¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

7 dic. 2010

Todo se oculta entre sentimientos fluorescentes.

Todo se oculta entre sentimientos fluorescentes.
Impotentes, presentes, y faltos de fiereza.
Quizás son la pieza del declive universal.
O simplemente el deseo de estar en tu cama arropadito

por tu pena, merece la pena la espera,
que por tus piernas, fluyen, deseos sin condena,
las cadenas se caen, y mueren estridentes,
contra el suelo estallarán esas bastardas serpientes.

Muere el silencio, si se cae el cielo.
Sobre tu espalda callará el viento,
aunque traerá rumores, cuan tambores retumbando.
Si me importaran todos ahora estaría llorando.

Y ahora lo veo todo más claro, más callado,
los truenos han cesado, todo el mundo se ha marchado,
y yo encerrado, en tu colchón anclado, todo lo que pedí
lo de dejo de lado, nada de lo que he luchado importa.

Dejo mi imprenta, en un papel mojado,
dejo toda mi vida, en un corazón helado,
custodiado, por un ser que sea doblegado,
ante una sociedad, que el amor ha maltratado…

1 comentario: