¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

27 abr. 2012

Ti voglio bene!

In crescendo.
Este sentimiento que nunca entendí de donde vino.
Apareces de la nada, me vuelves débil.
Y te apoderas así, tranquilamente de mi ser.

Piano, pianissimo.
Tu voz susurrando a mi oído que me calle.
Que me deje llevar por una vez.
Pero si no te entiendo, più alto per favore!

Ahora sí te entiendo, bella donna.
Quisiste susurrar un "ti amo".
Bambina, me estás haciendo perder la cabeza.
Ti voglio bene!

No hay comentarios:

Publicar un comentario