¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

27 abr. 2010

Cosas tristes; hablemos de amor.

Hoy quiero hablar de cosas tristes, no me apetece ser feliz.
Hoy Cupido me dio las alas, para que fuera por ahí...
Hoy he salido de mi casa, me encontré aparcado al amor,
le pregunté que si pasaba, y me dijo que no.

Que no quería hablar de cosas tristes, sólo quería volar, en tu colchón,
que temía, al odio, al espanto, que quería otra canción de amor.
Que sufría al verme sólo, sólo quería, verme sólo yo.
Y sintiendo como se iba, me dijo; hazle una poesía al amor.

Y le dije que no, que ya era bastante con aguantarle sin resquemor.
La dije que no; no quiero besarte, quiero seguir triste hoy...
Hablamos de cosas tristes, siempre que hablamos de amor,
y me resulta ya de chiste, siempre la misma emoción.

Se perdió el calor de un beso,
se fundió el frío y el dolor,
nadie comprende que no busco eso,
llámame raro, yo lo llamo amor.

1 comentario:

  1. Pues ya somos dos que a veces nos provoca hablar de cosas tristes, la tristeza como el amor también tiene su belleza.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar