¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

4 abr. 2012

Algo se perfila, yo me entiendo...

Siempre he escuchado antes de callar, siempre he buscado en otros las respuesta que no me supe dar, siempre he intentando llevarme bien con todo el mundo; pero con el tiempo descubrí que eso es absurdo. Siempre quise ser yo mismo por delante de cualquier ideología, pero el tiempo me enseñó que soy lo que dos almas quisieron un día, quizá no es lo correcto, pero es lo que valgo, y cuanto más intento ser como debo ser, más gente se cree con derecho de decirme algo. O enseñarme a vivir, verás, si no te pido ayuda es porque no puedes hacer más por mí, o quizá sí, pero decidí, dejarte de lado para poder seguir con mi camino, seguro que no es recto pero es lo que decidí al respecto; de tantos falsos como veo, creo que me excluyo, siempre intento ser sincero antes de ser algo tuyo, pero hay días que no puedo y yo también miento a veces, pero son tan pocas que mi nariz parece más la de un pitufo. A veces dicen que soy raro por no andar con vaqueros y sí con camisa, a veces los insultos no avisan y a veces intentan pisarme, pero siempre estoy tan alto que no acostumbro a dejarme. El que lo consigue sin embargo aprieta hasta estrangularme, pero mi vida es así y hace tiempo que me acepto; no soy un chico diez ni un cero perfecto, aunque hay días que siento que nada encaja; si tanto me quieres, ¿por qué solo me llamas en tus horas bajas? El error será mío por creerme algo tuyo antes de llevarte a mi cama, o de recordar tu nombre cuando llegó la mañana. Acostumbro a ser portada de tu historia, aunque nunca me verás en un programa de la Noria, y al cien por cien debes creerme, nunca fui lo mismo que el resto, ni tampoco diferente, porque no puedes encajarme en nada conocido; soy un alma errante que baga por corazones escondidos. Y si es cierto todo esto, por qué siento estar mintiendo? Si en realidad mi vida no es nada más que un sentimiento equivocado, dime tú, ¿en qué me he aceptado? Si cada noche que pasa tengo a menos gente a mi lado. Y aunque sé que ahora mismo estoy mintiendo, os contaré que me marcho esta noche sonriendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario