¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

31 mar. 2010

El sentirte mía.

¿Por que tarda tanto el tren?
En hora punta lo cogí quizás.
Esperaré hasta las tres,
a ver si le veo pasar.

Y contando minutos se me pasó la tarde,
¿las doce ya?, que de tranquilo alarde.
No tiene prisa parece el tren,
¿no volaba como dicen?

Se hacen torpes las facturas,
los recibos que pasaste por esperar de pié.
¿Que porqué esperé? Eres joven para saberlo.
O quizás torpe, quizás ingenuo.

¿Esperó aquel a que cayera la manzana?
¿O cayó sin más, y lo aprovechó?
¿Le pregunté a alguien si ella me amaba?
¿O esperé quizás, para averiguarlo yo?

Ay amor mío, mi canción favorita tu risa,
y siempre con la radio acuestas.
La brisa me la entrega tu pelo,
y siempre pierdo en las apuestas.

¿Será lo mucho que te quiero?
¿O mi poca puntería?
Serán por mi espalda tus dedos,
o quizás el sentirte mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario