¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

1 sept. 2010

Anhelo

En esta cama tumbado el sueño,
y mis manos, maniatadas, sin poder tocarlo.
En esta casa mis adentro,
y yo sin poder mirarlos.

En esta calle está tu miedo,
y el banco cielo tendido.
Está el barro dulce,
de quien solo muere.

En este barrio está mi infancia,
mi negro pasado estuvo.
En este pueblo está mi alma,
que repleta de vida estuvo.

Y en mi país está lo que anhelo,
tan cerca tan lejos, que parece mentira.
Añoro cada uno de sus pasos,
su miedo, antaño, el mío…

No hay comentarios:

Publicar un comentario