán a saludar a menos que sientan el alma muerta.
Si te dejo marchar, si el corazón desacelera...

Pero es tan arriesgado, poder caer de primeras...
si fueras cualquier otra sería más sencilla esta tregua...
no puedo hacer más, que esperar a que des una última vuelta.
Mírame, sigo bebiendo a tu lado, siempre de la misma botella...




No hay comentarios:

Publicar un comentario