¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

23 abr. 2012

Mañana, luz.

Mañana habrá más luz.
Mañana abriré las ventanas.
Tu aroma es intenso, apareces de la nada y me alumbras.
Mañana entrará el sol, porque así lo ha querido Septiembre.
Y en su monótona canción, el sol trajo consigo la buena suerte.
Mañana habrá más luz, mañana entrará la corriente.
Que hace temblar a la penuria, y a su miedo intermitente.
Mañana habrá tanta luz que deba mirarte,
y cerrar los ojos sin creer que estés en mi vida.
Hasta mañana luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario