¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

3 ene. 2010

Cobarde.

No tengo remedio, por más veces que me caiga,
más veces me tropiezo, más crece mi ignorancia.
Pensé que dejar hablar al tiempo era lo correcto,
y ahora me dicen que el tiempo es mudo...

No me deja dormir, tu recuerdo no me deja,
no se aleja, no se marcha, me atormenta.
Quizás perdí una oportunidad divina,
pero juro que tenía mis motivos...

Aún así, no comprendo lo que me rodea,
un aro de luz que me ciega y no veo nada.
¿Eres real, o una broma del destino?
¿Que hago, te alejo, o te sigo?

Maldito miedo que se asoma en mi cuerpo,
llamamelo, lo merezco; cobarde.
Tanto que presumí de valores, y ahora me arrepiento de ellos,
por dios, no te marches, dame otra opotunidad si no hice lo correcto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario