¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

12 dic. 2010

Ángel de amor.

Ángel de amor, ¿por qué me desheredas?
Yo que amé hasta la saciedad, hasta a la sociedad.
¿Cómo lo hago, dime tú, cómo cambio?
¿Acaso el tiempo está mal pagado?

Ángel dime, ¿por qué te marchas?
¿Este sueño ya ha acabado?
Me despierto, muero y caigo…
¿era todo esto necesario?

Perdón si lloro, pero es por el dolor,
siento que te marchas y no te pongo nombre,
no te haga cara, y aún así dueles, y matas.
Ángel inexistente que moribundo me mantiene.

Llamaste a mi puerta y te dejé pasar,
y ahora tu pena no me deja marchar.
¿Qué quieres que encuentre?
No, no quiero… vislumbro muerte.

Ven, ven aquí y sienta.
Hablemos de ésta injusticia que profanas.
Ángel de amor, que salvación te llamas,
dime entonces por qué permites que se pierda mi alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario