¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

1 ene. 2010

No soy más.

Si lo bloqueas, no pasa.
Si no quieres oirme, dame la vuelta, me pondré en silecio.
Los campos están arrasados, no queda nada que amar.
Todas las flores están marchitas.

No seré yo el que reinvente el amor,
aunque me encantaría hacerlo.
Para cambiar los baches y obstáculos,
que me impiden tenerte.

De una patada, mandé el balón a tu tejado.
Si veo un hueco, no lanzaré.
Me da miedo la inconsciencia del amor,
me da rabia mi sensatez.

No soy más que el muerto viviente,
que vive si te ve.
No soy más que un sueño,
no soy más, que una copa de té...

No hay comentarios:

Publicar un comentario