¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

3 ene. 2010

Culpando a la Luna.

Mírame, hablame, sienteme...
Piensa en lo que te pierdes,
cada vez que corres, que te alejas,
y miro como desde lejos te caes.

Sigo soñando, sigo creyendo.
Continuo pensando que todo es un chiste
malevolo del destino, que se rie de mí.
Cuanto la quiero...

La lógica imposibilita mi amor,
lo hace lento, lo hace torpe.
Enfría mi alma, derrite mis ojos,
que se queman si te ven en brazos de otro.

Apagué el infierno, con las tristes lágrimas que derramé,
esta vez no podré levantarme.
Y al final acabamos los dos en camas separadas,
culpando a la Luna, por alejarnos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario