¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

3 ene. 2010

En diez dias.

Agua pasada que moja mi cara.
Es la brisa del viento de poniente,
la que me azota la espalda cual vendabal.
Tiempo que pasa rápido a tu lado.

Se me irian horas, odio mirar al reloj.
Prefiero mirar tu cara, es más bella amor.
Es el miedo a lo desconocido,
el que con mi amor compite.

En diez dias irrumpiste en mi vida,
como nadie antes lo había hecho.
Me enamoré de ti, tú de mi,
y por tonto, nada fue hecho.

Me faltó la lucided de la que fardo,
pero seguro, la vida, me dará otra oportunidad.
Y aunque no me veas, estaré llorando,
si llego a ser tan tonto, de dejarte marchar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario