¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

1 sept. 2010

Prométeme caer si resbalo.

Quemo el papel que estorba,
mientras de luto el bosque llora.
Deshago la cama a patadas,
no quiero dormir si sueño contigo.

Prométeme caer si resbalo,
no encontrar a medias lo perdido,
ni extrañar a ese beso cautivo,
que nunca llegaste a darme.

Ay! amor, llora el mar, la brisa, el caos.
Lloran los ángeles tu pérdida, lloro yo,
¿qué me queda? si ya no me queda nada,
ya no hay fuego por las entrañas, falta prosa.

En esta mecedora de sueños rotos,
las almas precavidas que desbocan,
y desembocan en la locura,
de ver a oscuras tu sombra,

sufren en silencio, a gritos sordos y acolchados,
magullados por los golpes de la Luna…
Su pelo al viento, esa melena de ajos,
que espanta a aquel que tu cuello quiso…

No hay comentarios:

Publicar un comentario