¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

31 mar. 2012

Qué tontería.

Qué tontería, ¿no? Te tengo tan cerca, y sólo imaginando puedo tenerte a mi lado.
Son las cosas del ayer, ya ves, son ilógicas en su mayoría.
Mírame, estoy flotando sobre hojas de papel, me siento tan libre…
da tanta pena observar el presente y preguntarme, ¿qué estás haciendo?
Nos mataron las ganas de correr, reías y callabas.
Sin pensar en los hechos predecimos el futuro, cada uno en su oscuridad.
Que esta realidad nos supera es un hecho, y en el cerco del final, nos anclamos;
nos da miedo el más allá, el más acá, y el stand by.
Míranos, damos tanta pena, tanta pena, tanta, tanta pena…
y repitiéndome que todo tiene su fin, procuro sonreír, fingiendo.
Qué tontería, ¿no? Entiendes lo que te digo, ¿verdad?
Que un día más no estés conmigo desluce esta realidad, lo siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario