¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

24 mar. 2010

Poeta de la Vega.

Parte de la vida que busqué,
entre sierras, montes y valles.
Paz precavida en cada detalle,
bosques, matojos de aire.

Poeta de la Vega, que ama su tierra,
la hecha de menos cada vez que se va,
si se aleja un tiempo, para extrañarte.
Tanto me dio mi pueblo, que perderlo me mata.

San Marcos, observando la contienda,
es la lucha contra el pasado,
mi legión de amor al arado,
que contra el clima luchó con honor.

No sucumbió a riadas pasajeras,
y con sus defectos lo quiero yo.
Y encallado en la orilla del Jarama,
San Martín de la Vega, se alza con honor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario