¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

14 abr. 2012

C/Resignación.

El tiempo perdido se esconde en el mismo lugar
en el que se ocultan los sueños robados, en la calle de la resignación.
Mañanas ínfimas y tersas que te recuerdan un tiempo mejor,
un escenario y un discurso preparado; una voz en off que me aleja de mí.

Quizá si lo intentamos marcha atrás, buscando una mejor posición,
otro punto de vista; controlemos mejor el volumen, creo que nos estamos gritando.
Quizá si grito se me escuchará mejor...
Es tan obvia tu verdad que se esconde entre mentiras, qué ilusa.

Un campo de batalla y una vida como mediadora.
Un retal de recuerdos y un redil de desengaños nos impiden llegar.
Somos sinceros. Estamos siendo sinceros. Aquí nadie se miente.
Tengo un título para nuestro guión; "los seres poco inteligentes".

Pero si todo termina como una explosión sin daños ni prejuicios.
Todos arrasados por un tifón que acaba en diós, y una mirada de soslayo.
Si mentimos más que hablamos nada más empecemos a correr,
dime; ¿recordarás que un día nos quisimos? Qué iluso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario