¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

17 ene. 2010

Poeta atormentado.

Cierro los ojos, y observo el interior.
Todavia quedan rastros del ayer,
ni una sola mueca sin reprimienda,
ni un solo recuerdo que olvidé.

Su rostro me persigue cada noche,
en un mal sueño la encontré.
Y tizanada mi cara del hollín del tiempo,
sin más dilación la besé.

No se va, no se irá, pues nunca se fue.
Creí haberla querido perder... pero no.
Es mi yo carnal el que no quiere más daño.
Es mi otro yo; te extraño.

Sigue apareciendo en mis sueños,
cada vez que me enamoro de otra...
es mi maldición, mi perdición, mi excusa perfecta.
Y yo un poeta atormentado por tu recuerdo...

1 comentario:

  1. Yo también estoy atormentada, qué putada vivir con esto. A ti te sirve de inspiración para poemas, pero yo no encuentro manera de sacarlo. Un saludo.

    ResponderEliminar