¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

16 abr. 2010

Amado blanco.

Una excusa más, de tu por venir.
Te quiero princesa, no se vivir sin ti.
Remando la veleta, que una vez crecí,
en aquel parque la vi...

Me despierta por las noches,
me llama porque si.
¿Que quieres cariño?
Dice quererme a mí.

Locuras del borracho que bebió
hasta el amanecer. En aquella
barra la conocí, y no me separé jamás.
Ningún verso plasmará lo que la quiero.

Si la pego es por ti, las otras
en mi cama, no se igualan a ti.
Mi matrimonio, mi hijo; amado blanco,
¡todo para ti!...

"Por que todo lo que te queda es ficticio,
triste y solo cocainómano, perdiste los estribos,
arrancaste de tu vida lo querido,
vendiendo tu alma al diablo... por un misero gramo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario