¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

25 abr. 2012

Cometa.

Si al volver no me encuentras,
recuerda que apagaste la luz.
Estaré dormido.
O me habré fugado.
Sea lo que sea, no me sigas, que soy un cometa sin control...

Si consigues entrar, mira por la ventana.
Cualquier astro, cualquiera, de todos los que hay,
alguno fijo que soy yo.
Porque ¿para qué descansar de algo que me mató?
Con lo cool que queda renacer.

Mira como salto entre horizontes,
sin perder ni por un segundo mi norte;
rumbo al infinito, máxima distancia.
Cuanto más lejos de ti, mejor.

Pero la potencia alguna vez destruye.
Calma mi ansia una nueva calada de tu olor.
Recuerda que perdiste la llave, o la tiraste,
o la rompiste para que nadie volviera a entrar.
Me perdí por algún espacio, no me vengas a buscar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario