¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

8 ago. 2011

Se venden universos para lelos.

Se venden universos para lelos, en los que cualquiera podría ser feliz.
En los que las normas desaparecen, leyes físicas y cotidianas se mueren.
No hay explicaciones, pues nadie quiere darlas, y nadie quieres escucharlas.
Se venden universos para lelos en los que se puede empezar de cero.

Hay lugares inimaginables, donde aún existe la mágia.
Lugares tan lejanos que hay quien murió en el intento de encontrarlos,
sitios donde las puertas se abren cuando nadie las toca,
y cuando nadie mira, el cielo, se tiñe de un inesperado azul celeste.

Hay lugares creados para ser admirados, repletos de ilusión y de deseos cumplidos.
De corazones que vencieron a la más cruenta batalla, y con fiereza,
se levantan cada vez que tropiezan.
Hay situaciones donde el ser humano es feliz, sin peros y sin consecuencias.

Existen paisajes dignos de dioses donde jamás habrá manzanas,
ni serpientes, ni tentaciones mucndanas que te aparten de la perfección.
Donde tu propia comodidad sea el único problema,
un mundo donde los poetas habremos desaparecido, en el que el arte habrá perecido.

Se venden universos para lelos, lugares donde el hombre nunca estuvo,
sitios donde sería imposible convivir, el Edén a la moderna de quien busca ser feliz, sin encontrarlo.

1 comentario:

  1. ¡Genial! mira que llevas razón. Más que un santo.

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar