¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

2 sept. 2011

Empezar de cero.

Me equivoqué, pensé que todo iba bien pero no, no es así. Debo dejar de engañarme un rato, sólo un momento, y preguntarme; realmente, ¿qué ha salido bien desde aquel momento? Me avisaron que me entrarían las dudas, pero se equivocaron, no tengo dudas de nada, tengo las cosas muy claras, sé lo que soy, y sé lo que siento, lo que presencié, lo que fui, y no tan claro lo que seré pero, más o menos, a bote pronto, soy capaz de hacerme una idea. Sin embargo, sigo sin saber realmente valorar los momentos, no soy capaz de poner nota a nada, no consigo entender la inmensidad de los acontecimientos… Vayamos por partes, eso sí, prometo que esta es la última entrada en plan filosófica en mucho tiempo, porque me estoy agilipollando (atontando para los más fisnos) con tanta tontería, con tanto pensamiento abstracto. El tema de mi fe; no quería crear ninguna polémica con eso, pero como siempre, todo el mundo opina, y todo el mundo intenta influir, pero claro… los padres influyen más que nadie. Se convirtió todo en una gran tangana, que se resolvió conmigo sin poder hacer lo que quería, pero bueno, mi fe sigue ahí, sigo sin tener que demostrarle mis creencias a nadie, así qué bueno, ya me confesaré más adelante, no tengo ninguna prisa. El tema de la carrera; aquí se juntó mi gilipollez aguda y la falta de información en la URJC, que sí, que debería haber mirado mejor seguramente, pero no jodas, acceso a la información más que difícil, y no les costaba nada mandar un correo ¬¬ Pero bueno, fallo mío (inmenso, eso sí). Dentro de un rato les llamaré, por que mañana no creo que trabajen xD. El tema de mi madre; no quería hablar de esto aquí, tampoco le interesa a nadie, pero como nadie lo lee, me desahogo un rato. No está bien, antes se le iba la memoria a veces, se le iba la cabeza, pero tras el golpe… no es que haya cambiado, pero no está bien, no del todo bien vamos… y no sé como llevarlo. En casa parece que nadie se da cuenta, pero quizá, como siempre, presto demasiada atención a pequeños detalles que nadie da importancia (acabo de definir “rayado” así sin quererlo, qué bueno soy joder, como me amo). El tema de mi sociabilidad; no soy el mismo con la gente, no sé que narices me pasa. Me siento más cansado, no tengo las ganas de aguantar tonterías que tenía antes, ya no puedo con ciertas falsedades, con ciertos abusos que la gente hace, creyéndose quizás algo más que simples mortales, que es lo que somos todos. Siento que estoy más borde, más cerrado, más insulso, más perdido en mi inmenso mundo interior… tan loco a veces y tan salvador otras (joder, me estoy dando miedo hasta yo, lo de ser un enfermo mental coge fuerza… xD). El tema del anónimo anti-eclesiástico; en fin jaja, pocos comentarios a una persona que no se atreve a dar su nombre. Siempre les pasa igual, no me refiero a la gente de izquierdas, me refiero a cualquier persona que intenta defender algo a través del insulto fácil, de los tópicos. No me jodas, ahora soy fascista por creer en Dios? Donde hemos llegado por favor, sabía que el sistema educativo de este país era una mierda, pero, tan grande? En fin, quien se esconde detrás de un puño en alto, de un grito, de una multitud o de un martillo, merece pocas más palabras, pocos dan la cara. El tema del EDdP; bueno, se me ha motando una esta tarde muy, muy seria. Intento acceder al blog, y me había caducado el dominio, no me dejaban entrar en mi propio blog, perdiendo obviamente todas mis obras, toda mi vida! Creía que me daba algo, en serio. Menos mal, que los majos de Google, me daban la opción de poder renovar mi dominio, otorgándome así derecho para poder acceder a mí blog. Juro que quería matar a alguien xD. Creo que le he pegado una pasada a todo en general, si me dejo algo, ya lo actualizaré cuando despierte, que se acercan las dos de la noche, y debo estar en la cama para esos entonces. Respecto al tema amoroso… sigo resistiéndome a hablar de ello abiertamente. Mentí al principio, tengo dudas, muchas dudas a cerca de lo que siento. No sé realmente qué es lo que me pasa, no sé qué es lo que quiero, lo único que tengo claro, es que voy a seguir esperando a que el tiempo actúe, porque no puedo hacer mucho más, he fallado demasiadas veces, y no estoy dispuesto a volver a caer porque sí, lo que no significa que no esté dispuesto a amar, que quizá, sólo quizá, sí estoy dispuesto a dejarlo todo atrás… asco de pasado que atormenta a este estúpido poeta, menos mal que toca empezar de cero, volver a levantarse una vez más, además, ahora que no estoy solo, debo aprovechar para impulsarme lo suficiente… nunca se sabe cuando se volverá a bajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario